El tiempo en órbita del telescopio Hubble cada día decae más producto del arrastre de gravedad atmosférica. Por tanto, la NASA en colaboración con SpaceX planean estudiar la posibilidad de impulsar a Hubble a una órbita más alta, hecho que extendería su vida útil.

Hubble podría volver a órbita gracias a la NASA y SpaceX

La agencia espacial norteamericana decidió firmar un acuerdo con SpaceX para reactivar el funcionamiento del antiguo telescopio Hubble. La idea de aumentar la vida útil de Hubble surgió a partir de una iniciativa de la compañía de Elon Musk hace un par de meses como parte del programa de viajes aeroespaciales tripulados Polaris.

NASA y SpaceX podrían usar la nave Dragon para elevar a Hubble.

La misión de esta nueva alianza de la NASA es estudiar la posibilidad de emplear la cápsula espacial Dragon de SpaceX para impulsar a Hubble a una órbita más alta. Según The New York Times, la agencia espacial aclaró que por el momento no planean gastar varios millones de dólares en reactivar Hubble.

Hasta el momento, el proyecto de restaurar la órbita de Hubble continuará siendo un plan en escrutinio sin una conclusión clara. De hecho, la NASA no firmó un acuerdo exclusivo con SpaceX, por lo que otras empresas aeroespaciales podrían adelantarse y hacer nuevas propuestas con un mejor pronóstico. En este sentido, la reciente asociación se trata de estudiar posibilidades.

SpaceX

"Lo que queremos hacer es ampliar los límites de la tecnología actual. Queremos mostrar cómo utilizamos las asociaciones comerciales, así como las asociaciones público-privadas, para resolver de manera creativa desafíos y misiones de problemas complejos como el mantenimiento del Hubble".

Jessica Jensen, Vicepresidenta de operaciones de clientes de SpaceX.

Se espera que los ingenieros y equipos técnicos de la NASA pasen seis meses extrayendo y analizando todos los datos necesarios para la posible incursión, incluyendo el estado de Hubble y de la nave Dragon de SpaceX. De esta forma, se trazarán los posibles planes de acoplamiento y elevación orbitaria del telescopio estelar.

Este acuerdo espacial para expandir el funcionamiento del telescopio de 32 años podría abrir una nueva era de misiones espaciales. En este sentido, la tecnología en estudio por la NASA y SpaceX no solo podría aplicarse a Hubble, sino también a otras naves espaciales en órbita próxima a nuestro planeta.

Vía Engadget