La privacidad es un tema muy controvertido en la actualidad, sobre todo para las grandes empresas tecnológicas. Muchas estudian la actividad de los usuarios para dirigir sus anuncios, a pesar de haber desactivado esta función. Incluso, se descubrió que Google rastreaba a los usuarios de Arizona de forma ilegal y deberá pagar por ello.

Google pagará 85 millones de dólares por rastrear a los usuarios

Los diversos entes gubernamentales están mucho más enfocados en la privacidad y seguridad de las apps. Hace poco la UE multó a Meta por las políticas de privacidad de Instagram. Ahora Google enfrenta un problema similar, deberá pagar 85 millones de dólares a Arizona debido a que rastreaba los usuarios Android.

El pago corresponde a una demanda introducida en el 2020, cuando el fiscal de la época, Mark Brnovich, acusó a la compañía. Brnovich expuso que Google continuaba rastreando a sus usuarios para obtener publicidad dirigida. Todo esto cuando las personas desactivaban los datos de ubicación.

Google rastreaba a los usuarios Andorid de Arizona

La compañía también está siendo demandada por fiscales de otros estados como Texas, Washington e Indiana por situaciones similares. Sin embargo, los 85 millones de dólares del acuerdo es la suma más alta que pagará Google por demandas similares. Para el fiscal, el acuerdo es un éxito y demuestra que nadie está por encima de la ley.

Un portavoz de Google expuso que se rastreaba a los usuarios de Arizona a través de políticas de productos más antiguos. Todas estas políticas han cambiado y la compañía ofrece controles sencillos de eliminación automática de datos de ubicación. Además, trabajan en almacenar la menor cantidad de datos necesaria.

La publicidad dirigida es la principal fuente de ingresos de compañías tecnológicas. Sin embargo, no existe excusa alguna que justifique la obtención de datos que los usuarios no quieran proporcionar. Por ahora, solo nos queda esperar y ver cómo evolucionan las otras demandas en el tema.

Vía Engadget.