Esta demanda colectiva que cubre a unas 15.500 mil mujeres le costará a la gran compañía un ojo de la cara. Google es demandado por discriminación de género y pagará 118 millones de dólares. Además, se requiere que Google cuente con un economista laboral independiente que evalúe sus prácticas de contratación y equidad salarial.

Google es demandado por discriminación de género: ¿problemas con la equidad salarial?

Tal y como se indica en el comunicado de prensa del acuerdo, Google se enfrenta a una enorme demanda por desigualdad. Esta surgió por primera vez en 2017 cuando 3 mujeres presentaron una denuncia asegurando que la empresa violó la Ley de Igualdad Salarial de California.

Parece que la compañía californiana estaba pagando menos de lo debido a sus trabajadoras, las cuales citaron una brecha salarial de alrededor de 17 mil dólares.

Esta denuncia también señala que Google encierra a las mujeres en carreras profesionales más bajas, lo que genera menos salarios y bonificaciones más bajas en comparación con sus contrapartes masculinas.

“Como mujer que ha pasado toda su carrera en la industria de la tecnología, soy optimista de que las acciones que Google acordó tomar como parte de este acuerdo garantizarán más equidad para las mujeres”

Holly Pease, demandante en el caso
Google es demandado por discriminación de género

Además, Pease menciona en su declaración que “Google, desde su fundación, ha liderado la industria tecnológica. También tienen la oportunidad de liderar la carga para garantizar la inclusión y la equidad de las mujeres en la tecnología”.

Los términos del acuerdo que concierne a Google aún deben ser aprobados por un juez. Esto tendrá lugar en una audiencia el próximo 21 de junio de este año.

A lo largo de esta última década han surgido otras demandas colectivas dirigidas a brechas salariales por discriminación de género. Microsoft y Twitter, que han sido anteriormente afectados, no salieron bien parados.

Otras empresas tecnológicas, como Apple y Riot Games , también se han enfrentado acusaciones de desigualdad salarial.

Vía Bloomberg