El éxito de NVIDIA en el mercado de la inteligencia artificial y la computación de alto rendimiento ha sido innegable. Sus populares chips A100 y H100 están en alta demanda, y China no se queda atrás al adquirir versiones reducidas, los chips A800 y H800.

Esta creciente demanda ha impulsado la capitalización de mercado de NVIDIA a más de un billón de dólares. Sin embargo, el panorama no es tan brillante como parece, ya que este éxito está directamente relacionado con la productividad de otro gigante, TSMC, una empresa de semiconductores con sede en Taiwán.

TSMC y la escasez de chips de IA

TSMC es la fuerza detrás de la fabricación de todos los chips mencionados anteriormente, pero actualmente enfrenta dificultades para satisfacer todas las solicitudes de NVIDIA y otros clientes. La empresa se encuentra en una situación en la que puede producir aproximadamente el 80% de los circuitos integrados requeridos por sus clientes, entre los que se encuentran Apple, MediaTek, AMD, Intel y Qualcomm.

TSMC y la escasez de chips de IA afectará la productividad de NVIDIA.
La mejora que tendrán los servidores gracias al procesador Nvidia Grace lo harán atractivo y deseado por las grandes empresas de investigación

Mark Liu, el director general de TSMC, reconoce la complejidad de esta situación. Afirma que en la actualidad no pueden cubrir el 100% de las necesidades de sus clientes, pero están comprometidos en alcanzar al menos el 80%. Liu también enfatiza que esta dificultad es temporal y que prevé que la capacidad de producción de TSMC se normalice en aproximadamente año y medio.

La demanda de empaquetado COWOS, una tecnología avanzada de empaquetado de semiconductores, ha aumentado significativamente debido al auge de los centros de datos para la inteligencia artificial. Esta tecnología es esencial para la fabricación de chips A100 y H100 de NVIDIA, lo que complica aún más la situación.

Inversiones para el futuro

Para abordar este desafío, TSMC tiene planes de invertir 2.900 millones de dólares en la construcción de una nueva planta de semiconductores en Miaoli, Taiwán. Esta instalación se centrará en el empaquetado de circuitos integrados utilizando la tecnología COWOS.

Directiva de TSMC.

Sin embargo, Liu señala que la planta no funcionará a pleno rendimiento hasta dentro de 18 meses. Esto significa que tanto NVIDIA como otros clientes deberán esperar antes de que TSMC pueda satisfacer el 100% de sus necesidades de manera consistente.

En este sentido, aunque NVIDIA está experimentando un éxito significativo en el mercado de la inteligencia artificial, enfrenta desafíos debido a la escasez de chips de IA de TSMC. Esta situación subraya la interconexión de las empresas en la industria de la tecnología y la importancia de la infraestructura de fabricación para el crecimiento continuo.

Via Nikkei Asia.