Hace ya algún tiempo tuve la suerte de encontrar en internet o, mejor dicho, en la red de redes twitter, un proyecto que se estaba financiando por crowdfunding, también llamado en castellano como micromecenazgo, que respondía al nombre de iStick. En esencia lo que te vendían era, con muy buenas palabras eso sí, que el iStick funcionaba igual que un pendrive al uso para utilizarlo con los iPhone, iPad o iPod touch, lo cual, francamente, sonaba sumamente interesante. (Se componía de una salida usb en un extremo y en el otro de un puerto Lightning con un diseño muy atractivo, resultando difícil resistirse a la tentación).

Presto y dispuesto y, siendo sincero, sin pensarlo mucho, me decidí a apoyar económicamente al proyecto haciéndome con el modelo space grey de 16 gigas (me serviría para ahorrar en presentes y futuros dispositivos Apple con su memoria interna que se paga a precio de oro, al menos era lo que pensaba al pulsar el click de financiar). Su éxito en Kickstarter, no hace falta que yo os lo diga, fue atronador consiguiendo el objetivo marcado por la empresa Hyper de una manera muy holgada, siendo generoso en el término, pues logró obtener la friolera y mareante cifra de algo más de un millón cien mil dólares USA.

Con la demora bastante habitual en la entrega en este tipo de crowdfunding me llegó a mi domicilio desde Los Ángeles (California), al fin, el 30 de diciembre pasado y resultó ser muy oportuno, todo hay que decirlo, pues me sirvió para pasarle a miembros de mi familia con iPad en ristre numerosos archivos de video qué, de otro modo, hubiera resultado más molesto y engorroso.

HARDWARE:

Perfectamente empaquetado en una cajita de plástico, además del brillante aparatejo se venía acompañado de un cable de alargue del puerto Lightning (práctico cuando las fundas que recubren los dispositivos de Apple no permitan su conexión), así como una fundita con la que poder llevarlo a todas partes en el llavero.

 

Después de varios días de uso con el dispositivo debo decir que en cuanto a hardware no tengo queja alguna del mismo, más bien todo lo contrario: es como un pendrive algo más voluminoso que los que se estilan hoy en día, lo cual lo compensa por su robustez y su bonito diseño.

SOFTWARE:

La cosa cambia un poco si de lo que se trata es de hablar de su software para su utilización. Os explico: cuando se conecta el iStick al puerto Lightning no sirve para nada salvo que se instale la aplicación del mismo nombre, (iStick) y es allí, una vez abierta, cuando el dispositivo despliega todo su potencial. A ver, no me entendáis mal, el programa cumple con perfección su cometido pero resulta feo y antiguo en apariencia, parecería una versión beta más que otra cosa; no hubiese resultado muy difícil hacer una aplicación al estilo de IOS 8, supongo que habrá que esperar algo de tiempo para verlo.

Abierta la app se despliegan en pantalla cuatro iconos y una ruedecita abajo del todo. El primero representa al iPad, iPhone o iPod touch, según sea en dónde se utilice, con el segundo se accede a la memoria del iStick, el tercero son los contactos para poder hacer copias de seguridad de los mismos y el cuarto y último sirve para interactuar con el carrete de fotos. Al pinchar la ruedecita aparecen las instrucciones de uso, el soporte, la versión de firmware y, por último, una opción para reporte de bugs.

El funcionamiento es sencillo e intentaré explicarlo mediante un ejemplo: imaginemos que deseamos trasladar un archivo de video a un iPad cualquiera, lo primero que deberemos hacer será enchufar el iStick al ordenador dónde radica el archivo en cuestión y trasladarlo a la flash de éste (actúa como un pendrive o memoria externa). Una vez allí se saca de manera segura del puerto usb del ordenador y, a su vez, se introduce en ese iPad abriendo la app del mismo nombre. Dentro de ella deberemos pinchar en el icono llamado iStick y pinchar en editar (arriba a la derecha) para seleccionar el archivo. Una vez seleccionado, tenemos tres opciones: copiarlo a una carpeta previamente determinada o creada por nosotros en la app del iPad, o trasladarlo a esa carpeta en cuestión borrando el archivo del iStick, o finalmente borrarlo definitivamente.

Como lo que queremos es copiarlo pues pinchamos en esa opción y se descargará en el iPad (tarda bastante tiempo si el archivo es pesado). Una vez descargado totalmente, para hacer uso de él tendremos que ir al icono iPad del programita iStick y una vez dentro pinchar en el archivo, desplegándose un reproductor para verlo (no se descargará en la aplicación de video del iPad ni en ninguna otra como VLC o Infuse que tengamos; sería maravilloso que la aplicación tuviera un sistema de archivos y poseer la capacidad de alojarlos dónde uno elija pero ya sabemos que la cerrazón de Apple y su sistema operativo IOS nunca lo consentiría en pro de su seguridad y chorradas del estilo).

El ejemplo anterior valdría para cualquier otro archivo incluso fotos, tanto las que estén en el ordenador y se desean pasar al dispositivo como en sentido contrario, lo cual resulta a todas luces fascinante

.

Un punto negativo para el software y que arruina su experiencia de uso es el fallo consistente en la asincronía de audio que acontece al reproducir un vídeo cuando se desea ir hacia delante en la barra de tiempo del mismo, o sea la voz va para un lado y el video por otro, debiéndose empezar desde el principio para verlo, esta vez, sin fallos. Opino que esto podrá ser rectificado en próximas versiones del programa, al menos eso espero.

CONCLUSIÓN:

En conclusión y ya para finalizar, diría sin temor a equivocarme que es un excelente producto realizado con materiales resistentes y un diseño a la altura de los que podría firmar Johny Ive en momentos de inspiración (llamarme exagerado), pero con un software muy mejorable que estropea la opinión positiva que inicialmente podamos tener del dispositivo. ¿Merece la pena su compra?, a esa pregunta es díficil contestar sin equivocarme, cada cual puede tener una pensamiento sobre ello, legítimo a todas luces, aunque si esa pregunta va dirigida a mí persona debo reconocer que en mi caso si que merece la pena y mucho

Show Full Content
Anterior Google Cast for audio
Siguiente Cancelado el lanzamiento de PS4 en China

Atrás
Cerrar
Cerrar