Los coches Tesla ahora pueden ajustar la suspensión en función de los baches

Ahora Tesla ajusta la suspensión en el vehículo en función de los baches o irregularidades del terreno. Esto pondría fin a esos molestos impactos o arañazos contra los bajos de nuestro coche. Te contamos todo sobre la última actualización de software de Tesla.

Tesla ajusta la suspensión según el terreno, para evitar daños

La última actualización de software de Tesla incluye una función que podría evitar muchos daños en la parte inferior de la estructura del vehículo. Esto pone a los coches de la compañía un paso más cerca de la conducción autónoma total.

Pues bien se sabe que, para lograrlo, estos necesitarán contemplar todos los escenarios posibles durante la conducción. Escenarios a los que ya nos enfrentamos los conductores humanos a diario.

Ya en 2020 Elon Musk mencionó que Tesla sería capaz de reconocer baches y ajustar ciertos parámetros en función a las propiedades de estos. Dos años después, parece que tenemos resultados.

"La Suspensión adaptativa de Tesla ahora ajustará la altura de manejo para una próxima sección de carretera accidentada. Este ajuste puede ocurrir en varias ubicaciones, sujeto a disponibilidad, ya que el vehículo descarga datos de mapas de carreteras aproximados generados por vehículos Tesla."

Tesla en una nota sobre la función "Tesla Adaptative Suspension"
Tesla ajusta la suspensión
Vehículo de Tesla - Vía The Verge

Tenemos delante una primera confirmación de que los vehículos de la marca comienzan a escanear el terreno, carreteras, para evaluar sus condiciones. Pudiendo ajustar aún mejor la forma en la que toman decisiones.

Desde tesla explican el modo de activar esta nueva característica:

"El grupo de instrumentos seguirá indicando cuándo se levanta la suspensión para mayor comodidad. Para habilitar esta función, toque Controles > Suspensión > Amortiguación de suspensión adaptativa y seleccione la configuración Confort o Auto."

Tesla sobre cómo activar la nueva funcionalidad

Esta función solo estará disponible en vehículos Tesla con suspensión adaptativa: los nuevos Model S y Model X.

Vía Electrek

Artículos relacionados