En su última presentación, Apple sacaba al mercado sus nuevos earpods wireless, y la verdad es que la idea es buena. Un auricular sin cables, extremadamente pequeño, un estuche muy “cuqui” para guardarlos y que a la vez se vayan cargando… vamos, la sensación.

Ahora bien, el producto estará disponible en unas semanas y llegan las primeras dudas. Todas creo que van encarriladas a la misma idea. 170 euros de auriculares… vamos, ¡una pasta! ¿compensa? pues esa es la cuestión.

Hasta ahora los auriculares que apple ha incluido en sus terminales (la versión con cable) son muy flojos para el tipo de dispositivo que es. Te compras un “peazo” de maquinón de teléfono móvil, perdón de “smartphone”, y ¿le añades unos auriculares del montón? Bien, podemos justificar esa calidad con que son gratis con el móvil. Aun así, si se me estropean, no pagaría los casi 30 euros que cuestan. Su calidad de sonido no lo vale.

Hecha esta apreciación, ¿la calidad de sonido de los earpods será la misma? porque 140€ más en su precio por la misma calidad… es como algo brutal. Han mantenido la misma forma y eso hace pensar que el interior sea muy semejante. Y esta forma, seamos realistas, encima no le gusta a todo el mundo. earpods-3

Este es otro de los motivos de duda. Muchos usuarios de Apple se quejan de esta forma por no das cabida a todo tipo de orejas. Por no contemplar la opción de almohadillas de silicona de distintos tamaños para un mejor acople y aislamiento del auricular.

Cierto es que los nuevos earpods son muy pequeños y por tanto su peso será también ridículo. Pero ¿eso hará que se caigan mas fácil con el movimiento?

Dudas que podremos resolver en un par de semanas, cuando estén disponibles. Esperemos que al menos haya opción de probar el producto antes de su compra

Show Full Content
Anterior Usar Apple Watch Faces como magníficos salvapantallas de Mac
Siguiente El futuro de los teléfonos modulares

Atrás
Cerrar
Cerrar