Desde hace algún tiempo, Advanced Micro Devices (AMD) ha tenido la mira puesta en el mercado de China para vender sus chips de inteligencia artificial. Sin embargo, se enfrenta a obstáculos significativos debido a las regulaciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos.

Restricciones sobre AMD en China

A diferencia de NVIDIA, que ha logrado vender chips en China con ciertas restricciones, AMD se encuentra actualmente bloqueada por las regulaciones de exportación estadounidenses. Washington exige que los chips de AMD estén aún más limitados en prestaciones antes de permitir su venta al gigante asiático.

AMD tenía planes para seguir los pasos de NVIDIA y vender chips capados en China. Sin embargo, se ha encontrado con la barrera de las regulaciones estadounidenses. La empresa necesita obtener una licencia de la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de EEUU para avanzar en su estrategia.

El control de exportaciones impuesto por Estados Unidos responde al temor de que China pueda utilizar estos chips para acelerar su desarrollo en inteligencia artificial, especialmente en áreas sensibles como la militar. Esta situación plantea desafíos importantes para AMD en su intento por expandirse en el mercado chino.

Perspectivas de AMD y desarrollos futuros

A pesar de los obstáculos actuales, AMD ha lanzado su nueva familia de chips MI300, con una versión específica para China. Sin embargo, aún no está claro cómo afectará este impedimento regulatorio a los planes de la empresa en el país asiático y si logrará llegar a acuerdos con empresas locales como Tencent o Baidu.

Mientras tanto, empresas chinas como Huawei están desarrollando sus propios chips especializados en inteligencia artificial, lo que plantea una competencia adicional para AMD. Además, la colaboración entre Huawei y SMIC señala el crecimiento de la industria de semiconductores en China, aunque también enfrenta desafíos propios.

Vía Fortune.