Científicos encontraron mutaciones genéticas en todas las muestras de sangre de astronautas después de ir al espacio

La cantidad de misiones espaciales largas que involucran pasar meses en el espacio exterior aumentaron en los últimos años. Por ello, la NASA y otras organizaciones realizan un monitoreo constante de la salud de su personal. Sin embargo, unos científicos encontraron mutaciones genéticas en todas las muestras de sangre de los astronautas.

Estas mutaciones genéticas en la sangre no son peligrosas

Los astronautas están pasando mucho tiempo en el espacio exterior. De hecho, unos astronautas chinos regresaron a la tierra tras una misión de 6 meses. Además, las próximas misiones de exploración lunar de la NASA involucran pasar un tiempo similar fuera del planeta, lo que puede repercutir en la salud.

Unos científicos de la NASA estudiaron diversas muestras de sangre antiguas para determinar el impacto en la salud de los viajes al espacio. El estudio arrojó que todas las muestras de sangre de astronautas tenían mutaciones genéticas en múltiples células sanguíneas.

Mutaciones genéticas en la sangre de los astronautas

Las muestras sanguíneas son de 14 astronautas que realizaron vuelos espaciales entre 1998 y 2001. La sangre se conservó a una temperatura de -112 °F durante 2 décadas para realizar el estudio. Además, las muestras se tomaron 10 días antes de vuelo y el día del aterrizaje para establecer una comparación.

La mutación genética encontrada se denomina hematopoyesis clonal. La misma afecta el ADN de una de las células madre sanguíneas, la cual generará leucocitos, eritrocitos y plaquetas con la misma alteración. Sin embargo, la hematopoyesis clonal era de un tamaño pequeño, por lo que no debería aumentar la probabilidad de padecer cáncer u otras patologías.

Los científicos creen que estas mutaciones genéticas en la sangre de los astronautas se deben a la radiación del espacio exterior. Las mutaciones aparecen en las personas regulares cuando de exponen a radiación UV o a quimioterapia para el cáncer. También son muy comunes en los ancianos, aunque en promedio, los astronautas estudiados tenían 42 años.

En base a los resultados de este estudio, los científicos están buscando medidas para reducir la exposición de los astronautas a la radiación. Este hecho adquiere mayor importancia ya que se presume que, mientras mayor tiempo de exposición, peores serán las mutaciones genéticas.

Vía Futurism.

Luis R.
Luis R.
Luis es estudiante de Medicina en la Universidad de Oriente. Adquirió gran fascinación por la tecnología al ver cómo esta podría mejorar nuestro día a día y dedica parte de su tiempo a ayudar a miles de lectores con sus guías y tutoriales.

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí