Rusia quiere probar su resistencia a ataques cibernéticos, y para ello el gobierno de Vladimir Putin está ideando un plan para probar la seguridad de la red de Internet rusa. “Runet” será puesta a prueba como parte del programa de ciberseguridad nacional que seguirá el gobierno ruso.

Rusia sufrirá una desconexión temporal de Internet para probar “Runet”

La idea del gobierno ruso es clara, Rusia tiene que ser capaz de funcionar de forma independiente ante la futura amenaza de un ciberataque. Y para ello, el gobierno ruso ha ideado una ley que obligará a los proveedores de internet rusos a ser capaces de redirigir el tráfico en caso de ataque.

El gobierno ruso estaría ideando un plan para tener mayor control sobre la red

La agencia de telecomunicaciones rusa, conocida como Roskomnazor, será la encargada de aprobar y controlar los puntos de acceso a los que sean redirigidos los usuarios en caso de ataque. Esto quiere decir que el gobierno tendrá la posibilidad de vetar el acceso a determinadas direcciones de red, algo de lo que hablaremos más adelante.

El gobierno ruso se enfrenta a un gran desafío que puede abrir un gran debate sobre la libertad en Internet. Al parecer, el plan del gobierno ruso llegaría aún más lejos de lo que en principio promete. La idea del gobierno de Vladimir Putin es conseguir que la mayoría del tráfico de red que se produzca en Rusia sea direccionado de forma local, por lo que el estado podría tener mucho más control sobre Internet.

El gobierno ruso quiere controlar el 95% del tráfico que genere el país

Según Iz.ru, un conocido medio de telecomunicación ruso, este proyecto es fruto del trabajo de varios años. La idea del gobierno ruso es controlar el tráfico generado en su red local, y la principal finalidad sería conseguir que el 95% del tráfico producido dentro del país no tuviese que salir de la “Runet”.

Aquí es donde reside el principal problema, ya que el control que podría ejercer el gobierno ruso sobre el contenido en la red sería casi total. Según afirma la BBC, Rusia seguirá los pasos de China e implementará un sistema de filtrado, lo cual atentaría contra los derechos humanos pues supondría una amenaza a la libertad en la red.

De momento, tendremos que esperar para ver que ocurre con esta decisión del gobierno de Vladimir Putin. Pero por ahora, sabemos que las autoridades rusas ya han preparado una nueva copia de seguridad de las direcciones DNS para que la red local rusa pueda funcionar de forma independiente al resto de Internet.


¿Qué te parece la decisión del gobierno ruso? Parece ser que quieren seguir los pasos que ha dado China, pero por ahora tendremos que esperar para ver qué decisiones toma el gobierno de Vladimir Putin.

Te recomendamos: Aprende a compartir canciones de Shazam en las Stories de Instagram.

Fuente: The Telegraph

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Moisés Calzado

Amante de la informática y de las nuevas tecnologías.

Anterior Los usuarios británicos podrían sufrir enormes cargos por roaming móvil
Siguiente Can’t Unsee, el juego online que nos enseña cuál es el mejor diseño

Atrás
Cerrar
Cerrar