Con la llegada de los nuevos productos de Apple, el iPhone 6S, los nuevos iPad y el nuevo Apple TV, siempre se genera mucha expectación en cuanto lo que los nuevos productos van a poder ofrecernos y lo que no.

 

Si bien, las novedades que nos traen cada año, gustan a mucha gente, estas, también tienen detractores. Y es cierto, que siempre que se presenta algo como novedoso, para dar ganas a la gente a comprarlo, se pinta todo siempre muy bonito, pero, como todo en esta vida, siempre hay puntos negativos.

 

Este año, como no, Apple no ha estado ausente de polémicas, porque resulta, que con los nuevos iPhone 6S, se ha descubierto un “pequeño” punto en su contra, concretamente, la batería, por sorpresa de muchos, es ligeramente inferior a la de su predecesor, el iPhone 6.

 

El iPhone 6, tiene una batería de 1810 miliamperios, lo cual no está nada mal, ya que con sus procesadores de consumo eficiente, hace que la batería tenga energía para unos 2 días. Esto, sin embargo, en el nuevo modelo, la cosa está un poco distinta, ya que la batería es de 1710 miliamperios. En un principio, cualquiera que lea esto, pensará que Apple ha timado a sus clientes, porque afirman que la energía del iPhone 6S será la misma que la de su predecesor. Esto, amigos es cierto, pues gracias al consumo más eficiente del chip A9, hace que la pérdida de energía quede compensada.

 

Pero, vosotros preguntaréis “¿Por qué Apple ha quitado batería del nuevo teléfono?” Muy sencillo. Esto se debe a la nueva pantalla con 3D Touch y el sensor Taptic Engine, que ocupan más espacio que la generación anterior, ya que carecía de esto, y por lo que se ve, a Apple, de momento no le interesa aumentar la batería del iPhone, y lo ha querido compensar en el diseño y en un consumo más eficiente. ¿Decisión errónea, quizá? Puede, pero por el momento, los nuevos teléfonos de la firma americana, están dando muy buenos resultados, y el hecho de las novedades que trae, tanto a nivel de hardware, de sistema y de colores, hace que a la gente no le importe demasiado esta ligera, pero, que no deja de ser una reducción de la batería.

 

Es por eso, que ahora que estamos en los primeros meses de vida del iPhone 6S tenemos que darle un voto de confianza (cosa que muchos ya han hecho) y por lo que está circulando en la red, el voto es bueno. Recordemos sino, el famoso “BendGate” de los iPhone 6 Plus: causó gran revuelo durante una temporada, pero al final batió récord de ventas para Apple el año pasado. Y es que, aunque parezca que en ciertas ocasiones Apple la pifie, saben perfectamente porqué lo hacen, y saben, que estos pequeños desperfectos no van a frenar a nadie para comprarse un iPhone.

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Mateu-Arrom

Me gusta estar al día en todo, por eso estoy en constante aprendizaje.

Anterior ¿Son éticos los test de destrucción?
Siguiente iPhone 7

Atrás
Cerrar
Cerrar