La jerga inglesa ha invadido todas las esquinas del país y, por lo visto, esto ha causado revuelo entre los puristas del lenguaje francés. A pesar de su generalizado uso en los negocios, empresas y otros lugares, el gobierno decidió censurar expresiones sobre gaming en Francia; no volverá a ver términos como 'cloud gaming' o 'pro-gamer'.

Quedan prohibidas las expresiones sobre gaming en Francia: algunos como 'Streamer' pasan a ser 'joueur-animateur en direct'

Próximamente, términos (algunos complejos) como joueur-animateur en direct y jeu video en nuage deberán usarse obligatoriamente para cualquier comunicado de carácter gubernamental.

Estos importantes y polémicos cambios se realizaron en consulta con el Ministerio de Cultura de Francia. Esta entidad ya promovió la industria del videojuego como una historia de éxito económico en el país francés.

Sin embargo, y no para sorpresa de muchos, al gobierno francés le preocupa mucho que esta clase de términos en inglés puedan convertirse en algo así como una "barrera para la comprensión" de cara a los jugadores.

Es uno de los puntos más sólidos sobre los que se sustenta su argumento. Y es que muchos franceses que no son jugadores de videojuegos no conocen el significado de algunos términos como 'streaming'.

expresiones sobre gaming en Francia
El Ministerio de Cultura de Francia dice que el sector de los videojuegos está plagado de anglicismos - Vía Getty Images

L'Académie française (la academia francesa) ha expresado también su preocupación en referencia a la jerga inglesa del mundo de los juegos online. El pasado año 2017, esta ya publicó un listado de equivalencias entre algunos de estos términos y su correspondiente versión en francés.

Algunas de ellas, las más conocidas, son:

  • «first person shooter» -> «jeu de tir en vue subjective (JTS)»
  • «hardcore gamer» -> «hyperjoueur»
  • «massively multiplayer online game», «MMO game» -> «jeu en ligne multijoueur de masse (JMM)»
  • «subscription video on demand» -> «vidéo à la demande par abonnement (VADA)»
  • «video on demand» -> «vidéo à la demande (VAD)»

Estos cambios se publicaron en el diario oficial del gobierno, por lo que afectará a sus trabajadores. No obstante, no parece que estos conceptos vayan a ser muy usados o a ponerse de moda, al menos en un futuro cercano.

Vía The Guardian