¿Tu Moto G5 se ha mojado y no carga? Te damos la solución

0

El Moto G5 y G5 Plus no son resistentes al agua pero hay veces que por un motivo de seguridad el smartphone no carga si anteriormente se ha mojado así que hay que tomar medidas , pero no te preocupes , resolverlo es muy fácil. ¿Tu Moto G5 se ha mojado y no carga? Te damos la solución.

¿Tu Moto G5 se ha mojado y no carga?

Si bien indican los fabricantes que pueden mojarse, hay zambullidas y zambullidas. Es algo que nos ha pasado a todos, por poner un ejemplo, ir al baño y cuando nos levantamos vemos que el móvil ha caído. No solo tirándose de cabeza al agua puede fallar el móvil, simplemente con el hecho de humedecerse también puede fallar y uno de los fallos más comunes es el no poder cargar.

¿Tu Moto G5 se ha mojado y no carga? Te damos la solución

Moto G5 | Imagen de Lenovo

En primer lugar os comento que esto no va a pasaros con un terminal de forma habitual , solo que es el fallo más común pero normalmente no hay problema con esto. Cuando tu terminal sea resistente o no le entra una gota de agua por el conector de carga le pasa lo mismo que a los demás , aunque en los resistentes el conector de carga indica si el terminal está mojado o no , es decir, lo detecta.

Cuando detecta que está mojado no carga es debido a que el terminal debe de estar seco para cargarlo. Debido a que si lo cargamos mojado llegaría óxido a la placa y el móvil sería inservible.

Recuerda que, mientras el móvil esté mojado, debes dejarlo apagado para que no exista electricidad en la placa para poder secarlo siempre tenemos la opción del tarro de arroz. Otra idea sería la de dejarle junto a un ordenador, el ventilador que tiene produce calor suficiente para poder secarle.

¿Que hago si todavía no carga?

Si pasado unos días continua sin cargar, todavía tienes opciones:

Llevarlo a una tienda oficial, ellos decidirán si lo reparan en garantía (humedad no suele) o si te dan presupuesto.

Si eres un manitas y te atreves, puedes abrirlo tu mismo. Eso sí, siempre con las herramientas necesarias. Para ello una buena opción es utilizar un pequeño cepillo con alcohol para limpiar las zonas sulfatadas.

 ¿Y tú, has podido arreglarlo?

 

 

Share This