El rover Perseverance de la NASA ha aterrizado sin problemas en la superficie de Marte después de pasar los siete minutos de terror dentro de la atmósfera del planeta rojo. Este hecho da comienzo a una expedición de dos años para recorrer el cráter Jezero de este planeta con el objetivo de encontrar indicios de antiguas señales de vida.

Swati Mohan, que forma parte del equipo de Entrada, Descenso y Aterrizaje de la NASA confirmó el aterrizaje. “El Perseverance está a salvo en la superficie de marte listo para empezar a buscar signos de vida anterior”. Esto llevó a la ovación del equipo de aterrizaje del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA en California compuesto por unos 30 ingenieros. Poco tiempo después de este hecho, el rover Perseverance mostró la primera imagen desde una de las 19 cámaras que incorpora para esta investigación.

El gran miedo en este aterrizaje fue lo que los ingenieros llaman “los siete minutos de terror“, que hace referencia al tiempo que transcurre desde que el cuerpo entra en órbita de Marte hasta que este aterriza. La velocidad de aterrizaje fue de casi 19.500 kilómetros por hora, en concreto 12.100 millas por hora y el rover Perseverance entró a Marte a las 21:48 h (hora española).

Para reducir la velocidad y proteger el rover Perseverance del calor, este fue protegido mediante un proyectil protector y un paracaídas. También incorporaba seis propulsores de cohetes para reducir la velocidad al máximo posible en el aterrizaje, concretamente a poco más de 3 kilómetros por hora. A los 20 metros de distancia sobre el suelo, el rover acabó de bajar con la ayuda de un conjunto de cables mediante la maniobra “skycrane”. Una vez en superficie, las seis ruedas del Perseverance cortaron los cables.

rover Perseverance
NASA/JPL-Caltech 

El sexto aterrizaje con éxito de la NASA en este planeta concluyó en tiempo previsto, siete minutos después de la entrada en la atmósfera de marte. Este rover ha costado 2.700 millones de dólares (2225 millones de euros) y estará investigando el planeta rojo durante los próximos dos años en los que recogera muestras de tierra para una futura misión de recuperación, analizar la composición de rocas marcianas con un sistema de rayos láser y desplegar el helicóptero Ingenuity, que se trata de un rotorcraft de 1’3 metros de ancho y que se tratará del primer vuelo propulsado en otro planeta.

Un viaje inciado el verano pasado

El rover Perseverance fue lanzado el verano pasado desde un cohete Atlas V de United Launch Alliance y desde entonces ha recorrido un total de 293 millones de millas. El lanzamiento no fue en un momento arbitrario, sino que se realizó en un momento en el que la Tierra y Marte se alineaban en sus órbitas alrededor del Sol, cuestión que solo pasa cada dos años.

No se trata del único lanzamiento en esta ventana, pues China y Emiratos Árabes Unidos lanzaron una nave espacial que llegó a Marte el pasado 10 de febrero, pocos días antes de que la NASA detectase una señal de radio en Júpiter. Este lanzamiento tiene como objetivo desplegar un lander y un rover en los próximos meses, por lo que el Perseverance no estará solo en la superficie del planeta rojo.

rover Perseverance
NASA/JPL-Caltech 

El viaje del rover Perseverance superó las expectativas inciales, pues se tuvieron que realizar menos maniobras de corrección orbital que las previstas debido a una gran inserción en la trayectoria en Marte durante el lanzamiento.

El rover Perseverance tuvo el sitio de aterrizaje más complejo para la NASA hasta la fecha, pues se tuvo que alejar de los acantilados escarpados, rocas masivas y pozos arenosos que se encuentran en la zona del Cráter Jezero. Este lugar tampoco se ha elegido de manera banal, sino que los científicos creen que este agujero es un delta de un antigo río de hace unos 3.500 millones de años, por lo que puede ser una gran fuente de fósiles.

La siguiente etapa del proyecto del rover Perseverance

Los ingenieros del rover Perseverance ya trabajan en la siguiente etapa, de retorno de muestras, un esfuerzo conjunto con la Agencia Espacial Europea para enviar naves a marte y recoger todas aquellas muestras que el Perseverance recogerá en los próximos dos años. Aún así, esta misión está planeada para el año 2026.

rover Perseverance
NASA/JPL-Caltech 

Otro de los planes para la próxima década sería enviar atronautas a Marte para la exploración de vida humana en este planeta, informa Zurbuchen.

Vía: The Verge

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Jesús Lorda

Jesús estudia Periodismo en la Universidad de Valencia y desde 2017 está vinculado a Viatea en tareas de redacción, corrección y organización. Para él la excelencia informativa es primordial para que los lectores puedan tener al alcance información de calidad y la trata de garantizar a diario en Viatea.

Anterior Esta es la nueva “alfombra mágica” creada solo con luz LED en una cámara de vacío
Siguiente Las cámaras de los primeros Google Pixel sufren problemas
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

imagen social instagram @viatea

imagen social facebook @viatea

imagen social twitter @viatea

imagen social telegram @viatea

imagen social instagram @viatea

Atrás
Cerrar
Cerrar