La policía de Estados Unidos usa los datos de ubicación de ciertas aplicaciones móviles de forma secreta

Las aplicaciones móviles como Waze o Starbucks utilizan la ubicación de sus usuarios para mejorar sus servicios. Estos datos por lo general permanecen en secreto y solo los aprovecha la empresa. Sin embargo, la policía de Estados Unidos tuvo acceso a esta información y usó los datos de ubicación para rastrear personas de forma secreta.

La policía usó los datos de ubicación en juicios

Los dispositivos móviles son capaces de ofrecer la ubicación precisa de una persona gracias a la tecnología GPS. De hecho, hace poco AT&T anunció que usaría la geolocalización para ubicar llamadas al 911. Sin embargo, esta información ha tenido otros usos en los últimos años, por desgracia, sin autorización de las personas.

Un nuevo informe publicado el pasado 1 de septiembre descubrió que la policía de Estados Unidos usó los datos de ubicación recolectados por algunas apps. La información se usó para rastrear a los usuarios y describir su comportamiento en un periodo de tiempo específico. Esta información fue tan importante que resultó decisiva en algunos juicios.

La policía usó los datos de ubicación de los móviles.

Los datos en cuestión fueron comprados a una compañía llamada Fog Data Science. Esta empresa compra los datos a corredores de datos, quienes a su vez los compran a los desarrolladores de las apps. La recolección y venta de los datos puede hacerse a través de APIs, incluso sin que las grandes empresas lo sepan.

Los entes gubernamentales adquirieron miles de millones de datos de ubicación de aproximadamente 250 millones de móviles. Todos estos datos fueron usados de forma secreta por las agencias en distintos casos jurídicos. De hecho, el uso fue tan secreto que ni siquiera los abogados defensores en los juicios tenían conocimiento de ello.

Los datos recolectados no permiten identificar al dueño del teléfono. Sin embargo, el móvil mostrará la ubicación de la persona las 24 horas del día, por lo que no resulta difícil conectarlo con una persona en específico.

El hecho de que la policía usó los datos de ubicación de los móviles sin el consentimiento de los usuarios es controvertido. Para algunos, resulta una clara violación a la privacidad de las personas, aunque las autoridades exponen que no es un movimiento ilegal, ya que se extraen de aplicaciones gratuitas.

Vía 9TO5Mac.

Luis R.
Luis R.
Luis es estudiante de Medicina en la Universidad de Oriente. Adquirió gran fascinación por la tecnología al ver cómo esta podría mejorar nuestro día a día y dedica parte de su tiempo a ayudar a miles de lectores con sus guías y tutoriales.

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí