El Oppo Reno 4 es ese producto funcional, equilibrado, energético, que cumple las necesidades de casi todo el mundo y que tiene un precio en sintonía con sus cualidades. Un móvil muy bien rematado por una compañía que mejora día tras día.

Lo mejor, su diseño

En términos de diseño este Oppo Reno 4 destaca por ser muy simple y elegante. El tono en azul le sienta de maravilla y los reflejos de la trasera ante la incidencia de luz son muy bonitos. Los bordes tienen un acabado en brillo que, personalmente, habría preferido en mate y la disposición de los botones está en un lugar inmejorable.

El módulo de las cámaras cuenta con un cristal en el tono de la carcasa que me parece muy acertado ya que da la sensación de ser un módulo mucho más pequeño y en la parte inferior tenemos el altavoz, el slot para las tarjetas y la conexión de USB-C. El micrófono está situado en la parte superior. Un detalle es que el botón de encendido tiene una hendidura en color verde (color de Oppo) que le da personalidad al Reno 4.

El diseño me parece uno de los mejores apartados de este terminal, es precioso y funcional, sienta muy bien a la mano y no tiene un tamaño excesivo. Además, la funda que trae en la caja tiene un buen tacto y protege muy bien al terminal. Oppo ha hecho un gran trabajo.

ColorOS, interfaz sencilla y limpia

No me centraré en el software ya que no tiene particularidades, monta la última versión de Android bajo la capa ColorOS de Oppo, lo que da un buen resultado. Me recuerda en exceso a Realme y eso no es precisamente malo, sino todo lo contrario. Es simple, pero preciso, claro y es una capa muy ligera y que cada día es mejor. Muy similar al Android puro, vengas del smartphone que vengas no te va a costar adaptarte a este Oppo Reno 4.

Potencia sin límites para todos los usuarios

El rendimiento ha sido el esperado en este procesador, ya que tiene un rendimiento excelente en cualquier aplicación. Eso sí, tras algo más de una hora de juego intenso he notado un pequeño lag, aunque el móvil no se ha calentado en exceso, de hecho no hemos tenido la sensación de que se haya calentado. Al jugar en línea, la caída de frames no solo puede pasar por temas de procesador o rendimiento del smartphone, influyen también todas aquellas cuestiones relacionadas con la conexión a la red, por lo que tampoco vamos a matar al Oppo Reno 4 por un pequeño lag tras un buen rato a gran rendimiento.

No es un procesador de gama alta pero no tiene nada que envidiarle, tenéis potencia suficiente para la mayoría de las actividades que realizáis durante unos cuantos años, además se trata de un procesador 5G, por lo que vais a poder disfrutar de la nueva conectividad 5G en este smartphone. Creo que es una apuesta inteligente de Oppo para hacer un smartphone que esté  a la última durante toda su vida útil.

Por último, esta combinación de 8Gb+128Gb junto con el Snapdragon 765G me parece una de las mejores opciones para la gama media y que sigue siendo muy actual en este 2021. No hace falta llegar a los procesadores más caros o estar a la última para tener un gran rendimiento.

Alta seguridad, mala disposición

En cuanto a los sistemas de seguridad, tenemos sensor de huellas y reconocimiento facial, así como el sistema de patrón o pin habitual. El reconocimiento facial no ha dado ningún problema, muy preciso y rápido.

Oppo Reno 4

El sensor de huellas está en sintonía con el sistema anterior pero tiene un punto a mejorar: la disposición dentro de la pantalla. El sensor está muy bajo, es decir, tienes que mover el dedo hacia abajo para encontrar el sensor y es una posición un tanto antinatural. Creo que debería estar un poco más centrado, aunque si activas el reconocimiento facial casi no utilizas el sensor.

Pantalla que destaca por unos ángulos de visión excelentes

La pantalla es un buen panel que destaca por unos ángulos de visión excelentes. He probado pantallas mejores, con mejores niveles de brillo, una interpretación del color más atractiva y una mayor nitidez. Aún así, está en sintonía con muchos de sus rivales y es una pantalla que cumple con el usuario medio. Esperaba una mayor tasa de refresco, sobre todo cuando hay smartphones por la mitad de precio con 120Hz, pero tampoco es algo muy importante a no ser que busques una experiencia gaming inmejorable.

No es un panel a la altura de los más grandes o que sorprenda en relación calidad-precio, pero cumple, se ve muy bien en cualquier situación lumínica y debido a su tamaño es una gran opción para ver una película o un vídeo sin tener que coger una tablet, que es un dispositivo bastante más grande.

Gran cámara, en sintonía con el resto de gama media

La cámara ha dado un buen resultado y lo único que no me ha convencido es el modo retrato de la cámara frontal. Los cortes son increíbles, muy bien interpretados, pero el efecto del fondo no me acaba de parecer demasiado correcto. No da un efecto de profundidad como el de muchos smartphones que he probado, no me ha satisfecho la respuesta del smartphone en este apartado. Al final es una cuestión que se produce por software y que se puede mejorar en el futuro con actualizaciones, pero ha sido un detalle negativo.

La trasera es bastante buena, dentro de su gama de precio y el vídeo es muy válido. La interpretación de color es muy buena, sin llegar a sobresaturar y se comporta bien en la mayor parte de condiciones. Tiene una buen nivel de detalle y de enfoque. Con la delantera sin modo retrato, la experiencia ha sido muy similar a la cámara principal.

Batería para todo el día y carga muy rápida

En términos de batería hablamos de un smartphone que acaba el día sin problemas, e incluso podría llegar a los dos días si no utilizas demasiado el móvil. En nuestro caso la batería nos duró poco menos de las cuatro horas y media de pantalla con un brillo bastante alto y exigiendo al móvil su mejor rendimiento en diferentes aplicaciones. Para un uso normal podríamos hablar de una hora más sin problemas.

Tenéis batería para todo el día, pero no hay problemas en el caso de que utilicéis mucho el smartphone ya que tenemos un gran cargador con carga rápida que nos permite en cinco minutos darle al Oppo Reno 4 esa energía extra para acabar el día. Ahora bien, el adaptador de carga es muy grande, mucho más que el del Realme 6s que probamos hace unos meses. El tiempo de carga completa se sitúa en bastante menos de una hora, aproximadamente unos tres cuartos de hora, por lo que se trata de un terminal excelente en este apartado.

La carga es mediante USB-C, cuestión obvia debido a el tipo de carga, y carece de Jack de 3.5mm para los auriculares. Ahora bien, incluye unos auriculares in-ear, estilo earpods, que no van nada mal y que cumplen en la mayoría de situaciones, detalle que se agradece. No os esperéis una calidad increíble, pero están bien para ver un vídeo, escuchar música en el metro o para cuando te quedas sin batería en tus auriculares inalámbricos.

No es en el primer análisis en el que nos encontramos con un smartphone sin Jack, cuestión que probablemente te sorprenda si hace tiempo que no cambias de móvil, pero que es algo habitual en la gama media-alta-premium y cada vez más en la gama baja. Los móviles cada vez son más finos y se busca reducir costes, por lo que se incluye un adaptador para los auriculares o unos auriculares para el conector USB-C. Además, actualmente es común utilizar auriculares inalámbricos, por lo que incluir el puerto de Jack tiene cada vez menos sentido.

Conclusiones: de lo más equilibrado de la gama media y para casi todo el mundo

Me parece una gran opción, lo recomendaría a un amigo que busque un smartphone en esta gama de precio, pero antes haría una pequeña reflexión y miraría la competencia. Tiene un buen precio, una gran cámara, un diseño y un rendimiento excelente, mientras que la pantalla cumple con lo esperado.

Ahora bien, no es un terminal para todo tipo de usuarios: si buscas un smartphone solo para gaming, por ejemplo, por menos precio tienes smartphones con peor cámara y diseño pero con una mejor pantalla (sobre todo en tasa de refresco) y un rendimiento similar, por lo que podrías ahorrar cien euros y tener un mejor móvil para tu tipo de uso.

Por contra, si lo que buscas es un móvil equilibrado, que no cueste demasiado y que vaya bien en todo lo que le pidas, quédate con este Oppo Reno 4 y disfrútalo porque es un móvil que te va a encantar.

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Jesús Lorda

Jesús estudia Periodismo en la Universidad de Valencia y desde 2017 está vinculado a Viatea en tareas de redacción, corrección y organización. Para él la excelencia informativa es primordial para que los lectores puedan tener al alcance información de calidad y la trata de garantizar a diario en Viatea.

Anterior Los módems 5G desbancarían a la fibra en el el mundo rural, y Qualcomm apuesta por ello con sus novedades
Siguiente Cinco funciones con las que hacer tu iPhone más seguro
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

¡Un correo semanal con noticias, curiosidades y descuentos!

Apuntate y conoce todas las noticias de tecnología, obtén descuentos en apps y móviles, ¡y mucho más!

imagen social instagram @viatea

imagen social facebook @viatea

imagen social twitter @viatea

imagen social telegram @viatea

imagen social instagram @viatea

Atrás
Cerrar
Cerrar