Apple Watch ya estas aquí! Descripción detallada y primeras impresiones.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Apple watch oficial de apple sport caroTal y cómo expresé, con todo lujo de detalles, en un anterior artículo, llegó por fin a mi casa el ansiado Apple Watch desde el departamento central de la mercantil “Mailboxde”; debo decir que han sido escrupulosamente profesionales, ninguna queja tengo a su esfuerzo y trabajo para conseguir la satisfacción de sus clientes. Cómo cualquier bloguero-influencer que se precie (bloguero soy a duras penas y de influencer tengo poco o nada, a decir verdad), no me he resistido a hacer una reseña de la descripción amplia del dispositivo y de mis primeras impresiones con el relojito de Apple (sin carácter peyorativo lo de relojito, utilizo el término como simple expresión literaria).

Antes que nada, y a modo de introducción, para que se me entienda lo que diré a continuación, desearía contaros cual fue mi primera experiencia con un reloj de muñeca: No me lo esperaba cuando mis padres el día de mi primera comunión trajeron debajo del brazo una cajita cuadrada que en su interior portaba un precioso reloj de acero con esfera azul cielo y correa metálica; no puedo describir con palabras lo que sentí en ese momento pero no podría equivocarme si os digo que fue un mezcla inconclusa de haber pasado a una categoría diferente de niño grande, especial probablemente.

Desde que tuve en mi poder mi primer reloj surgió una simbiosis perfecta entre ese engendro mecánico que marcaba las horas, minutos y segundos, y yo mismo; me encantan los relojes, para que negar lo evidente, y no existe un sólo día que no salga sin él. En mi colección los hay grandes, pequeños, de esfera cuadrada o redonda, automáticos y manuales, digitales, los casios de toda la vida (prometo que nada me paga esta marca de relojes), caros y no tan caros e incluso baratos o muy baratos; en definitiva, ante esta variedad llegó a mi poder uno nuevo y fascinante a la familia, el Apple Watch de acero y correa Milanesa de 42 milímetros, y desde ahora intentaré ser todo lo objetivo que mi entendimiento permita para haceros partícipes de mi experiencia.

PRESENTACIÓN DEL APPLE WATCH:

Un empleado de la empresa de mensajería UPS (la elegida por mí para que desde Mailboxde me hicieran llegar el ansiado reloj), hizo sonar el timbre de mi casa a las 16:15 horas del jueves 11 de junio para disponer en mis manos, previa firma correspondiente, un paquete de color marrón cuadrado. Por cuestiones que no vienen al caso, no pude abrirlo hasta el día siguiente, con gran esfuerzo, todo sea dicho, fruto en cualquier caso de mi torpeza y de los materiales empleados (chicos y chicas, un consejo gratuito: no utilizar unas tijeras de punta gorda, vuestro esfuerzo no tendrá recompensa). El empaquetado para que no sufriera daño lo que en el interior se encontraba es digno de elogio, Apple ya nos tiene mal acostumbrados a este respecto, surgiendo de su interior otra caja cuadrada, esta vez de un color blanco inmaculado, con la tipografía de la marca, modelo y demás.

Mensajería mensajero

Una vez me deshice, casi a bocados, del plastiquito como envoltorio que lo recubría, esta segunda caja se abría de abajo a arriba, presentándose ante nosotros una última caja cuadrada más pequeña y sin aristas con unos papelitos finos y señal de una flecha de color verde que indicaba el sentido de su apertura (fino el papel y fina además la forma en que está todo hecho, con un gusto exquisito). Abierta por fin, el reloj se alzaba majestuoso ante nosotros (un poco cursi me salió, lo siento).

Con toda esta parafernalia lo que pretendo es haceros partícipes que la presentación del producto nos infiere desde el principio que este dispositivo es diferente a cualquier smartwatch del mercado, al menos como lo ha tratado su fabricante, transmitiéndonos una calidad nunca antes vista (eso sin contar con la tecnología y materiales que lleva en su interior), pero claro todo esto se paga a precio de oro, vamos, a precio de Apple.

HARDWARE:

El modelo elegido por mí se compone de una caja de acero inoxidable de 42 milímetros (si tenéis una muñeca de al menos 15 centímetros de diámetro, el de 38 mm os resultará pequeño – esto no es cosecha mía sino de mis amigos de tuiter y telegram, @davichi75 y @fercuesta en su podcast Pasión Geek de tecnología, muy recomendable de escuchar por cierto, con pantalla táctil de cristal de zafiro (según Apple más resistente a golpes y rayones), así como una correa Milanesa trenzada que resulta extremadamente elegante, al menos para mi gusto.

Apple Watch watchface esfera cronógrafo

 

La pantalla del dispositivo es nítida y se vislumbra muy bien en interior todos sus elementos aunque debo disentir de mi compañero de tuiter @treki23 en su artículo, pues con el sol de lleno se logra ver a duras penas (quizás el sol que tenemos aquí en el sur no sea el mismo que en la capital del reino).

El reloj, para moverse por su interface y realizar las funciones designadas, se ayuda, aparte de su pantalla táctil, de dos únicos botones (esto resulta válido para cualquier modelo del dispositivo, ya sea Sport, Edition o simplemente Apple Watch). El primero, es una corona digital al estilo de las coronas de los relojes tradicionales y, el otro, justo abajo del primero y de forma rectangular, posee funciones para acceder al menú de amigos favoritos (presión leve) y presionándolo con más insistencia a aquél para apagar el dispositivo, acceder al modo ahorro de batería o bloquearlo.

Aparte de servir de desplazamiento por elementos de la pantalla, si se presiona levemente el botón salta a la pantalla de aplicaciones si te encuentras en el modo esfera de reloj o a la anterior aplicación utilizada, en otro caso. Con una presión más fuerte salta el asistente “Siri” (si, el reloj te escucha y tendrá la facultad de responder o crear desde cero mensajes de sms o mensajes al estilo Apple, llamar y recibir llamadas, crear recordatorios y alarmas, pedirle que te cree un evento en el calendario – no funciona, cómo es lógico, para eventos pasados-, y para cualquier cosa que se te ocurra – llamar a Kit, el coche fantástico, para que te recoja aún no está implementado -. Cómo se observa, un sólo botón resuelve muchas de las funciones del dispositivo, lo cual me resulta mágico ya que, además, es sumamente preciso.

Apple Watch esfera astronomía

En su interior posee igualmente tecnologías dignas de elogio como el Taptic Engine o el Force Touch y distintos sensores que son capaces de medir nuestro ritmo cardiaco, acelerómetro y demás. Hecho en falta la posibilidad de un GPS autónomo del iPhone para salir a hacer deporte sin necesidad de llevar consigo el móvil (según explica Apple si le damos inicialmente seguimiento con el móvil al principio, el reloj aprenderá de nuestra forma de correr para que así no sea necesario portar el móvil pero otra cosa será la mayor o menor precisión en la presentación de los datos estadísticos), probablemente lo implementen en posteriores versiones.

Me tenéis que creer si os cuento que el Taptic Engine (breve vibración que surge de dentro del reloj para avisarnos cuando se requiera y en palabras de Apple “ accionador lineal dentro del Apple Watch que produce una respuesta háptica”), es absolutamente mágico: da la sensación de que, literalmente, te están tocando la muñeca; es mucho más sutil que una vibración al uso de la que estamos acostumbrados – más íntima y poco intrusiva para las personas que en ese momento se encuentren en tu entorno, como pienso que debe ser-.

El Force Touch que actúa y reconoce la menor o mayor presión de nuestro dedo en la pantalla táctil, funciona para dotar al aparato de más posibilidades como menús ocultos, etc. Mi opinión al respecto del Force Touch no puede ser mejor a día de hoy, cosa que no me cabe duda que se engrandecerá sobre todo cuando, en un futuro cercano, los desarrolladores la implementen en mayor medida en sus aplicaciones.

Hablando de sus correas me parece una idea brillante de ganar dinero y de diferenciarse unos relojes de otros: de ganar dinero pues lo que su construcción podría costarle a Apple varios dólares lo convierten en cientos en un abrir o cerrar de ojos (en una pulsación de click de su tienda más bien) y, si hablamos de diferenciación, que mejor que tener correas de colores variados y materiales diversos, distintos para cada ocasión y al gusto de la personalidad de su fiel usuario.

De la batería del Apple Watch no debemos preocuparnos, dura al menos para día y medio de un uso bastante intensivo pero, claro está, será recomendable cargarlo todas las noches.

Esfera vitaminizada

Ya, para finalizar, os hablaré de mis impresiones sobre el diseño del dispositivo: esto, como se suele decir, es cuestión de gustos y lo que uno puede amar otro, en cambio, puede odiarlo hasta la muerte. Salvando la subjetividad que supone hablar de ello, me permito deciros que es cómodo a la mano, de peso muy ajustado y de líneas elegantes y bien pensadas pero, por encima de todas las cosas, resulta vistoso, muy vistoso diría yo. Si lo utilizas unos días te aseguro que no querrás dejarlo un minuto sin usarlo, y eso, amigos míos, es obra y gracia de la empresa que lo ideó como un voceto en un principio y que supo fabricarlo en masa hasta llegar a nuestro hogares.

SOFTWARE:

En este apartado me gustaría destacar por un lado las aplicaciones que vienen por defecto en el reloj y aquellas aplicaciones de terceros que se han adaptado al Apple Watch, con mayor o menor suerte, no sin antes aclarar que tanto unas como otras no son aplicaciones nativas salvo quizás la del reloj (esferas) o las de actividad que parecen que se encuentran instaladas en el dispositivo, lo cual influye bajo mi punto de vista en el rendimiento general de cada una de ellas, para finalizar hablaros de la interface de usuario y de la manera que tiene para relacionarnos con el reloj, así como unas conclusiones finales de dicho software.

Menú del Apple Watch

Para ello, que mejor que en primer lugar hablaros de las más importantes apps y mi opinión al respecto.

  • Aplicación Reloj: Dicha aplicación se compone de varias esferas, algunas con personalizaciones varias que consiguen ponerla al gusto de cada cual pero bajo mi punto de vista resultan escasas no permitiendo, a día de hoy, que terceros inventen para nosotros otras distintas de las que allí se contienen, lo cual resulta de todo punto insuficiente a mi modo de ver.

Resultan curiosas algunas cómo la del ratón Mickey (no es de mi gusto, lo confieso), o las de Astronomía o Solar. En ningún blog he visto que éstas últimas (Astronomía o Solar) pueden darnos información con la corona digital cómo si de una máquina del tiempo se tratara, para conocer cuando se pone el sol o cuando amanece, o también cuando se hace de noche en cada parte del planeta o el lugar de aquellos en la vía láctea; a partes iguales muy chulo e intranscendente en el día a día.

  • Aplicación Actividad: Resulta un acierto el tener este tipo de aplicaciones en el reloj pues son aquellas que utilizas todos los días. Se compone de tres anillos que miden las calorías consumidas, los minutos de ejercicio y las horas que nos encontramos de pié a través de los sensores de que dispone el aparato. Ya os digo que funciona muy bien, es muy atractiva en su concepción y recomendable si de lo que se trata es de estar sano y no puedo estar más contento con ella, un diez para Apple.

  • Aplicación Entreno: De esta app poco puedo decir ya que no me he llevado el reloj en mis entrenos de running ya que la correa de que dispongo en la actualidad no me permite correr con la suficiente comodidad (Oye Siri, recuérdame que compre a partir del 26 de junio una correa Sport color azul), pero según me cuentan funciona a la perfección, sobre todo si portas el móvil contigo.

  • Aplicación Teléfono y Mensajes: A través de ellas podrás acceder a toda su información pudiendo, si así lo deseas, llamar o comunicarte con cualquier persona de tu agenda de contactos utilizando Siri, que en este reloj funciona en la mayoría de los casos muy bien. Es una gozada comunicarte con algún amigo o familiar desde tu reloj y seguir la llamada o mensaje en tu móvil, es toda una experiencia.

Existe, cómo ya indiqué anteriormente, un atajo para comunicarnos a través del segundo botón físico, que nos direcciona hacia un menú de los contactos favoritos del teléfono hasta un número de doce que podremos configurar a nuestro gusto. Desde este lugar también podremos mandar emoticonos, pulsaciones de corazón e incluso dibujitos varios, penes incluidos (si nuestro receptor posee otro reloj de Apple).

  • Aplicación Mail: Desde esta aplicación podremos ver los email que nos llegan pero, a día de hoy, no lograremos contestarlos. En una futura revisión del sistema operativo (en otoño con watchOs 2.0), se ha confirmado que será operativo para ello.
  • Aplicación Cámara y Fotos: Aunque aún no la he usado, es una excelente idea conectar a través del reloj con tu cámara  trasera del iPhone (con la delantera no se puede) y hacer fotos de lo que quieras a voluntad.

  • Aplicación Mapas: Es una gozada que te indique cierta dirección sin necesidad de utilizar el móvil y sólo guiándome por la pantalla del reloj. Funciona muy bien pero al principio resulta lenta al abrirse, casi desespera.

  • Aplicación Música: Si posees un auricular bluetooth y sincronizada alguna lista de reproducción de tu móvil, es una gozada hacerlo desde el reloj sin intervención alguna del móvil. Funciona a las mil maravillas.

En cuanto a Fotos, la verdad sea dicha, prefiero verlas en mi móvil pero para gustos colores.

En cuanto a las aplicaciones de terceros os diré que suelo utilizar las siguientes:

  • Fantastical, para tener un control de los calendarios de nuestro iPhone. Funciona bien pero la primera vez que accedes a ella tarda una eternidad el abrirse, algo que resulta habitual en este tipo de aplicaciones de terceros.
  • Twitterrific, excelente aplicación para conocer las menciones, favoritos, retuiteos en la red de redes twitter, e incluso puedes contestar a tuits con la ayuda inestimable de Siri.

  • Stocard, para tener en la pantalla de tu reloj las tarjetas de fidelización que poseas. Ya la probé con la de BP y magnífico (la carita que se le quedó al operario de la gasolinera hubiese servido para ser líder de audiencia en Periscope).

  • Overcast, es muy sencillo acceder a su menú utilizando el Force Touch, me encanta, la pruebo todo el tiempo, siempre y cuando tengas unos auriculares conectados a tu móvil.

Ahora os hablaré un poquito de la interface de usuario del dispositivo que para una mayor comprensión la dividiré en los siguientes apartados:

  • Centro de notificaciones: Se haya deslizando de arriba a abajo en la pantalla del reloj. Bajo mi punto de vista se encuentra bien implementada aunque cuando se tienen muchas notificaciones resulta algo engorroso su lectura. Para una posible respuesta a ello, los ingenieros de Apple deben pensar y repensar de que manera puede evolucionar la plataforma WatchOs como para resolver en un espacio tan reducido muchas y muy variadas notificaciones, el tiempo lo dirá pero lo que es seguro, en mi opinión, es que resultará complicada hallar una respuesta satisfactoria.

Se me ha olvidado decir de que todas las notificaciones que lleguen al móvil se recibirán en el reloj (bueno, todas las que con nuestra configuración hayamos decidido que se reciban), hayan o no aplicaciones de las mismas para el Apple Watch. Os pondré un ejemplo y lo comprenderéis: Telegram o Whatsapp no poseen aplicación para el Watch y sin embargo se reciben las notificaciones que nos lleguen aunque, eso si, no pueden contestarse.

  • Glances o Vistazos: Deslizando por la pantalla de abajo a arriba se despliegan unas aplicaciones predeterminadas y fácilmente configurables. En ellas se ubican por defecto el estado de la batería, medición de la frecuencia cardiaca, la aplicación Actividad, el acceso a los controles de música y cualesquiera otros que le indiquemos en la configuración de la App “Apple Watch” del iPhone que permita este sistema. Ciertamente es interesante la idea pero bajo mi punto de vista no se ha implementado todo lo bien que requería pues en la mayoría de las ocasiones tienes que acudir a la aplicación propiamente dicha y no a una simple visión inicial.
  • Lugar o escritorio de las aplicaciones del Apple Watch: Se accede tocando el botón de la corona digital desde la esfera del reloj. Una vez allí se mueve fluido y sin lag aparente, pudiendo configurar el lugar dónde se muestran las aplicaciones a voluntad, ya sea en el mismo reloj o incluso en la App del móvil.

  • Siri: Yo a Siri lo vislumbro como un apartado más de la interface de usuario a la que se puede acceder desde cualquier posición presionando intensamente el botón de la corona digital. Ya he dicho, por activa y por pasiva, que funciona muy bien pero también puede resultar frustrante que lo que dictemos no sepa reconocerlo (a veces pasa sobre todo en vocablos ingleses que utilizamos a diario), lo cual no nos dejará otra posibilidad que hacerlo con el móvil con el consiguiente enfado del personal.

  • Amigos favoritos: Cómo ya he descrito, pulsando el botón rectangular debajo de la corona digital se accede al lugar de los amigos favoritos, doce en total, con los que poder interactuar llamándolos o mandándoles mensajes, emociones e incluso dibujos o tu pulsación de corazón, para el caso de que tu interlocutor posea un reloj como el tuyo. Debo decir que en este menú se quedó colgado en una ocasión mi reloj no teniendo más remedio que reiniciarlo para revivirlo, la primera y única vez que me sucedió tal cosa.

En definitiva, de todos estos apartados se compone la interface de usuario del reloj de Apple; al principio cuesta adaptarse pues no resulta en modo alguno intuitivo, requiriendo una curva de aprendizaje en la mayoría de los casos importante pero, una vez te haces con ella, es coser y cantar.

En conclusión, mi impresión del software del apple watch es que debe mejorar muy mucho para una experiencia satisfactoria y plena del dispositivo. Esta verde, eso lo reconozco, pero de lo que no estoy de acuerdo es de decir que es una beta pues no pienso que ese sea el problema. El software, bajo mi manera de ver las cosas, está francamente pensado por los ingenieros de Apple (vamos, que se han pasado miles de horas dándole al coco con este asunto, no me cabe duda) y debemos reconocer que en una pantalla tan pequeña resulta cuanto menos difícil y aparatoso dedicarle funciones por encima de sus posibilidades. Dicho esto, no me cabe duda de que con el tiempo mejorará y tendremos un aparatejo que resolverá por sí solo muchas tareas de nuestro día a día, demos tiempo al tiempo, aunque ciertamente, para el precio que cuesta, si es verdad que Apple debiera haberlo pulido y esmerado en su concepción más si cabe de lo que lo ha hecho.

 

CONCLUSIONES FINALES:

En el intento de ser objetivo y reconociendo que soy un acérrimo usuario de relojes, debo confesar que este dispositivo probablemente no sea para todo el mundo. Posee un hardware a la altura de los mejores del mercado, quizás el mejor de todos pero su software está algo verde y no le acompaña a igualdad de condiciones. Funciona en la mayoría de las ocasiones bien pero en otras interfiere muy mucho en la experiencia de usuario (lentitud a la hora de abrir aplicaciones de terceros, lags, bloqueos y reinicios, etc).

Opino que, al ser un problema de software, puede encauzarse mas pronto que tarde y la evolución que supondrá WatchOs 2.0 este otoño será (no me cabe duda) el espaldarazo definitivo de un dispositivo que puede hacer muchas cosas por nosotros en la actualidad y que hará muchas más en un futuro cercano con un poco más de tiempo.

Mi consejo, ya casi para finalizar, es que si disfrutáis de la tecnología punta, os gustan los relojes y el dinero no es un problema, podéis valorar una compra de este calibre. Ahora bien, si queréis hacer lo mismo que con vuestro iPhone y no podéis esperar a tenerlo más adelante, probablemente debáis esperar a disfrutarlo en la siguiente versión, ya sea en el 2016 o  en los próximos años, ya que el Apple Watch actual podría no colmar de lleno vuestras aspiraciones. En mi caso, con algunas salvedades, estoy encantado pues llevándolo en mi muñeca acabo casi por olvidarme que tengo el iPhone en mi bolsillo.

 

 

Compartir.