Un equipo de científicos australiano ha logrado enseñar a una colección de neuronas cultivadas en placas a jugar Pong mejor que una inteligencia artificial (IA). El grupo de células cerebrales in vitro fue capaz de responder a los estímulos eléctricos, moviendo la pala de una lado a otro según lo requería el videojuego.

Neuronas in vitro aprenden a jugar Pong en 5 minutos

Los investigadores de Cortical Labs han conseguido estimular a pequeños grupos de neuronas en placas de Petri para que aprendan a jugar el videojuego Pong. Los datos de la fascinante hazaña se dieron a conocer a través de una investigación publicada en la revista Biorxiv. En la misma se detalla como las células cerebrales aprendieron a jugar en tan solo cinco minutos, más rápido que la IA que tardo 90 minutos en procesar los datos del juego.

Cortical Labs logra enseñar a neuronas a jugar al Pong.

Brett Kagan, director científico de Cortical Labs, destacó que esta es la primera vez que se descubre como un grupo de “minicerebros” es capaz de realizar actividades específicas por objetivos. Hasta el momento, un gran número de investigaciones se han enfocado solo en estudiar la superficie de estas redes neuronales. Hace poco se descubrió una forma de conectar el cerebro humano a un ordenador.

El equipo australiano denominó a este nuevo sistema “DishBrain” o cerebros cibernéticos. Los mismos están constituidos por grupos de neuronas, de 800 mil hasta 1 millón, dispuestas sobre microelectrodos estimulantes. De igual forma, se empleó una versión básica de un solo jugador para enseñar a las células cerebrales.

En este sentido, las neuronas aprendieron a reconocer donde estaba la pelota en el juego a través de estímulos eléctricos provenientes de la derecha o la izquierda de la matriz. De esta forma, las células cerebrales eran capaz de mover la pala del juego hasta lograr el cometido final. Según Kagan “nos referimos a ellos como si vivieran en Matrix, cuando están en el juego, creen que son la pala”.

Por el momento, el grupo de neuronas entrenadas para jugar Pong perderían fácilmente contra un ordenador como DeepMind. Sin embargo, su capacidad de aprendizaje podría superar en poco tiempo a las IA más avanzadas del mercado.

Via NewScientist

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Johnny Marin

Johnny es estudiante de quito año de Medicina de la Universidad de Oriente. Apasionado por la tecnología, ciencia y astronomía. Él cree que su estudio y expansión son la clave de un mejor futuro para la humanidad.

Anterior Quartz, la nueva apuesta de NTF de Ubisoft, inicia con mal pie en el mercado
Siguiente Nintendo Switch, la mejor consola para regalar en Navidad
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

¡Un correo semanal con noticias, curiosidades y descuentos!

Apuntate y conoce todas las noticias de tecnología, obtén descuentos en apps y móviles, ¡y mucho más!

imagen social instagram @viatea

imagen social facebook @viatea

imagen social twitter @viatea

imagen social telegram @viatea

imagen social instagram @viatea

Atrás
Cerrar
Cerrar