Este es el año de los cuatro iPhone: 12 mini, 12, 12 Pro y 12 Pro Max. Pero, ¿qué nos aporta esta versión respecto a la que no tiene el apellido ‘Pro’?, ¿merece la pena? A lo largo de este completo análisis desvelaremos las claves de este iPhone que tiene mucho que contar.

El iPhone 12 Pro es el producto que menos ha cambiado respecto a su generación anterior, con una política continuista que confirma que el producto le funciona estupendamente a la compañía. De hecho, su hermano mayor, el 12 Pro Max, sí que ha cambiado la cámara teleobjetivo.

Al estar delante de una review extensa, te recomiendo que si no tienes mucho tiempo te dirijas directamente a la sección que más te interesa:

  1. Diseño del iPhone 12 Pro
  2. Pantalla del iPhone 12 Pro
  3. Sonido del iPhone 12 Pro
  4. Conectividad del iPhone 12 Pro
  5. Batería del iPhone 12 Pro
  6. Cámara del iPhone 12 Pro
  7. Rendimiento del iPhone 12 Pro
  8. iOS 14
  9. Conclusión y precio: ¿cuál compro?

Diseño del iPhone 12 Pro

El diseño de los iPhone 12 es una de las novedades más notables de esta gama. Con los bordes rectos, la compañía pretende volver al diseño de algunas de las gamas que más popularizaron el iPhone, como son las que hubo desde el 4 al 5S.

Este cambio aporta, bajo mi punto de vista, el refrescante rediseño que necesitaban los iPhone. No obstante, la sensación es distinta a la del iPhone 12 debido a los materiales empleados, como ya ocurría en la generación anterior.

La trasera del iPhone 12 viene marcada por cristal mate, que consigue que tanto la estética como la sensación sean claramente únicos respecto al resto de terminales del mercado.

El lateral, por otro lado, tiene un acabado en brillo que se ensucia mucho más que el de sus hermanos más asequibles, el iPhone 12 mini y el 12, que cuentan los bordes en mate.

Por otro lado, considero que este iPhone y el 12, ambos con el mismo cuerpo, tienen uno de los tamaños más manejables del mercado. Este iPhone también ofrece la certificación IP68, por lo que podemos sumergirlo media hora hasta seis metros de profundidad y cuenta con resistencia al polvo.

Sin embargo, siempre viene bien saber que esta certificación viene dada por el fabricante cuando el terminal está recién estrenado y puede dejar de soportar esa certificación pasados unos días, meses o años.

En cualquier caso, Apple, al igual que el resto de fabricantes, no cubren en sus garantías una posible entrada de agua al interior de nuestro teléfono, a no ser que tengamos un seguro, por lo que recomiendo precaución cuando tengamos que sumergirlo —si es que debemos hacerlo—.

Pantalla

El panel que incorpora el iPhone es uno de los más avanzados del mercado. Se trata de una pantalla de 6,1 pulgadas con tecnología OLED. Esta permite a los usuarios poder disfrutar de negros completamente negros, llegándose a apagar los pixeles cuando se reproduce este color.

El problema inicial respecto a las pantallas OLED era la falta de colores más naturales que sí encontramos en las IPS, no obstante, en este caso, Apple ha hecho un muy buen trabajo en cuanto a la calibración, que permite que podamos disfrutar de colores naturales.

El brillo máximo también es superior a lo que encontramos en la gama del 12 y el 12 mini, llegando a alcanzar los 800 nits en condiciones normales y los 1200 cuando reproducimos contenido HDR.

Por supuesto, le acompañan tecnologías clásicas como son Night Shift, que permite amarillear la pantalla para que la luz azul no nos afecte tanto a la vista –esencialmente en condiciones de poca luz– y True Tone, que cambia el color de nuestra pantalla adaptándolo a la situación, si el color del entorno es más frío el color de la pantalla también, y lo mismo exactamente al contrario.

La pantalla cuenta con 2.532 por 1.170 píxeles a razón de 460 píxeles por pulgada, lo que nos impide poder diferenciar los píxeles en ningún momento. Echamos en falta la llegada de ProMotion, que hubiera hecho que acciones clásicas como navegar por la web fueran mucho más fluidas. Esto se consigue mediante el aumento de la frecuencia de la pantalla.

La pantalla sigue en la linea de su predecesor e incluso trata de mejorarla, si tenías un iPhone 11 Pro este no será el cambio más grande que notarás, pero si vienes de un 11 o un Xr, la diferencia es verdaderamente notable al hacer el cambio a paneles OLED.

Sonido

El sonido sigue siendo uno de esos puntos en los que Apple lidera. Utiliza tanto el altavoz lateral como el frontal para emitirlo y la impresión es bastante buena. Esto ocurre tanto cuando estamos escuchando música como cuando reproducimos contenido multimedia como pueden ser videos, series o películas.

En cuanto a las llamadas el sonido es bueno, es decir, tanto quien realiza la llamada como quien la recibe están satisfechos. La calidad del audio mejora cuando se trata de una llamada a través de internet como puede ser un FaceTime de audio o una llamada de WhatsApp.

El audio espacial sigue siendo una característica de estos iPhone gracias a Dolby Atmos, que ofrece una experiencia inversiva cuando vemos contenido que ha sido optimizado con tecnología de sonido envolvente. Los AirPods Pro también incorporaron esta característica, en este caso desarrollada por la propia Apple.

Sin embargo, mientras la de los AirPods Pro se puede deshabilitar a través del centro de control, la tecnología envolvente de Dolby siempre esta activa. Para finalizar con este apartado, si para ti este es un apartado relevante mi recomendación personal es que probéis el audio de este iPhone en una Apple Store, para que os hagáis una idea de si es merece la pena el Pro Max en relación a la diferencia de precio.

Conectividad

Sin duda, el mayor favor que podrían tener las operadoras este año es que Apple se lanzase a la piscina de la quinta generación de redes móviles (5G), que permite a los usuarios ¿velocidades de vértigo? Lo cierto es que hay mucho que hablar respecto a este apartado, ya que no es oro todo lo que reluce.

Aunque el 5G ya funciona en los centros de las principales ciudades españolas, el problema principal es que en el mismo depende en buena parte de las licitaciones de las bandas y directamente del Gobierno, que lo retrasó tras la crisis del coronavirus. No obstante, parece que la subasta por algunas de las bandas restantes que soporta este iPhone en España se hará muy pronto y las operadoras podrán comenzar a instalar su infraestructura.

En todo el mundo, excepto en Estados Unidos, no se incluye la banda mmwave en el propio iPhone, que es la que permite velocidades superiores al GBit por segundo y una de las novedades más esperadas del despliegue del 5G. Esto es debido a la baja infraestructura que hay en todo el mundo de esta frecuencia, que suele ser interesante para grandes aglomeraciones –algo que ahora no estamos viendo muy a menudo–.

En Viatea no hemos podido hacer uso de 5G debido a la operadora que utilizamos, si bien hicimos un test con dos iPhone 12 Pro y el que contaba con tecnología 5G iba considerablemente más lento que el que contaba con tecnología 4G. Al final, el 5G del que podemos tener en las principales ciudades españolas no es el que se espera que llegue pronto, que alcanzará velocidades muy superiores.

Respecto a las opciones que tenemos para el 5G, podemos deshabilitarlo para evitar que se conecte a cualquier red de este tipo –en caso de que no lo queramos usar–, podemos habilitarlo y dejar que use 5G siempre que sea posible, o podemos hacer que de forma automática, cuando haya grandes descargas o subidas de datos se conecte a este tipo de red.

Respecto a otro tipo de conectividades, el iPhone cuenta con Bluetooth 5, que permite la conexión de varios AirPods al mismo tiempo, mientras que cuenta con dos chips NFC: uno que sirve para los accesorios MagSafe y otro que se utiliza para los pagos mediante Apple Pay o algunos transportes públicos.

Por otro lado, cuenta también con la posibilidad de tener dos SIMs, aunque una de ellas debe ser eSIM. En Viatea ya comentamos en su día las ventajas de estas tarjetas que no se encuentran directamente en nuestro dispositivo, sino que se configuran a través de un código QR y que son especialmente útiles para viajar.

Por último, respecto a la cobertura, generalmente capta correctamente la señal, tanto de datos móviles como de telefonía, si bien en esta última muy de vez en cuando se produce algún que otro corte con nuestra operadora.

Batería

La batería es un buen punto que comparte junto al iPhone 12. Llegamos al final del día prácticamente en la totalidad de las ocasiones, si bien siempre es posible que si hacemos un uso muy elevado un día determinado podamos quedarnos sin batería. En nuestra opinión, esto ocurre esencialmente cuando nos vamos de viaje por el uso elevado de la cámara y la pantalla a plena luz del día, algo que ahora no suele ser habitual desde el último año.

Se encuentra, pues, a caballo entre la de los iPhone 12 mini –que es bastante justa– y la de los iPhone 12 Pro Max –mucho más holgada que el resto–. El día que estamos escribiendo esta review los datos de la batería son los siguientes:

La capacidad de la batería, por otro lado, continúa siendo del 100% tras haberlo cargado con el Magsafe durante todo su uso, a excepción de alguna ocasión particular. Esto parece indicar que la degradación por carga inalámbrica es mejor que la que tenemos generalmente por cable, ya que pasados varios meses de uso la batería suele decaer.

Apple desde hace unos años presta mucha más atención a la batería. Esto se debe a que una de las quejas más frecuentes de los usuarios que tenían un iPhone era su escasa batería, algo que ha mejorado mucho en estas últimas generaciones. Por contra, este es el primer año que Apple no ha incluido el adaptador en la caja, algo que generalmente se puede solventar si reutilizamos lo que tenemos en casa:

Este tweet irónico del veterano periodista tecnológico Ángel Jiménez de Luis nos explica fácilmente qué situaciones podrían surgirnos tras la eliminación del adaptador de corriente por parte de Apple –sí que incluye un cable de USB-C a Lightning–. La carga rápido de estos iPhone 12 puede llegar a 20W con un cargador para ello.

Cámara

La cámara del iPhone 12 Pro se compone de tres lentes y un sensor LiDAR, del que hablaremos luego. Las tres cámaras son de doce megapíxeles. Los resultados, bastante naturales, son también muy sorprendentes. De hecho, con la luz necesaria, los tres sensores responden de maravilla y gracias a la llegada del modo noche las deficiencias que veíamos en la generación anterior han sido paliadas.

Si hablamos del sensor principal –gran angular– de este iPhone podemos observar un aumento en la luminosidad y una mejora en el procesado de los blancos, ya que la generación anterior los amarilleaba algo más. Esta es la primera gama que cuenta con reconocimiento de escenas para optimizar el procesado, aunque lo hace de un modo totalmente invisible para el usuario.

El sensor de ultra gran angular cuenta con una distorsión mínima, si bien es más flojo que los demás en condiciones de poca luz tras nuestras pruebas. Esto se solventa mediante el uso del modo noche que en la anterior generación no se podía utilizar en este sensor. La luminosidad del sensor, sin embargo, es la misma que la generación anterior.

En este caso, el “sensor zoom” es algo diferente al que veíamos en el iPhone 12 Pro Max, del que ya hicimos el análisis. En este caso, tenemos un sensor más luminoso aunque cuenta con dos aumentos, en vez de los dos y medio, algo que en la práctica no es muy destacable, y desde luego, no me parece un factor decisivo para decantarse por uno o por otro.

La cámara cuenta también con doble estabilización, algo muy útil para la estabilización en modo noche y por supuesto, para realizar los videos con efecto cinemático que quedan totalmente estabilizados en condiciones correctas de luminosidad. También contamos, por primera vez en el iPhone con un sensor LiDAR, que a diferencia del iPad Pro, sí que influye en las fotos que tomamos con el mismo.

El sensor LiDAR permite hacer varias cosas con el iPhone. En primer lugar, la exactitud de la realidad aumentada es bastante superior a la que nos encontramos hasta ahora, esto es útil para aplicaciones como “Medidas”, que viene con el iPhone, o cualquier otra como juegos interactivos o usos profesionales, si bien para ello el iPad es más adecuado.

A nivel de cámara, este sensor es muy útil para el modo retrato en modo noche, así como el enfoque por la noche. Esto es una mejora sustancial, ya que para el resto de cámaras del mercado es bastante más complicado interpretar dónde se ubican las personas en condiciones de luz escasa.

La cámara frontal, de doce megapíxeles, también ha recibido la llegada del modo noche, algo que la beneficia de un modo sustancial. Nuestras pruebas es que las fotos salen con una calidad muy superior a la que obteníamos con el flash en la pantalla hasta ahora. Neural Engine, del que hablaremos junto al procesador, también juega un importante papel en todas las fotos que captamos con este iPhone.

En caso de que queráis ver más resultados recomiendo que visitéis la galería de fotos del 12 Pro Max, con una cámara prácticamente idéntica, ya que tuve la oportunidad de hacer mejores fotos.

Rendimiento

En cuanto al procesador estamos delante del último procesador de Apple para dispositivos móviles: el A14 Bionic. Este es el primer chip de 5 nanómetros que salió en todo el sector para smartphone. Con la llegada de Apple Silicon parece que la compañía quiere convertirse en la líder indiscutible en procesadores con arquitectura ARM, la misma con la que cuentan los nuevos Mac.

Este procesador, acompañado de Neural Engine, es capaz de hacer 11 billones de operaciones cada segundo. En la práctica esto permite poder aplicar en tiempo real Dolby Vision a la imagen, algo que ni las cámaras profesionales consiguen, pero también consiguen que todas las aplicaciones del teléfono puedan sacar provecho de este procesador.

Neural Engine, de hecho, sirve precisamente para aplicaciones que necesiten hacer uso de cálculos verdaderamente complejos o de predicciones de cómo se va a comportar el usuario. Las utilidades de esto son infinitas y cada vez está más al orden del día.

En esta versión, y en el Pro Max, contamos con 6GB de RAM. Esta es la mayor cantidad de RAM que han montado los iPhone en su historia y es interesante porque actualmente los smartphone Android de gama alta llegan a tener entre 12 y 16GB de RAM, algo que no debe dejarnos llevar ya que el rendimiento es similar, si no mejor en el iPhone.

En los Benchmark como Antutu o Geekbench somos capaces de ver que este procesador está también por encima de las generaciones anteriores, tal y como demostramos en la review del iPhone 12, con el mismo procesador. En las siguientes imágenes vemos dichos cambios:

iOS 14

iOS 14 es el sistema operativo de Apple con el que han llegado estos nuevos iPhone. Sin duda, tiene cosas muy interesantes que ofrecer como las siguientes:

  • Personalizar con widgets: ahora podemos tener el espacio de la pantalla de inicio con información y no solo aplicaciones como hasta ahora. Aunque los widgets llegaron hace muchos años a Android, la propuesta de Apple es diferente y ha sido mucho mejor aceptada.
  • Biblioteca de apps: si tienes cientos de aplicaciones como yo, lo cierto es que el orden tras poner la biblioteca de aplicaciones a tu pantalla de inicio es de agradecer.
  • App Clips: aunque de momento no hemos probado ninguna, es una promesa súper interesante para aquellos negocios que tengan aplicaciones de “usar y tirar” como pueden ser las motos eléctricas en la ciudad o las cadenas de comida rápida.
  • Safari es más privado: cada vez Safari intenta bloquear mayor número de rastreadores para hacer nuestras búsquedas algo más privadas. Si tenéis curiosidad hay un panel donde podemos ver qué ha bloqueado.
  • Llamadas y Siri no invasivo: ahora las llamadas aparecen en la parte superior en forma de “notificación grande” y Siri en forma de burbuja en la parte inferior –antes ocupaba toda la pantalla–.
  • Mensajes renovados (otra vez): puedes fijar en la parte superior a los principales contactos. Se pueden hacer hilos dentro de los grupos, algo que no parece del todo intuitivo.
  • Mapas también mejorados: llegan los recorridos por bicicleta y las guías de diferentes lugares que visitemos.
  • PIP (Picture in Picture): podemos usar esta función para poder seguir usando nuestro iPhone mientras estamos en una videollamada o mientras estamos viendo algún tipo de contenido.
  • Intercambio de AirPods: ahora si tienes otro iPad o iPhone puedes cambiar los AirPods de forma instantánea reproduciendo contenido en el otro dispositivo sin tener que hacer nada.
  • Traductor: no es una gran novedad pero este traductor es mucho más respetuoso con nuestra privacidad al no captar las traducciones para mejorar el sistema, como sí que hace Google.
  • Llaves del coche en el iPhone: de momento con algunos modelos muy concretos y es posible incluso 5 horas después de que se nos acabe la batería.
  • Privacidad: Apple quiere que sepas lo que está pasando en tu dispositivo e incluye unos pequeños iconos que nos indican si una aplicación está usando la cámara o el micrófono. La ubicación, por otro lado, ahora puede no ser la exacta. Por último, nos pedirá si las aplicaciones como Facebook o Google nos pueden rastrear o no.

Conclusiones

¿Es este el móvil idóneo para ti? Sé que eso es lo que te ronda la cabeza ahora mismo. La diferencia con la versión no-pro se ha reducido sustancialmente este año y se reduce prácticamente a una decisión fotográfica. Este iPhone cuenta con una cámara más que nos permite realizar fotos y retratos con una resolución sustancialmente mejor.

¿Es esto suficiente para desembolsar la diferencia entre ambos dispositivos? Es algo que debes valorar tú junto con el hecho de que un dispositivo de 6GB de RAM, frente a uno de 4GB puede desenvolverse mejor dentro de unos años –al menos unos dos y medio–.

También podemos ponerlo frente a frente con el iPhone 12 Pro Max, que cuenta con una pantalla superior. En este caso, aunque la diferencia sobre el papel es una cámara de zoom con medio aumento más, la realidad es que el factor decisivo podría ser la batería, que es todavía mejor a la que encontramos en el 12 Pro.

Los precios para las diferentes versiones son los siguientes:

128 GB256 GB512 GB
1.159€1.279€1.509€

El iPhone 12 Pro parte con 128GB de almacenamiento de los 1.159 euros y se puede comprar prácticamente en cualquier distribuidor, que será el encargado de cubrir el segundo año de garantía. La única manera de tener el segundo año con Apple es comprándolo a través de una de sus tiendas o a través de su tienda online. Personalmente te recomiendo esta opción o Amazon:

Nuestro sitio web, en calidad de Afiliado de Amazon y para seguir manteniéndose, obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Guillermo Colomar

Guillermo es el fundador de Viatea y estudia Ingeniería Informática y Administración y dirección de empresas. Comenzó el proyecto con trece años y sigue dirigiéndolo y trabajando en él a día de hoy. También ha participado en la creación de otros proyectos como la página web QueCovid, el popular buscador de restricciones por la pandemia en España.

Anterior Así es la nueva función de publicación de escritorio que Instagram está probando
Siguiente Los 60 segundos quedarán en el pasado: Ahora TikTok permitirá grabar, editar y subir vídeos más largos
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

imagen social instagram @viatea

imagen social facebook @viatea

imagen social twitter @viatea

imagen social telegram @viatea

imagen social instagram @viatea

Atrás
Cerrar
Cerrar