Claves que debes tener en cuenta antes de comprar un Router

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El router se ha convertido en una pieza clave en la conectividad de nuestros hogares. A través de él pasan multitud de nuestros datos, desde fotos y videos hasta juegos en red.

Muchas veces podemos notar que la conexión en nuestras casas va demasiado lenta. Generalmente el router que obtenemos de serie a través de nuestras operadoras es un modelo muy básico cuyo único fin es cubrir la conectividad contratada.

¿Para qué quieres contratar una conexión a Internet de 100 Mpbs si te conformas con el router que te ha regalado tu operadora? No sólo estarás perdiendo la posibilidad de disfrutar de una experiencia óptima sino que además estarás pagando por un servicio que no estás disfrutando.

En ese momento quizá te plantees adquirir un router mucho más avanzado que cubra todas tus necesidades y que te permita obtener el máximo provecho de la velocidad suministrada por los proveedores de servicios de Internet

A continuación tienes una serie de claves que debes plantearte antes de comprar tu nuevo router.

Número de Usuarios

A la hora de adquirir tu router debes considerar cuántas personas suele haber en casa al mismo tiempo utilizando Internet.

Hasta hace pocos años sólo era necesario tener en cuenta el número de ordenadores de la casa, pero hoy en día todos contamos con distintos dispositivos que se conectan a Internet, desde cualquier Smartphone, televisores, consolas, tablets, Netflix … hasta la Thermomix!! Con semejante panorama a tu disposición, es necesario tener muy en cuenta todas estas variables antes de decidirte por un router u otro. Una gran opción es decantarte por los productos que ofrece Mellanox, fabricante especializado en routers y tarjetas de red.

Si dispones de muchos teléfonos móviles en casa, es necesario que te decidas por un router con una gran conectividad a través de WiFi que permita que varios usuarios se conecten al mismo tiempo.

Número de conexiones

Si el router va a estar ubicado relativamente cerca de tus dispositivos, lo ideal es que realices las conexiones al dispositivo mediante un cable de red (de esta manera evitarás las saturaciones WiFi que se podrían producir). En este caso será necesario que cuentes el número de conexiones de cable y antena que necesitas tener como mínimo.

Aunque coloques el router a cierta distancia del PC, siempre será una mejor opción realizar una conexión por cable a través de la red eléctrica mediante un conector PLC. La conexión por WiFi siempre debe ser la última opción.

Velocidad y Doble Banda

Respecto a la velocidad, lo habitual es que los últimos modelos ya cuenten con puertos Ethernet a 1Gbps. Suelen tratarse de 4 puertos para la LAN junto a 1 puerto WAN para conectar la salida a Internet desde el módem de tu operadora.

También es importante que te asegures si el router puede trabajar en doble banda (tanto la de 5 GHz como la de 2,4 GHz). Así te asegurarás de que puede adaptarse a todas las particularidades de tus dispositivos.

Tipo de WiFi

Uno de los datos más importantes es conocer cuál es el estándar de velocidad que soporta el WiFi. Dependiendo de un estándar u otro habrá diferencias sustanciales en cuanto a la velocidad, el número de conexiones simultaneas o incluso la opción de crear varias redes WiFi diferentes con un único router.

El último estándar estrenado en 2018 es el WiFi 802.11ax. Ha incrementado la velocidad en un 55% y permite un mayor número de conexiones simultaneas.

Puertos

También cada vez es más frecuente que los routers cuenten con un puerto USB al que poder conectar tus dispositivos para utilizarlos dentro de la propia red. Al hacer esto estarás convirtiendo tu router en un servidor local al que poder conectarte de forma remota y acceder a los archivos compartidos a través del USB desde cualquier lugar.

Además, la conexión USB también te permitirá conectar una impresora al router. Esto es especialmente útil para empresas que cuentan con varios ordenadores que necesitan imprimir documentos con frecuencia desde la misma impresora y no será necesario tener que desplazar los ordenadores hasta ella.

Algunos modelos incluso cuentan con lector de tarjetas SD o puertos M2 para discos SSD. Gracias a estos puertos podrás conectar el disco duro al router y compartir contenidos en streaming con todos los equipos conectados a la red.

Software e Interfaz

Si por alguna razón necesitas acceder a la interfaz de usuario de manera frecuente, deberías decantarte por un router cuya interfaz sea sencilla y fácilmente manejable.

Además también es muy útil que cuente con funciones software adicionales (control parental, cliente para descargas, posibilidad de crear un servidor FTP, etc.)

Todas estas funcionalidades encarecerán el precio del router. Por esta razón es necesario que valores si realmente vas a sacar partido de ellas antes de adquirirlo.

Compartir.