iPad Pro
iPad Pro

Para la renovación de los iPad Pro en el año 2017, Apple deberá esmerarse un poco más que de costumbre ya que las ventas de este maravilloso dispositivo van cayendo a pasos agigantados, y estimo que su software será la clave para su relanzamiento.

Recordemos que el iPad Pro que en la actualidad se está vendiendo, en sus distintos tamaños de 9´7 y 12´9 pulgadas, tiene mejor pantalla que el que le precedía (iPad Air 2), mejores altavoces, mejor procesador y cámaras que apenas nadie utiliza pero lo que se mantenía intacto, como metido en una urna de cristal, era su sistema operativo; no me equivoco si afirmo que con el Air 2 se pueden hacer las mismas cosas que con el flamante Pro, a excepción de dibujar con el accesorio Apple Pencil que puede suplirse, en mejor o peor medida, con dispositivos de terceros, haciendo en consecuencia muy difícil, todo ello desde un punto de vista racional, el cambio generacional de uno a otro aparato.

Cajas del iPad Pro
Cajas del iPad Pro

Encontrándonos en esta tesitura, el mercado que ya está maduro no va a esperar ni permitir otra mera evolución en el procesador y cambios estéticos y requerirá con voz en grito una pequeña gran revolución para hacer atractiva su compra, siendo el software su principal baza. Esto lo sabe Apple y cualquier analista que se precie.

El sistema operativo que corre en las tabletas iPad es francamente muy similar al de los iPhone, salvo contadas excepciones (Slide Over, Split View y Pip -imágen dentro de imágen-), pero opino que el nuevo iPad Pro deberá llevar en sus entrañas estas novedades en su software:

Arrastrar y soltar en el próximo iPad Pro

El arrastrar y soltar (drag and drop) ha sido siempre una expresión informática en los PC y los Mac que requería el uso del botón izquierdo del ratón para interactuar con un objeto y hacerlo posible. Todos sabemos que IOS no admite, y pienso que nunca admitirá, el uso de un ratón por lo que esta característica tan especial requerirá una tecnología que en la actualidad no poseen los iPad pero, curiosamente, disfrutan los iPhone desde el 6s, y no es otra que la tecnología del 3D Touch.

Utilizando el Apple Pencil
Utilizando el Apple Pencil

Para Apple sería sencillo implementar que con un golpeo más fuerte (ya sea Peek o Pop) en la pantalla del iPad se activara la posibilidad de arrastrar un objeto o varios a la vez para seleccionarlo y poderlo trasladar hacia otra parte de la pantalla o para realizar alguna acción especial con él o ellos; pondré un ejemplo para que se me entienda: en Split View en una parte de la pantalla tenemos la App fotos, pulso fuertemente en una de ellas y se accede a la opción de arrastrarla a la segunda ventana dónde estamos utilizando un procesador de texto, así de sencillo y genial.

Esta característica, por sí sola, haría más versátil y productivo el uso de los iPad, lo cual requerirá casi inevitablemente que IOS se disgregue si estamos utilizando el iPhone o el iPad, haciéndolo más flexible y funcional.

Uso de un administrador de archivos

Bajo mi punto de vista, el hecho de que en el iPad no podamos tener un administrador de archivos lastra en grandes dosis la productividad que le podamos sacar al aparato; al ser IOS desde sus inicios un sistema encapsulado para aplicaciones y archivos que se utilizan con ellas, resultaba absurdo e innecesario el tener un administrador de archivos cuando todo fluía sin mayor complicación pero los tiempos han cambiado y las personas que comandan Apple también lo han hecho o simplemente ya no existen entre nosotros.

Este administrador de archivos, y valiéndonos de la experiencia en IOS, deberá implementarse casi indefectiblemente a través de iCloud Drive. Para hacerlo productivo y eficaz desde cualquier parte y lugar deberá ser accesible, probablemente a través de un gesto fácil y unívoco que lo traiga desde dónde nos encontremos para interactuar con él. Podremos sin mucho esfuerzo mover archivos entre carpetas e incluso borrarlos.

Conclusión

En este artículo he dado a conocer dos soluciones, haciendo de pitoniso barato, que resultarían sumamente fáciles de implementar para una compañía de las dimensiones a la que ha llegado Apple pues el hardware necesario ya lo tienen y únicamente se necesita un minúsculo esfuerzo para hacerlo posible.

Por ello, siendo osado me permito el lujo de aconsejar a los directivos de Apple que escuchen a la gente e implementen mejoras sustanciales en el software del próximo iPad Pro mostrándolo al mundo distintivo y diferenciador, no dejen escapar la oportunidad de hacer realidad lo que muchos pedimos y no me cabe la menor duda de que los usuarios responderemos al grito de “lo quiero, coge mi dinero – I love it, grabs my money–”. Apple, no olvides nunca que lo que importa es el software.

Show Full Content
Anterior Ladrones atracan una tienda K-Tuin en Valencia vestidos de Papa Noel
Siguiente Cómo navegar por internet en Split View en cualquier iPad antiguo

Atrás
Cerrar
Cerrar