Una simulación revela que una guerra nuclear mataría a más de la mitad de la población mundial

Las bombas nucleares son una de las armas más devastadoras jamás creadas por el hombre. La magnitud de la destrucción que estas bombas generan puede ser peor de lo que imaginamos. De hecho, una simulación reveló que una guerra nuclear mataría a más de 5 billones de personas.

Una guerra nuclear causaría una gran devastación

Las guerras nucleares han sido uno de los temores más grandes de la humanidad desde la invención de estas armas. Sin embargo, la devastación que podría generar una guerra nuclear en la actualidad no tendría precedentes, de acuerdo a una simulación y un estudio publicado en la revista Nature Food.

Diversos científicos del clima diseñaron una simulación para encontrar respuestas a esta gran interrogante. Lo peor del caso es que ni siquiera son necesarias dos potencias globales para lograr poner en riesgo la vida de billones de personas y sumergir al planeta en una crisis sin precedentes.

Simulación de una guerra nuclear

El experimento usó como ejemplo la larga disputa territorial entre India y Pakistán. Si ambos países decidieran usar bombas nucleares, emitirían a la atmósfera entre 5 y 47 millones de toneladas de hollín. Tal cantidad de hollín sería suficiente para rodear parcia o completamente el planeta, causan un gran cambio climático.

La simulación de la guerra nuclear mostró que el hollín disminuiría de forma considerable la temperatura del planeta. Este hecho sería capaz de hacer que la producción de alimentos disminuya hasta un 90 %, generando una hambruna mundial.

Los resultados sonpeores cuandos se involucran potencias como Estados Unidos y Rusia. En tal caso se emitirían alrededor de 150 millones de toneladas de hollín y otros gases a la atmósfera. Si bien la simulación deja al azar muchas variables, como por ejemplo la reacción de las fábricas de alimentos, los resultados siguen siendo muy alarmantes.

Si bien existen descubrimientos emocionantes como la capacidad del LSD para mejorar la memoria y el aprendizaje, otros como tan solo despiertan alarmas. Si algo nos ha dejado claro esta simulación de una guerra nuclear, es que el planeta no está preparado para un evento de tal magnitud.

Vía Futurism

Artículos relacionados