La popular empresa aeroespacial de Elon Musk no para de ser tendencia en el mercado con sus increíbles piezas de ingeniería. Sin embargo, esta semana SpaceX se llevó una desafortunada sorpresa, al presenciar la explosión de su prototipo de Starship durante el aterrizaje tras una prueba de vuelo y maniobrabilidad exitosa.

La rueba de vuelo de SpaceX termina con una explosión

Este 9 de diciembre, SpaceX llevó a cabo la prueba de vuelo en vivo de su nave espacial SN8 en la base de Boca China, Texas, tras varios contratiempos presentados en su maquinaria. La empresa anunció que el objetivo era volar a 41.000 pies de altura e intentar una maniobra de giro para el aterrizaje del Starship, que hasta el momento nunca se había probado en una nave de tal envergadura.

Explosión en prueba de vuelo de SpaceX.

Tras conseguir un lanzamiento exitoso, la SN8 pudo desplazarse y maniobrar con éxito en el cielo. Sin embargo, durante el descenso la nave, al parecer, no frenó lo suficiente al llegar a la base, lo que causó una enorme explosión de fuego.

Por su parte, la empresa espacial no dio espacio al desánimo y destacó que la prueba fue un éxito y que ahora pasarían a desarrollar su prototipo SN9. En relación a esto, Elon Musk compartió en su Twitter su completa satisfacción con el desempeño de la nave, aclarando que obtuvieron todos los datos necesarios y que el proyecto seguiría en orden para pruebas futuras.

“¡Ascenso exitoso, cambio a tanques de cabecera y control preciso de aletas hasta el punto de aterrizaje!”

Elon Musk.

De igual forma, SpaceX confirmó que la explosión durante su prueba de vuelo fue producto de la baja presión del tanque del cabezal de combustible lo que hizo que la nave bajara demasiado rápido para evitar el impacto.

La SN8 recuerda los intentos de aterrizaje fallido de la Falcon 9

A pesar de ser un acontecimiento desafortunado para SpaceX, la compañía ya contaba con experiencias previas en este tipo de sucesos. Prueba de ello son las fallidas pruebas de maniobrabilidad y aterrizaje de la nave Falcon 9 en 2015, quien de hecho hace poco logró llevar la primera tripulación de SpaceX al espacio.

Ante la reciente explosión, SpaceX se mantiene optimista en su proyecto, ha aprendido de lo sucedido y lo considerará para su siguiente prueba de vuelo. Por lo que, es muy probable que en poco tiempo podamos disfrutar del prototipo SN9 en su lanzamiento al espacio.

Vía Engadget

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Johnny Marin

Johnny es estudiante de quito año de Medicina de la Universidad de Oriente. Apasionado por la tecnología, ciencia y astronomía. Él cree que su estudio y expansión son la clave de un mejor futuro para la humanidad.

Anterior Una startup de vehículos eléctricos agota su catálogo en 24 horas al no necesitar recargas
Siguiente La vigilancia biométrica excesiva en Europa podría estar forzando los límites de la ética
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Atrás
Cerrar
Cerrar