Algunos científicos investigadores militares chinos afirman que Starlink podría amenazar la seguridad nacional de China. Es por ello que han llegado a proponer un plan de China para destruir Starlink de Elon Musk. Te lo contamos a continuación.

Se plantea un plan de China para destruir Starlink ante una preocupación de seguridad

China tiene que desarrollar métodos para deshabilitar, e incluso destruir, los satélites de Internet Starlink, según mencionaron investigadores en un artículo de Modern Defense Technology.

Se subrayó la posibilidad de que estos dispositivos puedan ser utilizados con fines militares y puedan ayudar a otros países a amenazar la seguridad de la nación china.

Según la revista South China Morning Post, los científicos solicitan un desarrollo de estas capacidades antisatélite, incluidos métodos de destrucción tanto suaves como duros.

Los suaves tienen que ver con ataques al software y sistema operativo de los terminales. Por su parte, los más agresivos están enfocados en la destrucción directa, por tanto física, del satélite.

Pero antes de alarmarnos, decir que también sugieren el desarrollo de sistemas de vigilancia y monitoreo capaces de rastrear los satélites y estudiar sus movimientos. Esto sería, a priori, una solución muchísimo menos violenta que puede abordar la preocupación de "qué hacen estos Starlink".

"Si bien Starlink afirma ser un programa civil que brinda servicios de Internet de alta velocidad, tiene una sólida base militar".

David Cowhig en una publicación de su blog
plan de China para destruir Starlink
SpaceX Falcon 9 transporta 48 satélites de Internet Starlink desde la Base de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida - Vía SpaceX

Los científicos chinos advirtieron que Starlink podría aumentar las velocidades de comunicación de los aviones de combate y los drones más de 100 veces su velocidad normal.

Entre la toma de medidas duras y suaves, los investigadores prefieren la última. Esto es debido a que la destrucción física de los satélites produciría desechos espaciales que podrían interferir con las actividades de China; además del impacto que suponen.

Vía Space