Una de las bondades que ofrece adquirir un dispositivo de gama alta es la adición de la tecnología de carga inalámbrica. Aunque no todos la incluyen, y también podemos verla en dispositivos algo más económicos que los Samsung Galaxy S10. Al ser tan caro, se ve obligado a innovar con una tecnología nueva que presentó por primera vez Huawei: la carga inalámbrica inversa o reversible.

La industria de los dispositivos móviles busca la eliminación de los cables. Algo que ya es bastante común es la omisión de la conexión jack de 3.5 mm. Ésta es muy amada por los usuarios y todavía algunos fabricantes lo incluyen, pero a día de hoy es algo raro de ver favoreciendo dispositivos más delgados. Poco a poco vemos que la carga inalámbrica está teniendo mayor aceptación por los usuarios, y los fabricantes optan por incluir esta tecniología en sus gama alta. Bueno, OnePlus no cree que sea necesario por ahora.

PowerShare, la carga inversa de Samsung

Básicamente la carga inalámbrica permite suministrar energia a un smartphone, u otro dispositivo electrónico que incluya dicha tecnología, sin necesidad de utilizar cables. Simplemente necesitaremos una base donde apoyarlo, la cual sí debe estar alimentada. Por lo general, se utiliza el estándar Qi, pero no todos los smartphones la incluyen. Como curiosidad, este estándar permite el traspaso de electrones por inducción.

samsung-galaxy-s10-cargando-galaxy-buds

Como decíamos al principio, la gran novedad de los Galaxy S10 de Samsung es la carga reversible, pero también incluye carga rápida inalámbrica. La primera, denominada PowerShare, permite utilizar un Samsung Galaxy S10 para cargar otros dispositivos que soporten la trasnferencia de electrones por inducción como los Galaxy Buds. Incluso podemos usar esta función con el dispositivo cargando por cable.

Para usar esta novedosa funcionalidad, deberemos activar la opción Wireless PowerShare desde los accesos rápidos. Esto es así para que no consuma excesivamente al intentar cargar de manera constante otro dispositivo que no se encuentra sobre él. El dispositivo que pongamos encima para ser cargado debe soportar la tecnología Qi, de esta forma podemos cargar desde un iPhone XS hasta un smartwatch como el Galaxy Watch.

De manera que, utilizando un Galaxy S10, podemos sacar más de una vez a algún amigo, o incluso a nosotros mismos si disponemos de unos auriculares o un smartwatch con tecnología inalámbrica, de un apuro cuando sea necesario recargar el dispositivo. Eso sí, debemos tener más del 30% de carga para poder hacer funcionar PowerShare en los Galaxy S10 y S10+.

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Carlos Llorca García

Desde pequeño me ha gustado la tecnología, es una forma de vida que me gusta compartir con el mundo entero.

Anterior ¿Los usuarios quieren ver a Facebook “muerto”?
Siguiente Android Q es oficial: estas son todas las novedades

Atrás
Cerrar
Cerrar