iphone-7-lanzamiento

Cuándo Apple saca a la luz sus nuevos dispositivos, siempre viene la oleada de ventas de iPhone de segunda mano. Éstos, que siempre son modelos anteriores, suelen estar bien de precio, y esto hace más fácil su compra. Actualmente están en venta gran cantidad de modelos de iPhone, desde los iPhone 4S y 5 (los modelos mñas comunes) hasta los más nuevos (incluso hay sitios en dónde ya se han puesto en venta iPhone 6S), y por eso, hoy vengo a hablar sobre si vale o no la pena el hecho de adquirir un iPhone usado.

En primer lugar, lo que debemos tener en cuenta, es el presupuesto. Hay un abanico muy grande de precios en el mercado de segunda mano. de este modo, podremos encontrarnos teléfonos por unos 120€, como es el caso de los iPhone 4S; teléfonos alrededor de los 200€ (como por ejemplo el iPhone 5) y luego, a partir de 300€ los modelos posteriores (5S, 6…)

Lo segundo que deberemos tener en cuenta, son nuestras necesidades. No es lo mismo usar el teléfono para el trabajo (con gran capacidad de memoria y procesadores potentes), que usarlo para hacer unas cuántas llamadas, enviar y recibir mensajes, hacer alguna que otra foto… Si lo que queremos es poder disfrutar de procesadores potentes, gran memoria y tener estabilidad, lo mejor será comprar los últimos modelos de iPhone, con lo cual, la compra de segunda mano, no será la más recomendable.

Además, cabe decir, que tendremos que tener cuidado con lo que compramos. Hay veces en que parece que es oro todo lo que reluce, pero no es verdad. Ni aunque vayas a tiendas de segunda mano especalizadas puedes salir con el 100% de seguridad de que el teléfono te va a durar, pues os diré que por experiencia propia, fuí a una pequeña franquicia local de segunda mano, y adquirí un iPhone 5 por 200€, y aunque parecía que la cosa iba bien en un primer momento, el teléfono empezó a fallar (las conexiones no iban bien, no se sincronizaba correctamente, se atascaba…) La cosa está, en que cuándo lo llevé a otra tienda para ver que tenía, nos llevamos la sorpresa de que los componentes del teléfono estaban destrozados, y para lo único que servía era para ser desmontado por piezas. Afortunadamete me reembolsaron el dinero, pero aún así, uno sigue con la inseguridad de comprar un teléfono de estos de segunda mano.

Es por eso, que antes de comprar un teléfono de segunda mano, debéis comprobar que tiene una garantía por parte del vendedor o la tienda especializada que lo vende, además de revisar si funciona correctamente.

Además, dudad siempre de los “chollos” (en España se conoce como una gran oferta). Por muy bueno que parezca un iPhone por 100€ (por poner un ejemplo) NO lo compréis, pues o bien tiene algún fallo muy grave, o bien está bloqueado por iCloud, o bien no funciona.

Debéis fijaros SIEMPRE en el anuncio del producto. Tiene que estar todo bien detallado y bien redactado. Si algo os huele mal, o bien no os parece del todo fiable, NO compréis, pues será una apuesta muy arriegada y podríamos perder el teléfono y el dinero. Y muchas veces, cuándo ocurren cosas de este tipo, es mejor tirar el teléfono a la basura o desmontarlo por piezas, pues arreglarlo sería más caro que comprar un teléfono nuevo (como fue mi caso).

Por lo tanto, lo que os recomiendo si queréis comprar un iPhone de segunda mano, lo mejor es ir a una gran franquicia de venta de productos de segunda mano reconocida a nivel nacional. De esta manera, tendremos más fiabilidad que si vamos a comprar directamente a un particular.

En primer lugar, el teléfono ha sido revisado y comprobado minuciosamente, tanto si funciona, como si tiene algún daño…

En segundo lugar, os darán una garantía mínima (variable en función del modelo y la tienda en dónde lo compréis) y podréis recuperar vuestro dinero en caso de que el iPhone falle.

Y por último lugar, aunque el precio sea ligeramente superior que los anunciantes particulares (unos 250€ por un iPhone 5) creo que pagar esa diferencia por tener más tranquilidad y seguridad, vale la pena. Al fin y al cabo sólo son unos euros de diferencia, y también representan el hecho de que el teléfono te dure unos cuántos años, a que te dure tan sólo días.

Una vez dicho todo esto, un iPhone de segunda mano es una buena opción si lo que queremos es usarlo como teléfono para hacer cosas del día a día, y además si tenemos la seguridad de que dónde lo compramos es un buen lugar y nos dan unas condiciones aceptables en caso de que hubiera alguna adversidad. En caso de tener cualquier duda al ver un anuncio o una buena oferta, NO compréis y seguid buscando.

Espero que mis consejos os hayan sido útiles. Un saludo, y ¡Feliz lunes!

 

Show Full Content

Sobre el autor Mirar artículos

Mateu-Arrom

Me gusta estar al día en todo, por eso estoy en constante aprendizaje.

Anterior OnePlus 3T llega el 15 de Noviembre
Siguiente Energy Phone Max 2+: todos los datos

Atrás
Cerrar

OTRO ARTÍCULO

Cerrar

Alcatel Idol 4S, el ídolo de la gama media

29/11/2016
Cerrar