El fabricante de coches británico Aston Martin ha anunciado que está comenzando a trabajar en un programa llamado “Heritage EV”. En él los propietarios de varios clásicos Aston Martin podrán convertir sus coches en automóviles completamente eléctricos para que no los expulsen de las ciudades.

Parece que Aston Martin está utilizando la nostalgia como elemento clave para seguir vendiendo sus coches. Lo cierto es que es una idea muy interesante que los propietarios puedan convertir sus coches en eléctricos y que de esta manera puedan seguir utilizándolos.

Muchas ciudades europeas han empezado a rechazar los motores de combustión interna para poder mejorar la calidad del aire que respiramos. Si todos los planes de los gobiernos siguen adelante, el programa “Heritage EV” de Aston Martin hará que los coches clásicos se puedan seguir conduciendo en cualquier lugar.

Cómo realizará Aston Martin el proceso

El fabricante británico afirma que la tecnología para realizar estas conversiones se construirá sobre componentes clave utilizados para desarrollar el Rapide E, que es un coche deportivo muy limitado y totalmente eléctrico que se lanzará al mercado a finales del año que viene.

aston martin
Utilizará la tecnología del Rapide E (wikipedia.org)

El Rapide E usará una batería de 800 voltios, 65 kW/h, y ofrecerá más de 200 millas de alcance. Además, contará con un tiempo de 0 a 60 mph en menos de 4 segundos, así como una velocidad máxima de 155 millas por hora. Solo se venderán 155 unidades de este exclusivo coche deportivo y el programa “Heritage EV” también se espera que comience a finales de 2019.

1970 DB6 MkII Volante, el primer coche que sufrirá la conversión

Aston Martin ha anunciado que el primer automóvil para el que se desarrollará un plan de conversión será el 1970 DB6 MkII Volante. El fabricante también ha explicado el proceso, diciendo que construirá cassettes inspirados en Rapide E para que puedan deslizarse hacia donde solían estar el motor y la caja de cambios originales, uniéndose a los mismos montajes.

También se instalará una nueva pantalla en el interior del coche y después ya está, no se realizarían muchos más cambios. Esto significa que si cualquier propietario cambia de opinión y tiene dinero suficiente, debería poder volver a cambiarlo si así lo desease.

aston martin
Los propietarios podrán revertir los cambios si así lo desean (pistonheads.com)

La compañía no desea cambiar el diseño original del coche debido a la importancia histórica que tienen, por lo que es vital que cualquier conversión de EV tenga una perfecta armonía. Por ello, Aston Martin afirma que “el sistema de cassette ofrece la solución perfecta a los propietarios, porque les aporta la tranquilidad de saber que sus coches están preparados para el futuro libre de contaminación, al mismo tiempo que siguen siendo un clásico”.

El fabricante británico Aston Martin no es la única compañía que se está enfocando en conversiones EV de coches clásicos, ya que tenemos otros ejemplos como Porsche, Range Rover o Jaguar. Al igual que la sociedad avanza en contra de la contaminación, también lo están empezando a hacer los fabricantes de coches, arrastrando algunos de sus coches más clásicos.


Aston Martin ha sido el último que anunciarlo, pero estamos seguros de que no será el último. Todos tenemos que adaptarnos a las nuevas leyes y regulaciones para mejorar nuestro planeta, así que seguro que no es la última noticia sobre conversión a transporte eléctrico que ofrecemos.

Fuente: The Verge

Show Full Content
Anterior Así será el nuevo Microsoft Edge: basado en Chrome y disponible también para macOS
Siguiente Jeff Bezos asegura que cada vez queda menos para que Amazon quiebre

Atrás
Cerrar
Cerrar