iPad Pro de 12,9" (2020) y Magic Keyboard: análisis completo en español

Apple cada vez se acerca más a los Mac con los iPad Pro, hasta tal punto que seguramente en un par de años lleven procesadores muy similares y en Mac se puedan llegar a utilizar apps parecidas a las que se desarrollan para iPadOS pero, ¿lograrán que el iPad Pro sea una decisión de compra valorada por profesionales?

En Viatea hemos probado esta nueva generación del iPad Pro de 12,9 pulgadas junto con el Magic Keyboard y te contamos sus novedades y lo que más nos ha gustado, así como lo que no, aunque te adelanto que son pocas cosas, siendo este un producto bastante ideal para quien lo necesite.

iPad Pro de 12,9 pulgadas: análisis en español

Comencemos con el análisis de este espectacular dispositivo, aunque antes tengo que comentarte que puedes acceder directamente al apartado que más te interese, aunque mi recomendación es que leas varias de los análisis completos antes de comprarte el dispositivo más adecuado para ti.

  1. Pantalla
  2. Sonido
  3. Batería
  4. Conectividad
  5. Cámara
  6. Realidad aumentada
  7. Diseño
  8. FaceID
  9. Procesador
  10. Magic Keyboard
  11. Apple Pencil de segunda generación
  12. Conclusiones y precios

Pantalla

La pantalla del iPad Pro es todo lo que podemos esperar. Pese a que estamos delante de un panel LCD, los negros son bastante cercanos a al sensación de tener el píxel apagado y los colores bastante bastante fieles.

Historia de las tablets: Samsung Q1 Ultra (2007), iPad (2010) y iPad Pro (v. 2020)

Cuenta con dos versiones: 11 pulgadas y 12’9, aunque cuenta con los bordes redondeados, lo que quita un mínimo de visión en favor de la estética. Por otro lado, el brillo es de 600 nits, inferior al del iPhone pero superior al de los iMac presentados recientemente. Este nivel de brillo sobra en la gran mayoría de ocasiones.

Por otro lado, el iPad cuenta con la tecnología ProMotion, que ajusta la frecuencia de la pantalla automáticamente cuando lo requiere hasta 120Hz. De ese modo, los gestos o deslizar en páginas web resultan mucho más fluidos que de costumbre. Otros detalles como la capa oleófuga y anti reflejos son también muy bien recibidos en la pantalla de este iPad.

Sin duda, la sensación que nos da la pantalla es sobresaliente tanto como cuando estamos viendo contenido en Netflix o similares, cuando tomamos apuntes como cuando estamos trabajando en la edición de algunas fotos o en tareas similares.

Sonido: espectacular

El sonido es otra de las cosas que hay que tener en cuenta si vemos mucho contenido multimedia, y este iPad, ya os adelanto, es muy ‘Pro’ en este aspecto. Cuenta con cuatro altavoces, dos a cada lado que producen un sonido estéreo bastante increíble para tratarse de una tablet.

El sonido puede alcanzar un volumen sorprendentemente alto y suena muy bien, con unos matices adecuados y muy nítidos, tal vez si le tenemos que pedir algo serían unos bajos algo más potentes pero, a nivel personal, no me importa mucho este punto.

Como en el resto de dispositivos de la compañía no podremos ecualizar el sonido ni añadir efectos extra a no ser que lo hagamos, si ofrece la opción, desde la aplicación desde la que escuchamos la música.

De hecho, cuando nos ponemos a ver una película en el iPad y lo sujetamos es bastante impactante ver el sonido que emite. En este aspecto ya sabemos que Apple suele esmerarse y esta no iba a ser una excepción.

Respecto a la grabación, este iPad cuenta con cinco micrófonos situados —mirándolo con el iPad en vertical —en la parte superior tres, en el lateral izquierdo uno y en la cámara otro. Esta es una prueba de grabación hecha por nosotros con el iPad.

Audio grabado con el micrófono del iPad Pro (2020)

Batería: mucho mejor que un portátil

Apple quiere meter los procesadores ARM que ya fabrica en la gama de los Mac en estos para mejorar principalmente su eficiencia y es que puedo decir sin equivocarme que estos iPad tienen una autonomía muy superior a la que encontramos en un portátil de cualquier rango.

Para que os hagáis una idea, según nuestras pruebas y estimaciones según el uso que hemos tenido del iPad Pro, tendremos en cada ciclo alrededor de 14 horas de pantalla con un uso casi exclusivo de Safari. Está claro que la combinación entre Safari, que es uno de los navegadores más eficientes, y el procesador permiten estas cosas.

No obstante, estas no son las únicas pruebas que hemos hecho. Una carga nos da para ver una película de dos horas en Netflix, llegando a alcanzar 9 horas y 16 minutos de uso de pantalla con otros usos como Gmail, Safari o Spotify en segundo plano casi dos horas y media.

Sin duda, la batería del iPad Pro se asemeja mucho a los otros iPad que he probado y es de las que cuestan gastar y de las que, aunque pasen los años y se degraden, no nos dejará tirados a menudo.

Si dudas entre el Mac y el iPad y eres una de esas personas que se mueve mucho, seguramente el iPad sea mejor opción visto desde el punto de autonomía. Además, viene con cargador de carga rápida en la caja, lo que no se podría concebir de otra manera, ya que aún con este cargador el iPad no se llega a cargar extremadamente rápido.

De hecho, según nuestras pruebas la carga de la batería puede prolongarse más de tres horas para la carga completa, por lo que si vamos a usarlo bastante será interesante ponerlo a cargar la noche anterior en la mesilla al lado de nuestro móvil.

iPad gestión de la batería del mismo y del Apple Pencil

Para cargarlo utilizaremos un cable USB tipo C, que nos trae ciertas ventajas de las que aprovecharemos para hablar en el próximo apartado.

Conectividad: WiFi, 4G y USB-C para el resto

Por supuesto, este nuevo iPad viene con conectividad WiFi, como no podría ser de otra manera, aunque también podemos ponerle una SIM para internet siempre y cuando compremos la versión Cellular.

Aunque esta versión no solo permite tarjetas físicas, si no también eSIM, que para viajar son una maravilla, sobre todo cuando es fuera del continente europeo. Aquí os cuento mi experiencia una semana con una eSIM en Estados Unidos, ¡una maravilla!

Por otro lado, esta es la segunda generación que incorpora el USB Tipo C en el iPad, lo que nos abre toda una puerta de posibilidades con este puerto. Le podemos conectar cámaras, HDMI…

USB tipo C iPad

Prácticamente cualquier cosa que podamos conectar por USB, desde un pen drive, pasando por un disco externo e incluso un teclado y un ratón por cable. Las posibilidades son mucho más extensas que con un cable lightning.

Cámara: nunca fue tan buena —y sorprendente— en un iPad

Apple ha incluido en este iPad dos de las cámaras que incluye el iPhone 11 Pro y las dos que incluye en 11 pero con una sorpresa, un sensor LiDAR. Creo que en vez de una cámara de ultra gran angular podrían haber incluido una cámara de zoom, que considero que en un iPad para hacer fotos a las dispositivas en una reunión o a la pizarra en clase, es más útil.

iPad Pro Cámara

A continuación vamos a ver algunas de las fotos que he hecho con este iPad, aunque os aviso de que vamos a prestar mucha atención a las dos cámara principales, si no a la LiDAR y a la realidad aumentada.

La fotografía con el iPad Pro es bastante sorprendente, aunque no tanto como la del iPhone 11 Pro Max, que ya analizamos en Viatea. La cámara principal ofrece buenos resultados, incluso en condiciones de poca luz, en este caso gracias al postprocesado, ya que no incluye Modo Noche, como sí que lo encontramos en el iPhone, por lo que no podremos capturar fotos impresionantes de noche.

Foto tomada con el iPad
Foto tomada con el iPad
Foto o tomada con el iPad

El iPad es capaz de hacer fotos panorámicas como la que veis a continuación. Los resultados son bastante sorprendentes, aunque no nos deja hacer modo retrato con la cámara frontal, cosa que nos preguntamos cómo sería incorporando un sensor LiDAR al lado que nos podría ayudar a medir con precisión los objetos y la distancia para hacer el recorte correctamente.

Panorámica tomada con el iPad

El modo retrato, no obstante, sí que funciona con la cámara frontal, de la que vemos un ejemplo a continuación. No os voy a mentir, asusta verse en una pantalla tan grande pero es bueno que lo hayan implementado.

Foto con la cámara frontal tomada con el iPad

La cámara ultra gran angular tiende a funcionar muy bien en entornos con buena luz pero, al igual que comentamos con el iPhone, su calidad desciende sustancialmente cuando la luz es insuficiente, aunque es bueno recordar que podemos echar mano del flash. De hecho, ni siquiera el post procesado es capaz de arreglarlo y se nos queda una foto con mucho ruido, aunque menos del que vemos mientras estamos capturando la foto.

Foto en condiciones de poca luz tomada con el iPad

A continuación, vemos la diferencia entre la cámara gran angular y ultra gran angular en dos imágenes tomadas a la vez:

Como vemos, la cámara del iPad Pro se comporta de forma correcta durante su uso, su interfaz es limpia y es, casi con total seguridad, la mejor cámara en una tablet. En cualquier caso, al no ser la tablet un dispositivo con el que se haga fotos de calidad constantemente, los fallos que podemos encontrar al analizarla son bastante superfluos y no supondrán un problema para la mayoría.

Sensor LiDAR marcado con el Apple Pencil de segunda generación

Me da un poco de rabia personalmente que no se pueda usar el modo retrato con la cámara principal y con ayuda del LiDAR, ya que podría conseguir unos resultados bastante impactantes, sobre todo cuando el modo retrato no se aplica a personas, donde el iPhone sigue fallando a veces con el recorte.

Realidad aumentada con ayuda del LiDAR: más protagonismo en este iPad

Relacionado con las cámaras, como hemos comentado, tenemos una gran novedad respecto a la generación anterior que nadie se esperaba cuando se presentó el iPad: un sensor LiDAR.

iPad haciendo uso de sensor LiDAR

Un sensor LiDAR permite detectar las profundidad de los objetos que se hayan a determinada distancia del mismo. Generalmente, el sensor LiDAR tiene aplicaciones relacionadas con la topografía o arquitectura, de hecho, es la tecnología que se usa para los futuros coches autónomos.

Con la llegada de la Beta 5 de iPadOS 14, Apple ha incorporado una nueva API que es todavía más impresionante llamada “smoothedSceneDepth”. A continuación te dejo una previsualización del nivel de detalle con el que es capaz de detectar las distancias el sensor y utilizar la cámara principal para captar los colores y fusionarlo.

Aunque, como podréis imaginar, el uso que se le da en este iPad está mucho más relacionado con la realidad aumentada, donde Apple con ARKit está invirtiendo bastantes esfuerzos. Esto se puede ver principalmente en juegos como este de Angry Bird ––un verdadero clásico–– en un entorno real.

Realidad aumentada en el iPad Pro

Este nos ayuda sobre todo a poder hacer uso del AR cuando hay poca luz y en situaciones delicadas donde el motor de realidad aumentada puede tener más errores. Nuestra experiencia es que podemos estar en una situación más o menos oscura pero la realidad aumentada seguirá funcionando.

Los usos de la realidad aumentada son múltiples, desde medir superficies a través de la app preinstalada “medidas” hasta poder hacer un plano de la superficie gracias al sensor que incorpora este iPad. Esta flexibilidad es sin duda el motivo por el que Apple está apostando por esta tecnología.

Diseño: del bueno

No quiero parecer un fanboy pero el diseño de este iPad es exquisito y bastante cercano a lo que podríamos llamar perfección. La pantalla delantera, con apenas marcos, cuenta con un borde redondeado que hace que de una —aún mejor— impresión.

En esta foto, a modo de curiosidad, vemos la diferencia entre el primer iPad, que se lanzó en el año 2010 —y que era más gordo y pesado, y con muchos marcos en el frontal— y el iPad Pro actual.

Comparativa diseño iPad original vs iPad Pro 2020

La parte trasera de aluminio —en nuestro caso en gris espacial— es muy bonita y no se quedan las huellas que aparecerían si hubiesen puesto cristal como el que vemos en el iPhone SE (2020), del que hicimos el análisis hace poco.

Cámara iPad Pro

Por otro lado, la sensación que nos da cuando lo cogemos, a diferencia del iPhone, es que estamos delante de una tablet ligera y la podemos sujetar con una mano sin mayor problema, aunque sea la versión de 12,9 pulgadas.

Comparación iPad Pro de 2020 vs. Samsung Q1 Ultra (2007)
Samsung Q1 Ultra con Windows XP para tablets (2007) vs. iPad Pro (v. 2020) con iPadOS 13

Respecto al Apple Pencil y el Magic Keyboard funcionan ambos de forma magnética, lo que supone gran comodidad para los usuarios. El Apple Pencil no cuenta ningún pin para la carga pero el iPad si que utiliza una serie de tres pines situados en la parte trasera del iPad para cargarse y para enviar la información del Magic Keyboard.

El módulo de cámara no resalta mucho, a diferencia de los iPhone por el tamaño que este supone respecto al resto de la trasera del iPad y también sobresale.

En la versión que estamos analizando, que es la Cellular, cuenta en la parte trasera con dos bandas de plástico —para las antenas— bastante grandes que no son antiestéticas, aunque no queda tan uniforme como en la versión que no las lleva, aunque con ellas ganamos mucha portabilidad.

Samsung Q2 Ultra, iPad 2010 y iPad Pro 2020 apilados unos encima de otros

En cada uno de los laterales contamos con dos altavoces, el botón de encendido y apagado está en la parte superior si cogemos el iPad en vertical y de la forma correcta, los botones de volumen están justo al lado, pero en la parte superior de la derecha.

Justo en el centro de la derecha está la parte magnética para el Apple Pencil y un poco más abajo encontramos la ranura donde podemos insertar una SIM y tener datos móviles, no llamadas. En la parte izquierda no hay nada remarcable. Por supuesto, en el centro de la parte inferior encontramos el conector USB-C.

iPad Pro de 2021 vs. iPad 2010

Este iPad no tiene cuenta con ninguna certificación para ser resistente al agua, por lo que tendremos que tener muchísimo cuidado si queremos usarlo en la piscina o en la ducha de nuestra casa.

FaceID en el iPad Pro

En vez de optar por el botón Home, este iPad cuenta con los gestos como mecanismo para interactuar con él, como si de un iPhone X o superior se tratase. A parte de que funcionan de maravilla, esto conlleva que —al no haber botón Home— el desbloqueo biométrico es facial.

Personalmente, siempre he preferido este tipo de desbloqueo a uno por huella dactilar y una de los motivos por los que adoro este iPad es por eso. Eso sí, a veces puede ser un problema porque —a diferencia de un iPhone— solemos voltear el iPad y al cogerlo podemos tapar la cámara.

Tapando FaceID y recibiendo la indicación de que la cámara y los sensores están siendo tapados

Para cuando esto ocurre, el iPad te avisa de que estás tapando con la cámara y que no puede desbloquearte si no te apartas. Otra de las cosas que no me gusta tanto es que te tienes que acercar a una distancia de unos 55 cm y si te alejas un poco más ya no te detecta.

Procesador: la bestia que rige el iPad

El procesador es un punto fuerte en este iPad, pese a no llevar una versión modificada del chip A13, que entendemos que puede que salga en los Mac con Apple Silicon que aparecerían a final de año, de ahí este extraño movimiento.

En cualquier caso, el A12Z Bionic, el procesador que monta este iPad cuenta con ocho núcleos —cuatro de potencia y cuatro de eficiencia—. Apple promete que este es más potente que la mayoría de portátiles que se vendieron el pasado año.

Realidad aumentada en el iPad utilizado

Siempre es bastante admirable recordar la potencia de computación que hay dentro de estos dispositivo que son cada vez más finos y ligeros—sobretodo si lo podemos al lado de tablets de 2007, como hemos hecho en las fotos—.

Por supuesto, es más rápido que el procesador que incorporaba el anterior iPad —A12X Bionic— y 2,6 veces más rápido que el procesador que incorpora el iPad lanzado el pasado año —-A10X Fusión—.

Neural Engine se encuentra dentro y permite mejorar las fotos que obtenemos mediante Machine Learning o cómo de bien identifica el iPad los objetos en la realidad aumentada. Gracias a su eficiencia es capaz de conseguir esta inagotable autonomía.

Juegos y rendimiento en el iPad analizado

Este iPad Pro es el único dispositivo de Apple a la venta que cuenta con el A12Z Bionic, que mejora un poco respecto a sus hermanos de la serie A12 y es la bestia que permite que este iPad haga lo que hace y ejecute aplicaciones como LumaFusion —para edición de video— sin prácticamente inmutarse.

Magic Keyboard: lo más cercano posible a un portátil

Si en la review del iPad Air ya hablábamos de que el Smart Keyboard convertía al iPad en un completo todoterreno, lo del Magic Keyboard lo convierte en un tanque.

Magic Keyboard es lo más parecido a un ordenador que podemos encontrar. Un teclado muy cómodo con más recorrido que los “mariposa” que encontrábamos hasta hace nada en los Mac.

Además, es importante saber que el tamaño —en el caso de la versión de 12,9 pulgadas— es exactamente el mismo que el de un teclado de portátil, aunque comprimido en sus bordes, ya que no es necesario colocar un altavoz, que incluye el iPad y que mencionaremos luego.

iPad Pro Magic Keyboard

Respecto a la sensación que nos da cuando escribimos es soberanamente buena y personalmente soy más rápido y estoy más cómodo escribiendo con este iPad que con mi propio Mac.

Respecto a otros detalles relacionados con el teclado, este es retroiluminado y de hecho, aunque sea esta luz sea muy sutil, no lo podemos apagar si no apagamos el iPad. Personalmente, no considero esto ningún impedimento pero si estamos viendo una película ¿para que quiero tener la retro iluminación encendida?

Altavoz del iPad Pro

Respecto a las posiciones, echo de menos la posibilidad de arquear tan solo un poco más el iPad en ciertas circunstancias, como cuando lo tenemos sobre los pies y estamos sentados en una silla donde se tiene que arquear un poco el propio iPad a parte del teclado para ver la pantalla completamente.

iPad Pro, iPad original y Samsung Q2 Ultra cogidos con una sola mano

Cómo se hace uso de la funda me parece ideal. Podemos usar la funda como protección a la pantalla cuando la cerramos, podemos quitar la funda tan solo alejando el iPad —es magnético— y el teclado se alimenta a través del mismo, por lo que no tendremos que preocuparnos de cargarlo.

Por último, el Magic Keyboard tiene algo especial, algo que lo convierte en todo un ordenador, un trackpad. Aunque está lejos de acercarse al trackpad que encontramos en los Mac, que destaca por su amplitud, es un paso para acercarnos a esta experiencia.

Magic Keyboard sin el iPad abierto

Los gestos en el trackpad funcionan de maravilla. Con tres dedos hacia arriba salimos a la pantalla principal o cambiamos a la multitarea, tres dedos hacia un lado y podemos cambiar entre las dos últimas aplicaciones que hemos usado, dos dedos para navegar entre los menús.

Los clicks funcionan super bien tanto en la web como en las aplicaciones, aunque muchas veces nos tentará hacer uso de la pantalla táctil porque: ¡nada nos lo impide!

iPad Pro con el Apple Pencil y el Magic Keyboard

Si bien, esta comodidad se paga. El teclado lo podemos comprar a través de la tienda de Apple por un precio de 399 euros en el caso del iPad que estamos analizando y por 339 para el iPad de 11 pulgadas.

Aunque entiendo que pueda parecer caro consigue que el iPad deje de serlo y lo convierte casi en un ordenador, que será lo que busquen muchos de los profesionales que lo compren para ciertas circunstancias —un ejemplo común es el Excel o Numbers, o personas que escriban constantemente en su trabajo—.

Apple Pencil de segunda generación

El Apple Pencil de segunda generación es todo lo que le faltaba a la primera, que había que conectarlo para cargarlo a través del puerto lightning. Esta generación cuando lo reposamos sobre el borde superior del iPad, se carga de forma inalámbrica.

Apple Pencil lateral de segunda generación

Nos llama la atención es su acabado mate, que nos recuerda mucho más a un lápiz que la anterior generación. A parte, su diseño es exquisito, sin pines para cargarlo de modo inalámbrico, con un pequeño borde con el logo de Apple seguido de un “Pencil”.

No solo eso, vamos a poder cambiar de modo entre dos funciones pulsando dos veces sobre la parte inferior del lápiz como la goma y el lápiz, lo que es muy útil. Personalmente prefería que si le damos la vuelta al lápiz borrase, lo que sería mucho más intuitivo, pero esta solución tampoco va nada mal cuando le pillamos el tranquillo.

Puntas Apple Pencil Segunda generación

Las puntas, como no puede ser de otra manera, son intercambiables. Contamos con varias que acompañan al lápiz en la caja del mismo. Sin duda, la sensación es muy buena para esta segunda generación.

Conclusiones y precio del iPad Pro (2020)

Sin duda, cuando hablamos del iPad Pro estamos hablando de la mejor tablet jamás vista —creo que todos somos unánimes en este punto— y este año es todavía mejor.

Incorporaciones como el LiDAR lo convierten en un iPad todavía más válido profesionalmente que el anterior y la llegada del Magic Keyboard es toda una delicia para los usuarios lo usan para escribir y redactan informes, correos electrónicos o análisis —como yo—. De hecho, este análisis está enteramente escrito con el iPad y el Magic Keyboard.

Magic Keyboard iPad Pro 2020

Pero la gran pregunta es, ¿para quién es este iPad? Lo cierto es que esa, como siempre, es una pregunta que nos debemos hacer cada uno. ¿Necesito la variedad de opciones que me ofrece macOS o tal vez el iPad sea mi nuevo aliado en términos de productividad?

Al ser este un dispositivo caro y dedicado a un público principalmente profesional, la decisión de compra está más reñida que nunca con un Mac y dependerá del ámbito en el que lo vayas a usar, con cuanta frecuencia tomes notas y si puedes no depender de las apps de escritorio y adaptar tu flujo de trabajo al iPad.

Personalmente, cuando hablamos de preparar un artículo no podría sustituir al Mac porque tareas como comprimir o cambiar el nombre a las fotos son bastante tediosas todavía en el iPad. No obstante, prefiero una y mil veces escribir a través del teclado del Magic Keyboard del que uso normalmente.

Apple Pencil de segunda generación

Para la toma de apuntes en la universidad, el iPad y el Apple Pencil son infinitamente más versátiles que un Mac o PC. Si este es tu propósito no puedo dejar de recomendártelo si no tienes límite en tu presupuesto. En cualquier caso, hay opciones más baratas como el iPad o el iPad Air, que analizamos en Viatea, compatibles con el lápiz.

Tal vez, el reto más importante que sigue teniendo Apple por delante es invitar a los desarrolladores de aplicaciones específicas para profesionales como Figma o Sketch, en el caso de diseño de interfaces, por ejemplo.

Últimamente, pese a que la empresa ha logrado atraer a apps como Adobe Photoshop y actualizarlas frecuentemente, el desafío sigue presente para ciertos sectores.

No obstante, Apple tiene la posibilidad de acercar a iPadOS aplicaciones propias que se han convertido en estándares como Final Cut Pro, en el caso de edición de video, o Xcode, en el caso de programación de aplicaciones. Esto quiere decir que muy pronto podríamos ver un dispositivo todavía más completo del que nos compramos en un primer momento.

Lo único que te puedo asegurar, es que este y no otro, es el mejor iPad que te puedes comprar, y por supuesto, la mejor tablet. Obviamente, si puedes permitirte los 879€ de los que parte la versión de 11 pulgadas o los 1,099€ de la de 12,9.

Por otro lado, el Apple Pencil se puede comprar por un precio de 135€, mientras que el Magic Keyboard para la versión de 11 pulgadas cuesta 339€ y para la de 12,9, 399€, como ya hemos comentado.

iPad Pro (2020) vs. iPad (2010)

Para comprarlo podemos hacerlo a través de la página web oficial de Apple, desde la que cuentas con dos años de garantía en Apple. Si lo compras a través de un tercero, el segundo año de garantía será a través esa tienda.

Por 139 euros más puedes acceder a Apple Care +, un seguro que te cubre daños accidentales con el dispositivo que la garantía de dos años no incluye. Este iPad —como todos— no incluye auriculares en la caja.

Espero personalmente que os haya servido de ayuda este análisis y si tenéis cualquier duda, no dudéis en dejarla en los comentarios. Si finalmente decidís compraros este iPad estoy seguro de que será una magnífica opción.

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Guillermo Colomar

Redactor y fundador de Viatea | La tecnología solo si sirve para tender puentes y mejorar nuestras vidas. La perfección está en los pequeños detalles.

Anterior Huawei MatePad T 10s: Huawei apuesta por el sector multimedia
Siguiente Realme ha presentado sus nuevos modelos de gama media X7, X7 Pro y V3 5G

Atrás
Cerrar
Cerrar