Smartband, ¿Necesidad o capricho?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Picture

Hace unos días accedí a comprarme la pulsera de los japoneses ya que consideraba que mi estilo de vida runner era necesariamente compatible con esta pulsera cuantificadora. Desde el primer momento que la tuve en las manos, desempaqueté la Smartband de la manera más rápida posible, gracias a un envoltorio sencillo y práctico. Nada más abrir la caja me encontré la pulsera de plástico o silicona junto al núcleo o “core” que es el elemento cuantificador, debajo de la caja encontré un cable USB-micro USB y una pulsera de tamaño. 
Hasta aquí bien, luego el intentar conectarla con mi smartphone fue la mayor dificultad que encontré puesto que en la caja te vienen unas instrucciones muy escasas, (estilo Apple) cuando precisamente deberían ser muy extensas ya que hay varios puntos que hay que aclarar, funciones del único botón disponible, la combinación de los LEDs, comunicación con el smartphone, y en definitiva una guía de uso completa para una correcta usabilidad. Esto no sucedió así, al tener el NFC hice lo básico, acercar el smartphone a la pulsera, sonó un pitido de confirmación del emparejamiento, me obligó a instalar tres aplicaciones, Lifelog (diario de movimientos), Smart Connect (para conectar) y la aplicación smartband que se une a Smart Connect. Tenía poca batería tanto en mi smartphone como en el core, y por tanto se conectó unos minutos y luego la batería forzó que se desconectara, yo preocupado sin saber qué hacer, llamé directamente al soporte técnico de Sony Xperia y por suerte y ante mi duda, supieron resolver todas mis dudas, entre ellas, el significado de los LEDs (parpadeo ascendente de la primera a luz a la última indica modo día, luces que parpadean intermitentemente y por turnos, la central y las laterales, indican modo noche), el servicio de atención al cliente me supo contestar muy rápido y ayudó a que se solucionasen mis problemas, a día de hoy, una semana desde mi compra, estoy contento ya que puedo sacar todo el rendimiento que me ofrece la smartband.

Opinión general Me compré la smartband pensando en el deporte pero realmente ésta no sirve para el deporte, lo único que te cuantifica son los pasos y las calorías de echo es bastante buena en estos aspectos pero no te mide por ejemplo la presión arterial, además echo de menos una interfaz web, pero en definitiva la puntúo con una buena nota por la sencillez de la interfaz de la app, el bonito y cuidado diseño de la pulsera. Como puntos negativos encontramos la batería que creo que tendría que durar mínimo cinco días, y la poca disponibilidad de compatibilidad, Sony Xperia o Android 4.4 Kit Kat.

Nota: 8

Compartir.