Antes de la adquisición de un dispositivo nos preguntamos qué necesitamos y qué características son las mejores para nuestras necesidades. Uno de los mejores dispositivos en 2019 es el Galaxy S10, y si necesitas que sea resistente al agua, éste es tu smartphone. Pero, ¿hasta cuánto podemos sumergirlo?

Cuando miramos las certificaciones referentes a la resistencia al polvo o al agua, existe una escala para determinar qué tan resiste es en estos dos aspectos, y tanto el Galaxy S10e, Galaxy S10 y Galaxy S10+ son resistentes al agua y al polvo con certificado IP68.

¿Son los Samsung Galaxy S10 y S10+ resistentes al agua?

La certificación IP68 afirma que podemos sumerguir el dispositivo hasta 1,5 metros bajo agua dulce durante un máximo de 30 minutos. Pasado este tiempo y esta profundidad, no está asegurado que no entre agua con la consecuente pérdida del terminal. Porque el agua y la tecnología no se llevan muy bien.

galaxy-s10-agua.pantalla

Además, desde la empresa coreana recomiendan que no lo utilicemos en playas, ya que la salinidad del mar es altamente corrosiva, ni en piscinas, ya que el cloro tampoco es un elemento recomendable para la electrónica. Samsung advierte que los daños causados por agua o polvo no están cubiertos por la garantía.

Por este motivo, aunque puedes utilizarlo y muchos usuarios lo hacen con tranquilidad sin miedo a que pueda ser un problema, no es recomendable el uso de dispositivos móviles debajo del agua. Puede que por cualquier caída o daño que haya recibido el terminal, el agua sea capaz de filtrarse.

¿Qué puedo hacer si entra agua en el dispositivo?

Todos conocemos que cuando se moja un componente eléctrico, no debemos encenderlo ya que puede causar un cortocircuito mientras se utiliza. Siempre es recomendable apagarlo cuando el agua se filtra al interior y los componentes internos correr riesgo.

Además, es recomendable llevar el terminal, en este caso el Galaxy S10, a un servicio técnico para que puedan aplicar un baño de ultrasonidos para eliminar el agua que pueda quedar en el interior. De esta manera, si existe oxidación de algún componente, la eliminaremos asegurando el correcto funcionamiento del mismo.

En definitiva, puedes sumerguir tu Galaxy S10 ya que es resistente al agua con certificación IP68. Pero debes tener presente que puede ocurrir que el agua se filtre al interior de manera sencilla si sufre de daños o sobrepasa la presión y tiempo recomendado por el fabricante. ¿Eres de los que se atreve a sumerguir el smartphone en cualquier líquido?

Show Full Content

Sobre el autor Ver Posts

Carlos Llorca García

Desde pequeño me ha gustado la tecnología, es una forma de vida que me gusta compartir con el mundo entero.

Anterior Facebook crea una herramienta de inteligencia artificial para combatir la pornografía
Siguiente Ya está aquí la nueva Thermomix TM6

Atrás
Cerrar
Cerrar