El coleccionista de arte y filántropo noruego Nicolai Tangen se muestra despreocupado ante la posibilidad de que la IA cree obras maestras indistinguibles de las creadas por humanos.

La visión de Nicolai Tangen sobre la IA en el arte

A diferencia del mundo del arte, que se ha sumido en la introspección y la paranoia, Tangen abraza la idea de que la IA genere arte superior, cuestionando: «Si creas algo que es incluso más agradable estéticamente, ¿qué hay de malo en eso?».

La visión de Nicolai Tangen sobre la IA en el arte.

La galería de Tangen, ubicada en un silo de grano reconvertido en Kristiansand, Noruega, albergará una vasta colección de arte modernista nórdico. Tangen ha acumulado más de 5.000 obras de 300 artistas, y tanto los originales como las copias se exhibirán en conjunto. Para Tangen, la belleza no se ve afectada por la autenticidad, afirmando: «Así que se trata solo de la mentalidad que tienes».

El impacto de la IA en las inversiones: Temores y oportunidades

Aunque Tangen abraza el potencial creativo de la IA, muestra preocupación por su impacto en las más de 9.000 empresas en las que invierte el fondo soberano noruego. Reconoce el poder disruptivo de la IA en el mercado de valores y la posibilidad de quedar atrapado en el lado equivocado, lo que podría resultar en pérdidas significativas.

Para mantenerse a la vanguardia, Tangen implementa la IA en su fondo, utilizando modelos predictivos para mejorar la eficiencia. Sin embargo, también aboga por una regulación ética para evitar discriminación en su aplicación.

A pesar de su papel como inversor, Tangen aboga por una inversión responsable y sostenible. Utiliza su influencia en las empresas en las que invierte para promover acciones que aborden la crisis climática y respalda iniciativas que buscan un diálogo constructivo en lugar de una desinversión inmediata.

Mientras Noruega se enfrenta a cuestionamientos sobre el uso de los recursos naturales, Tangen defiende el desarrollo responsable del petróleo y el gas como parte de la solución energética.

Aunque experimentó pérdidas significativas en el fondo soberano debido a la crisis financiera y geopolítica, Tangen destaca la importancia de aceptar los altibajos y mantener una mentalidad positiva. Además, habla sobre su compromiso de donar su fortuna antes de su muerte, enfatizando que la felicidad y el propósito de vida no se encuentran en la riqueza acumulada.

En resumen, Tangen ofrece una perspectiva optimista y abierta sobre la influencia de la IA en el arte y la inversión, destacando la necesidad de una regulación ética y una inversión responsable.

Via The Guardian.