Trasera de la tableta Teclast X98 Pro
Trasera de la tableta Teclast X98 Pro

Por cuestiones de trabajo, recientemente hemos heredado (símil de comprar en una tienda china, concretamente en Banggood) en nuestro hogar un dispositivo un tanto especial, la tableta Teclast X98 Pro.

El proceso de compra fue algo arduo ya que mi intención era conseguirla a un buen precio, al mejor precio posible. Busqué, busqué, volví a buscar y rebuscar entre distintas tiendas chinas (Gearbest, Aliexpress, Igogo), y otras no tan chinas o nada chinas como Amazon y de este estudio milimétrico del ahorro conseguí la mejor oferta posible en la tienda Banggood, (193 euros no esta mal, ¿verdad?), lugar no muy conocido pero recomendable para encontrar gangas como de la que ahora os hablo.

Comparación de la Teclast X98 Pro con el iPad Air 2
Comparación de la Teclast X98 Pro con el iPad Air 2

Para el que no haya oído hablar de esta teclast os diré que es un “pepino”. Sus características nada tienen que envidiar a otras con más nombre y también más caras; pantalla de 9,7 pulgadas con 2048×1536 píxeles por pulgada, 4 gigas de memoria ram, 64 gigas de memoria interna, batería de 8.000 mAh que no está nada mal, su CPU es una Intel Atom Z8500 de cuatro núcleos que pueden llegar hasta los 2,4 ghz de velocidad de proceso, y todo ello portando un sistema operativo dual (Android 5.1 y Windows 10).

Tras un mes de espera llegó nuestro ansiado aparato y la primera apariencia que me dio fue “oh my god es un iPad”. A primera vista parece un iPad pero sus materiales de construcción y su peso nos obligan a desistir de esta peregrina idea.

Lo primero que intenté, una vez la saqué de la caja, fue instalarle el idioma español en su Windows 10 pero, ojo al dato, el icono del wifi no aparecía por ningún lado. Como el único puerto existente es un micro usb (tiene función de OTG con el cable correspondiente y sirve para su carga además), aparte de una ranura para tarjetas de memoria micro sd, sin el módulo del wifi de poco me serviría.

Os prometo que maldije en todos los idiomas, el arameo también, hasta que tuve una brillante idea: ¿no será que debo activarle el wifi en su otro sistema operativo, el Android 5.1?. Dicho y hecho, por una vez la tecnología, ramera despiadada, se ponía de mi lado. Ya pudiendo conectarme a internet me dirigí al menú de configuración de Windows, hora e idioma, y le bajé el el módulo de español (y de paso la puse en horario europeo).

El sistema operativo Windows 10 anda muy fluido en esta tableta, no encontré fallos en su uso, cosa que agradecí como un niño pequeño con su juguete nuevo, pudiéndole instalar programas en apariencia pesados que corrían como si de un ordenador de sobremesa se tratara.

Su sistema Android es inusable pues porta el original de Teclast que para el mercado chino, no me cabe duda, puede estar bien pero para el Europeo acostumbrado a lo que puede darnos Android es francamente muy cortito, lo cual conlleva que le tengamos que hacer algún apaño a modo de flasheo (prometo que en un próximo artículo os explicaré con todo lujo de detalles lo que debe hacerse y como hacerlo para tener Android lo más puro posible sin que luzcan orgullosos caracteres chinos).

Corre el rumor de que esta máquina se calienta como el “palo de un churrero” y en mis primeras incursiones con ella no estoy del todo de acuerdo con esas afirmaciones. Se calienta, si, pero no es preocupante ni debe ser motivo negativo para su no adquisición. En cualquier caso, existen tutoriales, si eso es un problema para ti, que prometen reducir la temperatura en un 20%.

Por cierto, si a esta tableta le unimos una fundita con teclado incorporado y trackpad (con la ñ española, a ser posible), el resultado no puede ser mejor; por decirlo de cierta manera y que se entienda: es como tener un iPad Pro con un sistema operativo de escritorio.

Tableta Teclast X98 pro con su cable de carga
Tableta Teclast X98 pro con su cable de carga

En definitiva, me parece, por lo poco que la llevo usando, una excelente máquina en su relación calidad/precio aunque no es para todos los públicos pues requiere de algunos conocimientos expertos para ponerla a punto, cosa que no todas las personas poseen. Es evidente que en esta tableta no se cumple el dicho de “encender y listo”.

Si alguien está utilizando este dispositivo o está interesado en adquirirlo no dudéis en comentar en este artículo, estaré gustoso en conversar sobre ella e incluso contestar a vuestras dudas.

Show Full Content
Anterior Motorola lanza el E3 por 132$
Siguiente Gorilla Glass 5 estará disponible a finales de año.

Atrás
Cerrar
Cerrar