La ONU aspira a poner los sistemas de alertas climáticas a disposición de la población mundial

El propósito de las Naciones Unidas es dar alertas climáticas de sucesos meteorológicas potencialmente catastróficas a la población mundial. Por ello, se ha fijado un objetivo de cinco años para alcanzar esta meta.

La previsión meteorológica y la capacidad de compartir estas previsiones con el público para que puedan prepararse para las tormentas, inundaciones, olas de calor y sequías. Según la Organización Meteorológica Mundial, un tercio de la población mundial no tiene acceso a sistemas de alerta temprana (EWS).

Uno de cada tres habitantes del planeta no tiene preparación ante alertas climáticas.

Según el Secretario General de la ONU, António Guterres, “esto es insostenible. (…) se prevé que las repercusiones climáticas serán mucho peores“. Cada décima de grado de calentamiento global hace que cosas como los huracanes y las inundaciones repentinas sean más probables.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los sistemas de alerta temprana deberían recibir 1.500 millones de dólares de financiación en los próximos cinco años. La idea es concentrarse en los países en vías de desarrollo.

El cambio climático avanza a nivel mundial
El cambio climático avanza a nivel mundial

El Banco Mundial estima que cada 800 millones de dólares invertidos en estos sistemas ahorran hasta 16.000 millones de dólares en daños en los países en desarrollo cada año.

Además de proporcionar a la gente más tiempo para prepararse y encontrar refugio, los pronosticadores también pueden estimar la ruta de una tormenta y averiguar qué lugares podrían necesitar más ayuda.

Las vidas salvadas en los últimos cincuenta años indican los beneficios.

Muchas personas se han salvado gracias a estos esfuerzos durante el último medio siglo.

Esto a pesar que la frecuencia de las alertas climáticas relacionadas con el tiempo y el clima ha aumentado. Por ello, la Organización Meteorológica Mundial afirma que el número de muertes relacionadas con el tiempo y el clima han bajado.

Todo esto, gracias a la mejora de las previsiones meteorológicas y la coordinación de las actividades de respuesta a las catástrofes.

Via The Verge

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí