LG G5: la última apuesta antes del nuevo LG G6

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Es evidente que el último terminal de la marca LG, el LG G5, se ha superado con creces respecto a los anteriores. Hasta el momento, creaban móviles de carácter pragmático enfocados a la gama media. En cambio, con el último lanzamiento han dirigido sus objetivos hacia la competencia  con la más alta gama de teléfonos del mercado.

El producto más reciente en el área de teléfonos de LG, el modelo LG G5, ha sorprendido gratamente a muchos clientes.

Afortunadamente, he tenido la oportunidad de probar el dispositivo durante dos meses, los cuáles me han permitido discernir aquello por lo cual destaca y por lo cual no, así que ahora os voy a contar la experiencia que he tenido con el LG G5.

LG G5: Función Always On

Para empezar, mi primera impresión ha sido positiva gracias a la pantalla ‘Always On’. Es cierto que LG no es pionera en este diseño, pero sí puede presumir de ofrecer la posibilidad de mostrar más información que otros dispositivos que hacen uso de este recurso. Aun así, deja que desear la claridad con la que se ve en ambientes de poca luz.

LG G5: Calidad de imagen y sonido

En segundo lugar, este nuevo diseño puede lucirse en calidad de imagen y sonido. Confieso que desde el primer día quedé impresionada de la calidad con la que se veían los videos.

El fabricante dispone de una resolución de 2569×1440 píxeles que ofrece una buena reproducción de colores. Es evidente que otros móviles de mayor prestigio en el mercado siguen siendo mejores , pero el dispositivo no deja nada que desear pese a ser una marca menos posicionada en móviles de alta gama.

En cuánto a las aplicaciones internas del terminal, sin duda la cámara no pasa desapercibida en este caso. En el LG G5 han apostado por la integración de no una, sino dos cámaras traseras: una cámara externa de 16 megapíxeles y a su vez otra de 8 megapíxeles con un ángulo de 135 grados que permite amplificar el espacio recogido en una fotografía.

Además, la marca ha querido añadir el estabilizador de imagen óptica, un láser de enfoque automático y grabación de vídeos en 4K. Es probable que sea una de las mejores apuestas de LG en este nuevo producto.

Bajo mi punto de vista, han estado muy acertados al querer innovar en uno de los ámbitos más atractivos de un teléfono móvil hoy en día, pero creo que el resultado de las fotografías no es el esperado en un dispositivo que busca competir con los productos más prestigiosos de la tecnología móvil.

LG G5: Batería

Por último, hemos de destacar la batería. El LG G5 posee una batería de 2800mAh, por lo que no es gran cosa. En cambio, la marca ha sido innovadora al aplicar una batería removible que hasta el momento los mejores diseños del mercado no lucen.

Sin duda, la compañía puede sentirse muy orgullosa de su aplicación.

Además, personalmente, me llevé muy grata impresión al ser el primer dispositivo que he tenido hasta el momento en mis manos que carga con tanta rapidez. No me cabe duda de que sería el primer terminal del mercado que escogería si me preguntasen cuál satisface mejor las necesidades de carga rápida.

Conclusiones del LG G5

En conclusión, confieso que el LG G5 me ha fascinado teniendo en cuenta la trayectoria por la que siempre ha apostado LG.

Este dispositivo ha sido rompedor, el producto clave con el que la compañía ha desafiado para tratar de posicionarse en el mejor mercado de la telefonía móvil.

Sin duda, LG ha arriesgado para ganar, pues un año después de su mejor apuesta, se atreven a lanzar un nuevo modelo: el LG G6, un móvil de mayor pantalla y grandes mejoras que será presentado en el Mobile World Congress de Barcelona el próximo fin de semana.

Compartir.