"Grace Hopper": el nuevo cable submarino de Google que llega a España para mejorar los servicios de internet

Desde hace algún tiempo, Google instala múltiples cables submarinos alrededor del mundo para mejorar la conectividad. El pasado 9 de septiembre la compañía anunció que el cable submarino Grace Hopper llegó a España. El mismo es un avanzado sistema con 16 pares de fibras que conectará Estados Unidos con España y Reino Unido.

El cable submarino Grace Hopper llegó a Bilbao

El cable en cuestión pretende conectar puntos cercanos a la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, con Bude en Reino Unido y Bilbao en España. De esta manera, el Grace Hopper es el primer cable submarino financiado por Google que llega al país. Además, es uno de los primeros que llegará a Reino Unido desde el año 2003.

Cable submarino de Google Grace Hopper

Uno de los principales objetivos del Grace Hopper es mejorar la conectividad a internet, tal y como lo hará el cable Firmina en América Latina. El cable no solo mejorará la estructura de telecomunicaciones de la región, sino que también aumentará la capacidad y la potencia de los servicios de Google.

El nuevo cableado submarino le permitirá a los consumidores en general tener un mejor acceso a los productos de la compañía. Por su parte, las empresas podrán hacer mejor uso de servicios como Google Cloud Platform y Google Workspace.

El cable submarino Grace Hopper cuenta con una tecnología novedosa de "conmutación de fibra". La misma permite un flujo de datos más eficaz, evitando el enlentecimiento y los cortes. De esta manera, el nuevo cableado aumentará la velocidad y la flexibilidad de la red, así como también reducirá la latencia a la hora de ingresar a los servicios en la nube.

El nombre del cable hace honor a Grace Hopper, una mujer que realizó grandes esfuerzos por democratizar la informática. Hopper inventó la teoría de los lenguajes de programación independientes de la máquina, un avance fundamental en la informática actual.

El amarre en Bilbao estuvo a cargo de Telxius, una filial de la compañía de telecomunicaciones española Telefónica. Google espera que el cable submarino Grace Hopper llegue a Reino Unido a finales del 2021, específicamente en Cornualles. De esta manera, la compañía reafirma su compromiso en mejorar los servicios de internet en todo el mundo y en ayudar al crecimiento económico de España y otros países.

Vía. Google

Artículos relacionados