Hace una semana tuvo lugar la cumbre 4G/5G de Qualcomm en el Kerry Hotel de Hong Kong. Allí estuvo Microsoft, que ultimó algunos detalles del lanzamiento de los portátiles Windows 10 con procesador Snapdragon 835. Incluso desveló algunos detalles sorprendentes respecto de su rendimiento y autonomía. Microsoft y Qualcomm se unen para dar un gran paso en ordenadores.

El horizonte de Microsoft: conquistar la movilidad sin perder su esencia.

Son tiempos duros para el PC, y Microsoft lo sabe. Desde 2014 Satya Nadella, director ejecutivo y sucesor de Steve Ballmer, moldea un rumbo nuevo para la compañía. Y parece que está empezando a dar sus frutos.

Atrás quedan ya Windows RT, Windows Phone 8 y aquellos intentos de Microsoft de adentrarse en el mundo móvil. En un terreno dominado por Google y Apple, los de Redmond han aprendido a base de fracasos que eso, no es lo suyo. Entonces, ¿cómo crecer en un mercado eminentemente móvil habiendo sido durante décadas el rey del escritorio?

Parece que Microsoft ha encontrado la respuesta: llevar la potencia y versatilidad del escritorio a todas las plataformas. Centralizar el software y diversificar el hardware es la nueva tendencia de la industria. Y los chicos de Nadella tienen un sistema operativo para dominarlos a todos.

Windows 10, prometía una versatilidad nunca vista hasta la fecha en este sentido. Por ejemplo, con el sistema Continuum, que te permitía conectar tu Smartphone con Windows 10 a un monitor para trabajar de forma similar a como lo haríamos con un PC en aplicaciones como Office.

Qualcomm y Microsoft
Fuente: mspoweruser.com

Microsoft y Qualcomm: una alianza de futuro.

A finales de 2016 se haría pública la alianza entre Qualcomm y Microsoft con el objetivo de unir el hardware Snapdragon con el sistema Windows. Más tarde, se anunciaron los primeros portátiles Snapdragon, de arquitectura ARM que ejecutarían Windows 10 completo. Este es el trabajo de adaptación que han hecho ambas compañías para converger el mundo móvil con el escritorio:

Por un lado, Windows correría con total compatibilidad en la arquitectura móvil ARM. Por otro, para las aplicaciones de escritorio no adaptadas a ARM, Microsoft ha desarrollado una “capa” de emulación que funciona sobre ARM simulando un entorno Win32 tradicional, con instrucciones x86 propias de los procesadores de escritorio. Así, las aplicaciones no adaptadas “creerían” que están ejecutándose en un PC encargándose el emulador de “traducir” las instrucciones x86 a ARM.

Esto es un uso adicional de recursos, lo que por supuesto supone un coste en términos de velocidad y batería. Sin embargo, Microsoft y Qualcomm aseguran que dada la optimización de Windows y la potencia y eficiencia de los procesadores Snapdragon, esto no supone un problema.

De hecho, Microsoft asegura que tras testear cientos de estos portátiles sus expectativas han quedado rebasadas sobre manera, hasta el punto de ofrecer incluso varios días de batería. Una auténtica revolución en los tiempos que corren, que, por supuesto, habrá que probar.

Lanzamiento navideño: dentro de lo previsto.

Como se estimó en un principio, estos dispositivos serán lanzados este año, a lo largo del mes de diciembre. Ya sólo queda esperar a navidad para probar su desempeño y saber si es oro todo lo que reluce. Estaremos atentos.

Vía: XDA Developers.

Show Full Content
Anterior Cat S41, un teléfono para personas extremas
Siguiente GoEuro, más que un buscador.

Atrás
Cerrar
Cerrar