¿Son éticos los test de destrucción?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En estos últimos años han proliferado muchísimo los vídeos de tecnología. Ya sean revisados, noticias o consejos, mucha gente se anima a hacer estos tipos de vídeos, pero siempre habrá uno que siembra la polémica allá a dónde va. Se trata de los “Test de destrucción”.

Para los que no sepáis lo que es un “Test de destrucción”, es básicamente someter a pruebas de esfuerzo a lo bruto a un dispositivo para ver hasta que punto aguanta sin romperse.

Esta práctica se hace ya bastante tiempo, y en estos vídeos, nos encontramos todo tipo de dispositivos, ya sean móviles, consolas o relojes.

Hay canales de YouTube que hacen este tipo de test a productos que ya no usan por x motivos (ya sea porque se ha roto, o bien porque ya no sirve ni para que sea vendido), pero luego nos encontramos con otros canales, americanos sobre todo, que lo que hacen es destruir productos de última generación, y por lo tanto, nuevos y muy caros.

En primer lugar, esto puede sonar a un “entretenimiento”, tanto para el espectador como para quien hace el test, pero sé bien cierto, que a mí me cae la conciencia encima al ver tests de destrucción con productos muy caros.

También hay que decir que hay tests y test, puesto que no es lo mismo un test de destrucción hecho para comprobar la resistencia del producto (que estos normalmente los suelen hacer empresas y lo cuelgan en YouTube), que un test, simplemente para entretener y por romper por romper.

Los tests que son de romper por romper, no me parecen del todo correcto. Por una parte sí, estamos en un mundo libre y cada uno tiene derecho a subir lo que le plazca, además de que los productos se los pagan con sus ingresos (por ejemplo el “Partner” de YouTube). Por otra parte, por la cual digo que no me parece correcto, lo digo en un sentido más ético, ya que hay gente que por las razones que sean, no pueden permitirse un producto de estos, y que mientras tanto, haya gente que se puede permitir destruirlos a troche y moche, no me parece muy justo.

Sin embargo yo he de decir que soy seguidor de algunos canales que hacen tests de destrucción, y la verdad, cuando los hacen para informar de la resistencia y las debilidades del producto, reconozco que es un trabajo bien hecho. Pero, si lo que hacen es destruir por destruir, en un principio la reacción es de asombro, y a veces un tanto divertida, pero luego si te pones a pensar el porqué de este vídeo, y ves que no tiene otra finalidad que hacer la burrada, te das cuenta de que no es oro todo lo que reluce.

 

Compartir.