La eterna pregunta, ¿compro Android o iPhone?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Muchas personas, al conocer mi profesión, me hacen la eterna pregunta: “oye, tú que entiendes de esto ¿es mejor Android o iPhone?”

 

Hace muchos años mi respuesta era rápida: “¡Android!”. Y la siguiente pregunta inmediata: ¿por qué? A lo que respondía con algo que, hoy en día, ya sabéis la mayoría: “Android es un sistema abierto, permite una mejor personalización de pantalla de inicio y de tonos de llamada, hay más aplicaciones gratis…”.

apple candado

Pero a día de hoy mi respuesta es muy distinta: “depende de la persona, no hay un sistema mejor que otro, hay usuarios con distintas necesidades que cubrir”. Suena muy comercial quizás, pero precisamente por mis años dedicados a las ventas y el asesoramiento, es algo que he asumido y comprobado.

 

Hay gente que compra sus móviles condicionados por el presupuesto, lo que les aleja de un iPhone y de los gama alta con Android. Otros lo compran simplemente por moda o porque ven un modelo más anunciado que otro. Algunos se dejan aconsejar por los vendedores (que en muchos casos no son profesionales del sector y lo único que intentan es alcanzar sus objetivos sin importar las necesidades del cliente ante el que se encuentran). Los más “geek” saben lo que quieren y lo que necesitan, pasando horas de análisis en webs y visualizando vídeos de YouTube antes de decidirse por un modelo o por otro, aunque cada vez más medios están influenciados por las marcas.

android

Muchas veces los compradores se dejan llevar por los números o por ciertas especificaciones que destacan sobre otros Smartphones (o que la marca hace destacar en su publicidad). Esto es un error ya que, probablemente, ensalzar ciertas especificaciones lleve a esconder algunas carencias. Se compran móviles Android con pantallas 2k que montan baterías de risa, con cámaras de mucha resolución que montan lentes de baja calidad, con procesadores muy potentes y memoria RAM y de almacenamiento insuficientes. Con el iPhone esto no puede pasar, sabemos todo lo que tiene y cómo funciona en conjunto, no hay lugar a error. Pero sí se equivocan muchos compradores al decir “me compro un iPhone porque es el mejor” y son usuarios que consumen llamadas, mensajería y nada más. Evidentemente tienen Smartphone de sobra, pero es (como yo digo siempre) como comprarse un Ferrari para ir al Carrefour a hacer la compra.

 

¿Cómo elegimos entonces un Smartphone? Es fácil, sólo hay que hacer una lista con lo que más valoramos de un móvil y, en base a ello, empezar a descartar algunos modelos. Veamos algunas de las cuestiones que debemos plantearnos:

 

img_7789-4.jpeg

 

  1. Presupuesto: máximo que estamos dispuestos a pagar.
  2. Duración de batería: cuánto queremos que nos dure y qué uso le damos al Smartphone. Cuanto más consumo de contenido multimedia hagamos, mayor debe ser la batería para que nos alcance el día entero.
  3. Tamaño y peso: ¿nos importa que sea muy grande, grueso y pesado? ¿Necesitamos llevarlo en el bolsillo? Es muy importante a la hora de elegir tamaño de pantalla y suele estar estrechamente ligado al punto anterior de la batería.
  4. Cámara: hago fotos profesionales o semi profesionales y quiero imprimirlas, o bien voy a dejar mi álbum de fotos en el propio móvil o sólo las pasaré al pc. No todos necesitan un cámara de 20MP.
  5. Almacenamiento: qué cantidad de datos voy a almacenar en el Smartphone. Según mi experiencia, a día de hoy, 16GB ya se quedan escasos.

 

Estos cinco aspectos son básicos a la hora de empezar a elegir un nuevo Smartphone, sin tener por qué seguir ese orden de prioridad. Posteriormente a estos puntos, ya pasaríamos a mirar otras cuestiones técnicas:

 

  1. Procesador: según el uso que vayamos a darle al móvil, necesitamos más potencia. Por ejemplo si jugamos mucho o si usamos herramientas de foto o vídeo.
  2. Pantalla: si consumimos mucho contenido multimedia o no, elegiríamos entre distintas tecnología y resoluciones.
  3. Audio: al igual que en el punto anterior, es importante conocer la calidad y el volumen del audio y también la ubicación del altavoz o altavoces.

 

Una vez elegidas todas estas características, tendremos una lista bastante reducida de opciones y pasamos al último (no por ello menos importante) punto: el diseño y el acabado. Cada vez más Smartphones tienen un acabado unibody metálico, que los haces más llamativos y los dota de un mejor tacto a la mano. Pero también hay muchos con acabado en policarbonato (lo que abarata su precio), que tienen muy buena calidad. En este aspecto, haciendo uso de la clásica frase, para gustos los colores.

 

google-project-ara-small-medium

 

Si aún te queda alguna duda a la hora de elegir un nuevo Smartphone, estaré encantado de ayudarte. Consúltanos en las redes sociales @viatea y @misanchelo.

 

Feliz compra

Compartir.