En 2016, el caprichoso Elon Musk fundó The Boring Company. Esta enésima empresa promete resolver un problema importante en muchas grandes ciudades: los atascos.

Elon Musk quiere recortar empleos en Twitter

De hecho, el hombre de negocios quiere construir muchos túneles por todas partes para descongestionar las ciudades. El problema es que después de prometer montañas y maravillas durante casi seis años, la empresa de Elon Musk retrocede.

Boring Company continúa aburriendo

No se puede negar que el concepto tiene algo que seducir. Elon Musk promete descongestionar las ciudades embotelladas a través de túneles. Ir bajo tierra para resolver los problemas de tráfico de las grandes ciudades puede ser una buena idea. Aunque ya tenemos los metros para eso.

Sin embargo, la realidad es cada vez más complicada y concretar un proyecto tan colosal requiere enfrentarse a múltiples obstáculos.

Construir infraestructuras públicas tan importantes requiere mucha paciencia y dinero. Así que en seis años, The Boring Company ha construido un solo túnel. Este último se encuentra en Las Vegas, bajo el Centro de Convenciones de Las Vegas, concretamente.

Desafortunadamente para la empresa de Elon Musk, el éxito está lejos. Este túnel sólo puede ser tomado por vehículos Tesla. Pero sobre todo porque este túnel que se supone que bloquea los atascos no pudo evitar la formación de un tapón durante la edición 2022 del CES.

The Boring Company tenía una serie de ambiciosos proyectos de túneles en Estados Unidos, pero la empresa de Elon Musk ofrece actualmente silencio. Empresas y administraciones están empezando a perder la paciencia ante los múltiples pasos en falso de The Boring Company.

Tesla
El gigante de vehículos electrónicos, Tesla anunció el uso de cámaras en sus autos para monitorear a los conductores

Las ciudades de Ontario, Chicago, Los Ángeles o Maryland habrían descartado proyectos de esta empresa, lo que empieza a ser recurrente.

Según The Wall Street Journal, The Boring Company se habría dado cuenta de las dificultades para obtener permisos de construcción o los exámenes medioambientales obligatorios para hacer realidad tales proyectos.

Muchas empresas creen en esta compañía y sus promesas, ya que The Boring Company tiene un valor de 5,7 mil millones de dólares en la actualidad. Queda por ver hasta dónde llegará este proyecto cada vez menos convincente.