El gobierno de Rusia, liderado por Vladímir Putin, ha establecido un método de censura de la conexión a internet en su país mediante tecnología de filtrado con el objetivo de evitar que los usuarios tengan acceso a cierto contenido o ciertas personas. De esta manera Rusia recupera el control de la comunicación de su población y la restringe de forma similar al telón de acero.

Se trata de un proceso de censura que lleva en marcha desde 2019 y que es el más ambicioso del mundo fuera de China, explica The New York Times. El gobierno de Rusia lleva tiempo con el objetivo de dominar y controlar la distribución de Internet en el país. Cabe recordar que el propio Putin consideró Internet como un “proyecto de la CIA” y la web como una amenaza a su gobierno”.

rusia desconexión internet
Vladimir Putin en una imagen de archivo relacionada con la desconexión a internet

Todo el proceso de censura comenzó con una serie de correos electrónicos y formularios burocráticos que el regulador de Internet de Rusia envió a las empresas que ofrecen servicios de internet en el país. De esta forma se recogían los detalles técnicos, número de tráfico, velocidades de conexión y especificaciones de los equipos que distribuyen la conexión a internet.

El gobierno ruso instaló cajas negras junto los sistemas informáticos y los servidores de estas compañías. Estas cajas están conectados a un centro de control en Moscú que permiten filtrar, ralentizar e incluso bloquear ciertos sitios web y publicaciones que no se quieren ofrecer a los ciudadanos rusos.

Las cajas negras permiten poder actuar a los funcionarios rusos con facilidad en un entorno en el que existen miles de proveedores de Internet a diferencia de lo que ocurre en China, dónde también se ejerce la censura, pero solo existen tres empresas estatales de telecomunicaciones.

Esta tecnología está ahora en 500 ubicaciones de operadores de telecomunicaciones y permite cubrir el 100% del tráfico de Internet móvil y el 73% de banda ancha. Se espera que en 2022 la tecnología esté instalada en más de 1.000 ubicaciones, según las declaraciones de un funcionario ruso involucrado en el programa.

Todo este proceso afecta a la mayoría de los 120 millones de usuarios de Internet, que vieron el impacto de estas herramientas por primera vez cuándo Twitter se ralentizó esta primavera, lo que supuso que la compañía eliminase docenas de publicaciones que el gobierno consideraba ilegales. A partir de ese momento, se han bloqueado otros sitios entre los cuáles se encuentran los vinculados al líder opositor Alexei A. Navalny, que actualmente está encarcelado.

Rusia trata de utilizar esta tecnología para aumentar su influencia sobre las empresas occidentales de Internet, como ocurrió el pasado mes de septiembre cuándo el gobierno amenazó con arrestar a los empleados locales de Google y Apple para que estas empresas eliminaran las aplicaciones administradas por los partidos del opositor antes de las elecciones nacionales. Ahora, el regulador de Internet Roskomnadzor ha amenazado con eliminar las redes sociales YouTube, Facebook e Instagram en caso de que estas no bloqueen cierto contenido.

Whatsapp guarda tus archivos para siempre
Figura 2. Whatsapp guarda tus archivos para siempre en sus servidores

Muchas personas ven a YouTube como un objetivo futuro de censura debido a su uso por parte de los medios independientes y críticos con el Kremlin, ya que este contenido podría causar una rección violenta de la población. A pesar de ello, en 2018 Rusia ya trató de cerrar, sin éxito,Telegram debido a “problemas técnicos y la ira del público”.

Por ahora, Roskmnadzor ha afirmado en un comunicado que las redes sociales extranjeras han ignorado las leyes de Internet rusas en relación a la incitación y el contenido sobre temas que “dividen al estado”, como es el caso del uso de drogas y de las organizaciones extremistas. En dicho comunicado el regulador de Internet ha añadido que la ley rusa “define claramente los tipos de contenido que son dañinos y representan una amenaza” para la población.

El control de Internet ejercido por Rusia está inspirado en China. Los políticos rusos han mantenido conversaciones con funcionarios chinos para ver la forma de trabajar del país asiático. De hecho, Roskomnadzor firmó un acuerdo con su análogo chino para ejercer controles gubernamentales más estrictos sobre Internet.

Un grupo de ciudadanos intenta no ser captado por las máquinas de vigilancia que el gobierno chino instaló en Beijing a finales de 2020

Las autoridades extranjeras se han mantenido en gran medida en silencio y las autoridades rusas han señalado la regulación de la industria tecnológica de occidente para justificar su propia represión. Cabe recordar que Silicon Valley ha tratado de regular por sí mismo los peores abusos de Internet en los últimos años.

Un portavoz de la Casa Blanca explicó que la administración ha discutido la libertad de expresión en Internet con el gobierno ruso y que también pidió al Kremin que detuviese su campaña de presión para establecer censura frente a quiénes son críticos con su gestión.

Internet había sido durante años un ámbito que permitía que el activismo, el contenido extranjero y el humor negro pudieran llegar a los ciudadanos del país, a diferencia de lo que ocurre en las emisoras de televisión y los periódicos, que sufren las restricciones gubernamentales. La censura de Internet supondría aislar el país de la influencia del exterior y establecer una situación similar a la del telón de acero durante la Guerra Fría.

Rusia censura Internet
Representación de los ‘CheckPoints’ de la Guerra Fría establecidos en Berlín

No se trata del único estado dónde se ejerce un control sobre Internet. Los gobiernos de India, Myanmar y Etiopía han utilizado los apagones de internet en momentos de protestas para reprimir los focos de disidencia y en Rusia hubo cortes de red durante las protestas contral el gobierno en Ingushetia en 2018 y en Moscú en 2019.

Todo este procesode censura ocurre tras la fallida ley de 2012 que obligaba a los proveedores de Internet de Rusia a bloquear miles de sitios web prohibidos pero que fue difícil hacer cumplir. En 2019 se obligó a estos proveedores a instalar “medios técnicos para contrarestar amenazas”, es decir, equipos que permitían que el gobierno rastreara, filtrara y redireccionara el tráfico de Internet.

La antigua dierectora de programas del Departamento de Estado sobre libertad en Internet, Laura Cunningham, considera que el modelo de censura de Internet adoptado por Rusia se puede replicar “rápida y fácilmente por otros gobiernos autoritarios”.

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Jesús Lorda

Jesús estudia Periodismo en la Universidad de Valencia y desde 2017 está vinculado a Viatea en tareas de redacción, corrección y organización. Para él la excelencia informativa es primordial para que los lectores puedan tener al alcance información de calidad y la trata de garantizar a diario en Viatea.

Anterior Conoce el nuevo M1 Max, el chip más potente creado por Apple hasta la fecha
Siguiente Hace 20 años, con la presentación el iPod, Apple cambió el rumbo de su historia para siempre
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

¡Un correo semanal con noticias, curiosidades y descuentos!

Apuntate y conoce todas las noticias de tecnología, obtén descuentos en apps y móviles, ¡y mucho más!

imagen social instagram @viatea

imagen social facebook @viatea

imagen social twitter @viatea

imagen social telegram @viatea

imagen social instagram @viatea

Atrás
Cerrar
Cerrar