A medida que el cambio climático se afianza en nuestro planeta los científicos realizan sus mayores esfuerzos por mantener un estudio detallado de este fenómeno. En esta ocasión, EE.UU y Europa en colaboración con SpaceX anunciaron el lanzamiento de su nuevo satélite de monitoreo oceánico, buscando expandir nuestra comprensión de los cambios meteorológicos y las corrientes marinas.

Nuevo satélite de monitoreo oceánico en colaboración internacional

Este sábado la NASA lanzó al espacio su más reciente satélite de monitoreo oceánico, desarrollado en colaboración con la ESA y varios socios europeos. El nuevo Sentinel-6 Michael Freilich despegó junto a un cohete Falcon 9 de SpaceX desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg, en California.

Lanzamiento del satélite de monitoreo oceánico Sentinel-6.

El Sentinel-6 busca continuar la gestión ininterrumpida de casi 30 años de transmisión de datos oceánicos en soporte a sus predecesores europeos y estadounidenses. Esta es la primera vez que SpaceX decide participar en este tipo de proyecto, luego de que hace poco lanzara su primera tripulación al espacio.

Una vez en orbita, el nuevo satélite inició su etapa de posicionamiento, enviando con éxito su señal a la estación espacial terrestre. El Sentinel-6 Michael Freilich “mejorará los pronósticos meteorológicos y proporcionara datos a gran escala de las corrientes oceánicas, apoyando la navegación en el mar” detalló la NASA.

Se espera que dentro de un año el Sentinel-6 asuma su posición de líder de transmisión al relevar al satélite principal Jason-3. Además, en 2025 se lanzará el satélite gemelo Sentinel-6B que continuará con el soporte del sistema de monitoreo oceánico y climático durante 10 años.

Sentinel-6 continua con el legado de Michael Freilich

El nuevo satélite carga con el legado del ex-director de la División de Ciencias de la Tierra de la NASA, Michael Freilich, quien falleció este 5 de agosto. Freilich fue un importante exponente en el desarrollo de tecnologías de observación oceánica desde el espacio.

Michael Freilich

“Michael fue una fuerza incansable en las ciencias de la Tierra, es apropiado que un satélite con su nombre continúe el estándar de oro de las mediciones del nivel del mar durante la próxima media década”

Director de Programas de Observación de la Tierra de la ESA, Josef Aschbacher.

Por el momento, la NASA apuesta a que este nuevo satélite de monitoreo oceánico favorezca el estudio de nuestras corrientes marinas y complemente los modelos y pronósticos meteorológicos. Además, se espera que los nuevos datos que este brinde faciliten la toma de decisiones políticas inherentes al cambio climático.

Vía NASA

Show Full Content
Anterior ¿Dos estados líquidos del agua? Esto es lo que parece que han hallado unos investigadores
Siguiente Ahora es posible hablar con Alexa en dos idiomas a la vez gracias al modo multilingüe
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Atrás
Cerrar
Cerrar