El cambio a base eléctrica ya es una realidad. Internet ha sido y es el centro del mundo y de sus cambios, no deja de existir y expandirse, pero está comenzando a surgir con fuerza el mundo eléctrico: la capacidad de producir energía en casa de forma sostenible mediante techos solares.

Cada vez que hay una innovación los países se posicionan de una manera frente a ella a través de las legislaciones, unos países toman la delantera preparándose para aprovecharse de sus ventajas y otros toman una actitud más conservadora para evitar enfrentarse a los cambios que conlleva. Pero hay un movimiento mundial: se descentraliza cada vez más la producción de energía. Esto lo hace posible el nuevo convencimiento de que el cambio climático existe y hay que luchar contra él, pero también el de que el mundo puede ser eléctrico. Esta transformación, entre otras cosas, va más allá: La energía es una parte fundamental para el ser humano, dependemos de ella por lo que poder crearla nosotros mismo supone un empoderamiento de los ciudadanos, que van a ser cada vez más dueños de su destino y ante todo de crear un sistema mucho más sostenible.

No encontramos ante una nueva Ley de Moore (está ley viene a decir básicamente que cada año los ordenadores son mejores) con las placas solares. Cada año las placas son mejores y ha llegado el momento en el que empiezan a ser rentables, se prevé que de aquí a 4 o 5 años la capacidad para producir energía de las placas crezca de forma enorme. Ahora cuando Apple, Tesla, Google, etc montan una fábrica lo hacen 100% sostenible. Porque se puede y porque la mentalidad ha cambiado. Esto demuestra cómo va a ser el futuro.

Y llega Tesla, como últimamente parece que es costumbre, y lo cambia todo. Presentó hace unas semanas las techos solares que, junto con las nuevas PowerWall harían que una casa fuese autosuficiente. Unas tejas de aspecto tradicional fabricadas en un cristal especialmente resistente en varios tonos que consiguen producir energía eléctrica gracias al sol. Teniendo en cuenta que año a año la eficiencia de las tejas mejorará de forma notable podemos intuir que en no muchos años (unos 10) podremos ser autosuficientes a un precio bastante asequible. Esto es un cambio mundial enorme, ya que uno de los sectores económicos con más poder a nivel mundial es el energético, sector que se va a tener que amoldar al futuro que se nos presenta, resistiéndose o no, porque es algo que va a suceder, ya está sucediendo. Estas son las tejas solares:techos solares tesla

Este es un cambio de muchos que van en la misma dirección: la descentralización del sistema, la descentralización de las fábricas (impresoras 3D), descentralización de la producción de energía, descentralización de los medios de comunicación…

Un mundo apasionante que viene por delante y el que vamos a ser más protagonistas que nunca.

img_0004

 

Show Full Content
Anterior Las nuevas formas de ligar
Siguiente OnePlus 3T: todos los datos, disponibilidad y precio

Atrás
Cerrar
Cerrar