Caen las ventas del iPad, ¿fin de la tendencia?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Desde que Apple se sacó de la manga la gama de tabletas que rompía con el modelo anterior muchos son los que han quedado sorprendidos con los espectaculares números que presenta la compañía de Cupertino año tras año, pero esta tendencia a la alza parece haber llegado a su fin.

Las ventas de los dos últimos meses han descendido si lo comparamos con los mismos del año anterior. El porcentaje de ventas sigue suponiendo un gran colchón para Apple, y es que la cifra ronda el 16% y no está nada mal, pero comparando con el año pasado ese porcentaje ha disminuido un escaso 3%. Realmente no es algo puntual como ya ha podido pasar anteriormente, que unos meses se vendía más y otros menos, puesto que nos referimos a dos meses consecutivos de descenso de ventas. ¿Estará Apple colapsando el mercado? ¿Los clientes ya no buscan tablets? Son preguntas que nos tenemos que formular cuando hablamos de este tema, nadie tiene la verdad absoluta pero voy a dar mi punto de vista en referencia a la polémica generada en varios blogs.

Si es cierto que las tablets tienen un gran tirón en estos tiempos, y es por eso que todo el que ha sabido combinar lo que podría desear un cliente ha tenido bastantes ventas, pero realmente podríamos estar entrando en una época en que las tabletas grandes pierden relevancia y la ganan las pequeñas, al revés que con las pantallas de los smartphone, las pequeñas caen y prevalecen las grandes, ¿podría ser que se esté tendiendo hacia un tamaño ideal? Algo en torno a las 6 pulgadas, un híbrido entre smartphone y tablet, puesto que es una tendencia que se hace notar. Esperaremos a ver el próximo terminal estrella de Apple que promete por fin aumentar las pulgadas para que pueda equipararse en pantalla a hermanos de otras características similares.

Y contestando a la pregunta del título, si, según mi opinión veremos un descenso de ventas del iPad continuado, pero sin aumentar las de los competidores, será una tendencia generalizada, la moda cambia muy rápido, y ahora parece mucho mejor tener un smartphone de 6 pulgadas que una tablet de 9,7.

Compartir.