Santander ya soporta Samsung Pay

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

A partir del día 27 de junio, los clientes del Banco Santander serán capaces de realizar pagos a través de móvil. Este servicio ha sido capaz gracias al acuerdo entre Samsung Pay y Santader. De esta manera, Santander España amplía su gama de servicios bancarios digitales. Con ésto, los clientes pueden pagar fácilmente y con seguridad en los establecimientos que aceptan el pago con smartphone. Santander ya soporta Samsung Pay

Paran tener este servicio, hay que activar sus tarjetas de débito o crédito en los dispositivos compatibles de Samsung. Actualmente Samsung Pay es compatible con los Galaxy S8, S7, S6 así como sus hermanos mayores. También es compatible con el Galaxy A5 2016 y 2017.

En un comunicado, el CEO de Santander España, Rami Aboukhair, dijo: Ofrecemos a los clientes una constante innovación, con productos y servicios que son cada vez más adaptados al entorno digital, y que cumplan con los requisitos de seguridad y de uso fácil.

Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung España, dijo: La alianza con el Banco Santander ratifica el éxito de nuestra solución de pago en España y el compromiso de la compañía para hacer de este mercado de los primeros en Europa para dar la bienvenida Samsung Pay hace un año.

El uso de este servicio no implica un costo adicional para los usuarios o establecimientos. El usuario sólo necesita un terminal de pago con tecnología contactless para que el servicio funcione. Actualmente el 75% de los terminales de pago en España ya utilizan esta tecnología.

Cómo funciona

Samsung Pay utiliza tres niveles de seguridad: identificación de huellas dactilares y escáner de iris, el cifrado de credenciales de tarjeta y la plataforma de seguridad móvil Samsung Knox. Además, permite pagos con cualquier smartphone Android con NFC y la aplicación de monedero Santander.

  1. Al activarse el servicio, debemos acercar nuestro smartphone a menos de 5 cm del TPV (terminal punto de venta) o lector de tarjetas.
  2. Pasar el dedo sobre la pantalla del smartphone del usuario.
  3. El usuario debe elegir la tarjeta con la que se quiere hacer el pago.
  4. Se debe identificar con el sensor de huellas digitales para autorizar la transacción y garantizar la seguridad completa de la operación.

Fuente: Santander

Compartir.