Samsung ha cargado este año la gama alta sin guardarse nada para una posible versión Galaxy Note, pues todo indica que este año no saldrá al mercado. En esta versión de la gama tenemos un smartphone que compite de lleno con los smartphones más grandes, pero que en algunos apartados presenta luces y sombras, por lo que te invitamos a conocer qué nos ha parecido el Samsung Galaxy S21+. En este análisis no nos centraremos en exceso con las especificaciones técnicas, de las cuales ya hablamos en la presentación del terminal.

Diseño: buena construcción, pero plástico

Cuando probamos el Galaxy S20 FE, entendimos que la trasera fuera de plástico al ser una versión algo más recortada. El plástico en mate no le sentaba mal pero no era de smartphone premium. En este caso tenemos algo similar, lo único es que ahora el plástico tiene algunos reflejos y queda algo mejor, pero al tacto es más de lo mismo. El Samsung Galaxy S21+ no da la sensación de tener una trasera de esta gama, porque al tacto y a la vista un gama media no tiene nada que envidiarle.

El módulo de la cámara y los bordes están mucho mejor fabricados, y se nota al tacto y en su resistencia a los roces típicos del día a día. Una cuestión de construcción, que si utilizais funda no notareis, es que el módulo de la cámara es muy grande y cuando lo pones boca arriba encima de una mesa, el móvil cojea un poco, es decir, tiene una diferencia de tamaños entre ambos extremos lo suficientemente grande como para que al tocar el móvil encima de una mesa lo notes lo suficiente.

Un apunte que me gustaría hacer en este apartado es el hecho de que este smartphone es plano y bastante cuadrado. El propio S20 FE lo era, pero en las gamas habituales de la marca estamos acostumbrados a ver bordes curvados y terminales algo más redondos. En este caso el terminal se nota más cuadrado, similar a un Galaxy A, por ejemplo.

Samsung Galaxy S21+

Más allá de estos dos detalles, que si vas a utilizar funda ni los vas a notar, el Galaxy S21+ es un smartphone con una buena contrucción, se nota robusto, no hay cortes extraños en los bordes, etc. En definitiva: en construcción cumple con lo que se le pide a un terminal de este precio.

Pantalla excelente

Es un Samsung de gama alta y esta pantalla lo confirma. El panel Amoled es excelente, con unos ángulos de visión bastante grandes y con recorrido en los niveles de brillo que me parece de lo mejor. En mi caso siempre le pido a una pantalla una buena tasa de refresco, un buen recorrido de brillo y ya dependiendo de la gama ciertas tecnologías y resoluciones.

Samsung Galaxy S21+

Y es precisamente aquí donde esperaba algo más. La resolución es Full HD+ y he visto películas, series, he jugado a videojuegos exigentes y no he tenido ningún problema, pero me hubiera gustado tener delante un panel 2K, porque creo que aunque esta pantalla es excelente podría ser todavía mejor con ese cambio en la resolución.

La tasa de refresco, de 120Hz es lo justo y necesario, que te permite una gran fluidez en los videojuegos de shooter y en los battle royal, donde hay mucho más movimiento y necesitas mucha mayor fluidez de la pantalla. El panel es un todoterreno, porque te permite hacer cualquier cosa debido a que tiene las cualidades suficientes como para rendir bien en cualquier contexto y tener una gran versatilidad. Lo único, nos ha faltado el 2K.

Batería muy justa, incluso insuficiente

Preferiría un smartphone más grueso con mayor batería. El smartphone ya es más grueso por el módulo de la cámara que sobresale, por lo que no vería con malos ojos tener el módulo integrado en la trasera y tener una batería mucho más grande. Sí, en temas de diseño queda mucho mejor tener el módulo fuera y un smartphone más estilizado, pero la realidad es que le cuesta acabar el día.

Si bien al probarlo hemos estado un buen rato exigiendo con videojuegos, películas y demás, en un uso diario y con un uso moderado de videojuegos llega a las 4 horas de pantalla, 4 horas y 5 minutos para ser más exactos. Igual a algunas personas menos de cuatro horas diarias le dura todo el día, pero dudo que este usuario compre un Samsung Galaxy S21+.

Esperábamos mucho más de este apartado. Es evidente que por tamaño y por el hardware que tiene, la batería no iba a ser algo sorprendente, pero sí esperábamos que acabase el día sin demasiados problemas y la realidad es que siempre se ha movido en torno a las cuatro horas de pantalla y nunca ha acabado el día.

En términos de carga, hace buenos números y puedes meterle en diez minutos una carga rápida y acabar el día sin problemas. 25W de carga rápida por cable y 15W de forma inalámbrica me parece muy justo, pero la realidad es que para acabar el día no se necesita más. Ahora bien, no incluye adaptador de carga rápida y el cable es usb-c to usb-c, cuando la mayoría de usuarios tienen un adaptador con entrada de usb normal, y con una potencia diferente a la de la carga rápida de Samsung.

Rendimiento increíble

El rendimiento es lo mejor de este terminal, mejor que la pantalla, de hecho. El Samsung Galaxy S21+ rinde en todos los aspectos con la máxima exigencia y con una solvencia admirable. Es un tope de gama y no tiene ningún fallo, corte o lag incluso con mucho tiempo de uso y con la mayor exigencia gráfica. Lo único que no nos ha gustado de este aspecto es que se calienta bastante a partir de la hora seguida de uso intenso. Recomendaría no estar más de tres cuartos o una hora seguida jugando, a partir de poco más de una hora la temperatura es bastante alta.

Samsung Galaxy S21+

El Exynos 2100 es un procesador excelente, que se combina con una pantalla con una gran tasa de refresco y con una memoria ram suficiente como para poder soportar cualquier tarea sin problemas. Tiene soporte 5G, que no hemos podido probar, pero que es un dato importante.

Excelente apartado fotográfico

La cámara de este terminal es una barbaridad. Creo que la batalla frente a otras marcas la perdió hace unas generaciones, y es evidente que no estamos frente a la mejor cámara del mercado. Ahora bien, se trata de una combinación de sensores muy buena y con una gran versatilidad. El zoom x3 me ha parecido muy bueno y en general estamos frente a una gran cámara. No es la mejor del mercado, pero sí puede ser la mejor si estás buscando un Android que sea un gama premium pero que no se acabe de disparar de precio.

Las fotografías que mostramos siempre son en modo automático, ya que es lo que se suele utilizar. Aún así, el modo pro de esta cámara siempre ha sido muy completo y puedes lograr una foto notablemente mejor que las que saca en modo automático. El manual viene muy bien para condiciones bajas de luminosidad o para esas fotos que sí o sí tienen que tomarse a contraluz y pueden perder bastante calidad si las haces en manual. En el caso del vídeo, más de lo mismo pero con calidad de hasta 8K.

Diría que lo que más me ha impresionado ha sido el zoom x3 y la interpretación del color, ya que ha sido muy viva y realista, pero cuidando todos los detalles. Nos ha dado una sensación similar a la que nos ofreció el S20 FE cuando lo probamos. Sin duda esta es una mejor cámara, pero tienen un objetivo muy similar: que salga una muy buena foto sin sobresaturar en los colores. En el caso del vídeo la interpretación del color también es muy positiva.

Respecto a la cámara frontal, el resultado es bueno, pero creo que está en un nivel similar al de un buen gama alta. No es una cámara impresionante, pero el resultado final es muy positivo y la interpretación del color así como del rostro en el modo retrato, es muy buena. Creo que le falta algo más de control en la saturación y una profundidad de campo en el retrato algo mejor. Aún así no creo que ningún usuario vaya a echar de menos mucho más en una cámara.

Considero que si eres un usuario normal, que busca tener unos buenos recuerdos familiares y personales pero que no va a utilizar sus fotos y vídeos para la producción de vídeo profesional, tienes una cámara excelente, posiblemente mucho mejor que lo que te esperas. Ahora bien, si te interesa mucho este apartado o estás buscando un teléfono con el único objetivo de tener la mejor cámara para un uso profesional, por el mismo precio con oferta o por un poco más tienes smartphones algo mejores.

Conclusión: esperábamos más

Desde sus incios, Samsung ha dotado con mucho carácter a su gama “S”. Normalmente eran terminales con un precio correcto pensando en los componentes que tenían, y con unas características sublimes en cualquier apartado. En este caso, hemos visto un terminal que rinde bien, que tiene una pantalla increíble, una cámara mucho más que suficiente, pero que en batería y en diseño no está a la altura de muchos competidores.

Que el tiempo de la batería haya estado en torno a las cuatro horas ha sido algo inesperado y molesto en aquellos días en los que no tenías ese extra de energía detrás para cargarlo en un momento. También ha sido un poco extraño ver que no incluye adaptador de carga, pero que el cable es USB-C to USB-C, cuando la mayoría de cargadores disponibles siguen siendo de entrada USB.

Samsung Galaxy S21+

Respecto al diseño, el plástico no es mal material y en este caso estaba bien conseguido, pero se queda muy lejos de los Galaxy S que Samsung ha prensentado construidos en cristal. También el hecho del módulo de la cámara y de que el móvil no pueda quedar mínimamente plano en una mesa es algo que me ha molestado bastante, porque era incómodo tocar el smartphone si lo tenía en una mesa.

Sí, todo lo que no sea batería y diseño es de muy buena calidad, los sensores funcionan perfectamente y el hecho de que sea un terminal 5G da una tranquilidad importante respecto a amortizar esta inversión durante cuatro, cinco o seis años. Aún así nos ha dejado con un sabor de boca agridulce, esperábamos más equilibro y creemos que sería mejor una pantalla algo más recortada y un terminal algo más grueso pero con una batería suficiente y un diseño acorde a su estatus.

Disponibilidad y precio

El Samsung Galaxy S21+ está disponible en Amazon por un precio de 1.059 euros en la versión de 128GB de almacenamiento y por 1.109 euros en la versión de 256GB, todos ellos incluyen los auriculares Buds Pro de Samsung. Los colores en los que se comercializa el Samsung Galaxy S21+ son: blanco, gris, rosa, plata y negro.

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Jesús Lorda

Jesús estudia Periodismo en la Universidad de Valencia y desde 2017 está vinculado a Viatea en tareas de redacción, corrección y organización. Para él la excelencia informativa es primordial para que los lectores puedan tener al alcance información de calidad y la trata de garantizar a diario en Viatea.

Anterior Microsoft elimina la aplicación de Cortana en iOS y Android
Siguiente Estos son los bancos que podemos encontrar en AppGallery tras la incorporación de BBVA
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

imagen social instagram @viatea

imagen social facebook @viatea

imagen social twitter @viatea

imagen social telegram @viatea

imagen social instagram @viatea

Atrás
Cerrar
Cerrar