La Audiencia Provincial de Murcia ha absuelto a los gestores de la web Series Yonkis del juicio en el que se les pedia hasta 546 millones de euros por un delito de propiedad intelectual. Series Yonkis fue una plataforma dedicada a ofrecer enlaces externos de acceso a contenido protegido por derechos de propiedad intelectual.

El abogado de Alberto García Sola, uno de los fundadores, ha afirmado que ha triunfado “el principio de la legalidad”, ya que los hechos ocurrieron entre 2008 y 2014, antes de julio de 2015, momento en el que el Código Penal empezó a criminalizar la conducta por la que se juzgaba a estos individuos, informa Público. En el 2019 los dueños de este portal se enfrantaban a dos años de cárcel y 4.200 euros de multa.

Las páginas únicamente redirigían a megaservidores externos

La sentencia considera que Series Yonkis, Películas Yonkis y Vídeos Yonkis tenían como único fin el de redirigir a megaservidores externos, que normalmente eran megaupload y megavideo, donde otros usuarios no identificados alojaban contenido audiovisual protegido por derechos de propiedad intelectual.

Isabel María Carrillo Sáez, titular del juzgado de lo Penal número 4 de Murica, ha absuelto a los administradores ya que estos portales “no contenían ningún tipo de contenido audiovisual, sino que se limitaban a la publicación de los enlaces que conducían a otros servidores donde se alojaban las obras”. En la sentencia también se expone que no existen evidencias que indiquen que los responsables de Series Yonkis subieran dicho contenido a los servidores de vídeo.

Los enlaces no reportaron beneficios económicos y los hechos no entran como comunicación pública

Además, los responsables de Series Yonkis no se beneficiaron económicamente por el contenido protegido de los servidores, ya que sus ingresos provenían de banners y ventanas emergentes que salían a cualquier usuario que entrase a la web.

Es por ello que la sentencia rechaza la argumentación de la defensa y recoge que tras un análisis exhaustivo de incluso la jurisprudencia del Tribunal de Justicia Europeo más reiente, los hechos probados no entran en el marco del delito contra la propiedad intelectual presente en el artículo 270 del Código Penal, antes de la reforma citada con anterioridad.

También se ha analizado si los hechos entrarían dentro del concepto, y por tanto del delito, de “comunicación pública”. En este aspecto la magistrada entiende que enlazar no puede considerarse como comunicar públicamente, ya que esto atentaría contra el principio de legalidad penal y con el de taxatividad.

La sentencia Svensson es anterior a los hechos

La conocida como sentencia Svensson, de 2014, es anterior a los hechos. En ella se considera como “acto de comunicación” el hecho de facilitar enlaces en los que se pueda acceder a obras protegidas, ya que se trata de un acto de “puesta a disposición”.

A pesar de ello, en la resolución se recoge que este tipo de páginas que ofrecían enlaces no eran constitutivas de infracción penal ya que en la reforma del Código Penal de 2015 se incluye un nuevo tipo de delitos contra la propiedad intelectual en los que figura el hecho de enlazar con listados ordenados y clasificados de obras aunque los listados hayan sido facilitados por otros.

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Jesús Lorda

Jesús estudia Periodismo en la Universidad de Valencia y desde 2017 está vinculado a Viatea en tareas de redacción, corrección y organización. Para él la excelencia informativa es primordial para que los lectores puedan tener al alcance información de calidad y la trata de garantizar a diario en Viatea.

Anterior Ahora podrás hacer directos en Instagram con hasta tres personas más gracias a Live Rooms
Siguiente Xiaomi Redmi Note 10: características y primeras impresiones
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

imagen social instagram @viatea

imagen social facebook @viatea

imagen social twitter @viatea

imagen social telegram @viatea

imagen social instagram @viatea

Atrás
Cerrar
Cerrar