Muchos países están enfocados en conseguir energía de forma limpia para reducir la emisión de gases nocivos y así colaborar con el medio ambiente. Si bien la energía solar es la más económica de todas, su gran limitante es el horario. Sin embargo, una compañía china planea lanzar paneles solares al espacio para captar energía las 24 horas.

Los paneles solares transmitirán energía del espacio a la Tierra

Muchos países aumentaron la producción de energía solar en los últimos años. De hecho, algunos países tendrán un crecimiento en energía solar para el 2030. Este hecho no es de extrañar, ya que se trata de una de las formas más económicas y ecológicas de conseguir energía eléctrica. Sin embargo, su obtención se limita a las horas en las que sale el sol.

La gran limitación de la energía solar en la Tierra puede sortearse, gracias a que una empresa china planea mandar paneles solares al espacio. De esta manera, sería posible recolectar energía las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Así lo afirma Longi Green Energy Technology Company, una empresa con sede en Xi'an, China.

Paneles solares

La idea resulta muy atractiva para los inversores, debido a que los paneles captarían una gran cantidad de energía y la enviarían a la Tierra. Si bien otros países como Rusia, India y Japón trabajan en proyectos similares, Longi parece ser la empresa más avanzada en hacer posible este tipo de tecnología.

Aún no se sabe con exactitud como lograrían los paneles solares transmitir la energía captada desde el espacio hasta la Tierra. Sin embargo, se cree que la transformarían en microondas específicas para ser captadas en una central especial. El proyecto resulta tan innovador que la Fundación Espacial de China, financiada por el gobierno, mostró su interés.

El lanzamiento de paneles solares al espacio para captar energía podría ser la forma más efectiva de obtener energía eléctrica hasta ahora. Aunque quizás falten muchos años para que este proyecto se haga realidad, genera muchas expectativas al respecto. Por ahora, solo nos queda esperar y seguir de cerca los avances.

Vía Futurism.