¿Tu BQ Aquaris X se ha mojado y no carga? Te damos la solución

0

Si eres de los que ha decidido adquirir el nuevo terminal de gama media de la española BQ, el BQ Aquaris X o BQ Aquaris  X pro,  y por desgracia se ha mojado y no carga, aquí encontrarás la solución: Hoy os enseñaremos si tu BQ Aquaris X se ha mojado y no carga, esté seco y cargue.

En primer lugar hay que comentar que este dispositivo cuenta con la calificación IP52, es decir, resiste muy bien el polvo, pero apenas es resistente al agua.

bq aquaris x

www.bq.com

¿Por qué mi BQ Aquaris X se ha mojado y no carga?

Una vez comentado esto, si tu BQ ha entrado en contacto con agua es muy posible que se vea afectado y no cargue, esto se debe a que los móviles actuales contienen un sistema de seguridad que impide que si el móvil está mojado o húmedo se cargue impidiendo así que llegue corriente a la placa y se cree oxido dejándola inservible.

Solución si tu BQ Aquaris X no carga

Para conseguir que después de que tu BQ Aquaris X se haya mojado y no cargue, lo primero y principal es sacarlo del agua, para ello te recomendamos 2 formas tras haberlo apagado.

La primera de las formas que te recomendamos es meterlo en arroz, el arroz absorberá la humedad que pueda contener el dispositivo.

La segunda opción que te recomendamos es que lo dejes al lado del ventilador de tu ordenador, el calor emitido hará que se seque.

Si después de unos días sigue sin cargar te ofrecemos 2 opciones:

Lo primero es llevarlo al servicio técnico que, a no ser que tengas seguro, te harán un presupuesto, ya que el daño está provocado por un mal uso del dispositivo. Si el precio te parece correcto y no eres un usuario experimentado, te recomiendo encarecidamente que lo dejes en manos de los expertos de BQ.

Otra opción, si eres un manitas y te atreves puedes abrirlo tú mismo. Eso sí, siempre con las herramientas necesarias y con total conocimiento, ya que cualquier daño provocado tanto al dispositivo cómo a ti mismo, sería tu total responsabilidad. Nosotros te recomendamos que utilices un pequeño cepillo con alcohol para limpiar las zonas sulfatadas.

¿Y tú has conseguido arreglarlo?

Share This